Sentencia nº 00006 de Sala 2ª de la Corte Suprema de Justicia, de 29 de Agosto de 1980

PonenteAlfredo Cob Jiménez
Fecha de Resolución29 de Agosto de 1980
EmisorSala Segunda de la Corte Suprema de Justicia
Número de Referencia80-000006-0005-LA
TipoSentencia de fondo
Clase de AsuntoProceso ordinario

SALA SEGUNDA DE LA CORTE SUPREMA DE JUSTICIA.-

S.J., a las quince horasveinticinco minutos del veintinueve de agosto de mil novecientos ochenta.

Juicio ordinario establecido en el Juzgado Tercero de Trabajo de esta ciudad, por M. R.G., contra EL ESTADO, representado por el Procurador de Trabajo L. F.M. Soto.Ambos mayores,casados, abogados y vecinos de aquí.

RESULTANDO:...

R. elM.C.; y,

CONSIDERANDO:

I.-

Que en la solución de este juicio no hay motivo para acudir a las reglas de la Ley General de la Administración Pública (Ley N 6227 de 2 de mayo de 1978).En principio, la jurisdicción de trabajo no está subordinada a ninguna otra rama del derecho, y sólo es dable acudir a otras fuentes legales en ausencia de normas que regulen el caso.

II.-

Que el actor licenciado R.G. presentó su reclamo administrativo para el pago de prestaciones el día 16 de abril de 1979, lo amplió el 19 de ese mes, y le fue acogido parcialmente por acuerdo del Ministerio de Relaciones Exteriores N 18 de once horas del 25 de abril de 1979 publicada en la Gaceta del día 28 de mayo siguiente, pero sin que este acuerdo fuera notificado al actor en el lugar que designó para sus notificaciones.

III.-

Que como el licenciado R. presentó esta demanda, en la vía judicial, el 26 de julio del año próximo pasado, pretendiendo el pago de lo que no le reconoció el Estado, su acción en esta vía se encuentra prescrita; porque en obsequio al dinamismo y rapidez con que deben promoverse y ventilarse las acciones de carácter laboral, y en atención a la naturaleza misma del procedimiento que rige esta clase de asuntos, el término de prescripción de dos meses a que se refiere el artículo 604 del Código de la materia, en juicio contra el Estado, comienza a correr una vez que esté agotada la vía administrativa, "la que se entenderá agotada cuando han transcurrido más de quince días hábiles desde la fecha de la presentación del reclamo sin que los organismos correspondientes hayan dictado resolución firme" (artículo 395, inciso a, ibídem).Dicho término comienza a correr independientemente de que el ente estatal se pronuncie antes o después de transcurrido el período de quince días; y si se pronunció sin haber concluido ese lapso y el pronunciamiento no se notificó al interesado-como ocurrió en este caso-el llamado silencio administrativo siempre opera; y si es que el interesado había señalado lugar para notificaciones al formular las diligencias administrativas y no recibió ninguna dentro de ese mismo corto lapso, con más razón debe aceptarse la bondad del anterior criterio, puesto que el trabajador queda en libertad para acudir de inmediato ante las autoridades judiciales a hacer valer sus derechos.

IV.-

Que estando prescrita la acción se omite todo análisis sobre el fondo del asunto, y el fallo apelado, que así lo declara, debe confirmarse.

POR TANTO:

Se confirma el fallo del Tribunal Superior de Trabajo.

Juan Jacobo Luis

Miguel Blanco QuirósGerman Fernández Herrera

Alfredo Cob JiménezAlvaro Carvajal Lizano

Marcelina Zeledón C.

SecretariaMRRG