Sentencia nº 01134 de Sala 3ª de la Corte Suprema de Justicia, de 20 de Noviembre de 1998

PonenteAlfonso Chaves Ramírez
Fecha de Resolución20 de Noviembre de 1998
EmisorSala Tercera de la Corte Suprema de Justicia
Número de Referencia94-000236-0023-PE
TipoSentencia de fondo
Clase de AsuntoRecurso de casación

Exp: 94-000236-023-PE.

Res: 001134-98

SALA TERCERA DE LA CORTE SUPREMA DE JUSTICIA. S.J., a las diez horas con treinta y cinco minutos del veinte de noviembre de mil novecientos noventa y ocho.-

Recurso de casación interpuesto en la presente causa seguida contra TRILBY MARÍA WASHINTON CUMMINGS, mayor, divorciada, vecina de San José, cédula de identidad número 0-000-000; M.C.U.R., mayor, divorciada, vecina de San José, cédula de identidad número 0-000-000; E.C.C., mayor, divorciado, vecino de H., cédula de identidad número 0-000-000; B.B.B., mayor, casado, vecino de San José, cédula de identidad número 0-000-000; y V.R.S.C., mayor, soltero, vecino de San José, cédula de identidad número 0-000-000; por el delito de ESTAFA MEDIANTE FALSIFICACIÓN DE DOCUMENTO AUTÉNTICO, USO DE DOCUMENTO FALSO Y FALSEDAD IDEOLÓGICA, en perjuicio de JEFFREY LEN SUN KOO YUN Y ORI IZRAEL BRASTHANTAIN. Intervienen en la decisión del recurso los Magistrados D.G.A., P.; J.A.R.Q., M.A.H.V., A.C.R. y R.C.M.. También intervienen los licenciados R.G.S., W.G.M., E.M.S., F.C.M., y como co-defensor el licenciado F.C. y M.M.S., como defensores particulares de los imputados y el representante del Ministerio Público.-

RESULTANDO:

  1. - Que mediante sentencia dictada a las dieciséis horas con treinta minutos del catorce de mayo de mil novecientos noventa y ocho el Tribunal Penal de Juicios del Primer Circuito Judicial de San José , resolvió: "POR TANTO: De conformidad con lo expuesto, normas legales citadas, además artículos 39 de la Constitución Política, 1, 9, 11, 392, 393, 395, 396, 398, 399 y 544 del Código de Procedimientos Penales; 1, 30, 216, 357, 358 y 363 del Código Penal. Se ABSUELVE DE TODA PENA Y RESPONSABILIDAD a T.M.W.C., V.R.S.C., ELY CHAVES CAMACHO, B.B.B. y M.C.U. ROJAS de los delitos de ESTAFA MEDIANTE FASIFICACION DE DOCUMENTO AUTENTICO, USO DE DOCUMENTO FALSO Y FALSEDAD IDEOLOGICA que se les ha venido atribuyendo, cometido en perjuicio de JEFFREY LEN SUN KOO YUN y ORI IZRAEL BRASTHANTAIN. Sin especial condenatoria en costas. Se declara sin lugar la Acción Civil Resarcitoria incoada por JEFFREY LEN SONG KOO YUN contra los aquí demandados civilesTRILBY MARÍA WASHINGTON CUMMINGS, M.C.U. ROJAS Y AL GRUPO UVA DE COSTA RICA. Se resuelve dicha acción sin especial condenatoria en costas por haber existido mérito para litigar. FS. LIC. M.E.S. FLORES LIC. LINDA CASAS ZAMORA LIC. V.M.B..(Sic)

  2. - Que contra el anterior pronunciamiento el licenciado J.J.B., interpuso recurso de casación. En su primer aspecto por la forma acusa el quebranto de los numerales 106, 393 y 400 inciso 4 del Código Penal, por falta de fundamentación y violación a las reglas de la sana crítica. Solicita se case la sentencia y se ordene el reenvío para una nueva sustanciación.-

  3. - Que verificada la deliberación respectiva la Sala entró a conocer del recurso.-

  4. - Que en los procedimientos se han observado las prescripciones legales pertinentes.-

INFORMA EL MAGISTRADO C.R.; y,

CONSIDERANDO:

  1. Recurso por la forma. Como primer agravio del recurso por vicios in procedendo interpuesto por el Lic. J.J.B., apoderado especial judicial del actor civil J.L.S.K.Y., se acusa la inobservancia de los artículos 106, 393 y 400 inciso 4 del Código de Procedimientos Penales de 1973, 103 y 106 del Código Penal, por falta de fundamentación y violación a las reglas de la sana crítica, porque el tribunal de mérito no analizó correctamente los abundantes elementos de prueba de valor decisivo que permiten considerar que los imputados involucrados en estos hechos tienen vínculos entre sí, que se trata de una organización delictiva donde los miembros se entrecruzan para despojar ilícitamente de sus propiedades a los ofendidos, pues se cuenta, por ejemplo, con indicios claros, tales como que los traspasos se hicieron en un mismo día y que siendo los quince lotes de su representado sumamente valiosos, estos fueron adquiridos por personas que no son solventes. Por otra parte el recurrente ha hecho notar que la supuesta existencia de un sujeto oriental que suplantó al ofendido J.L.S.K.Y., engañando así a la notaria Washington y a los supuestos adquirentes, no es una excusa convincente, máxime si se considera que la Licda. Washington acusa un juzgamiento por los delitos de Falsedad ideológica en concurso ideal con Uso de documento falso (cfr. certificación de juzgamientos de folio 787). Además se reprocha la falta de fundamentación respecto al rechazo de la acción civil resarcitoria, que así se dispuso solamente porque los demandados fueron absueltos penalmente.- Consideran los suscritos Magistrados que el reclamo es de recibo, criterio que incluso ha compartido expresamente el representante del Ministerio Público (cfr. memorial de folios 898 a 899, aunque no impugnó por su cuenta la sentencia, ni se adhirió siquiera al recurso interpuesto). En la resolución impugnada -respecto a la causa en que figura como ofendido y actor civil el señor J.L.S.K.Y.-, se absuelve de responsabilidad penal a los encartados, por aplicación del principio in dubio pro reo, porque el Tribunal de mérito ...no adquirió la certeza necesaria de que los acusados Trilby Washington Cummins, V.S.C., M.C.U.R., E.C.C., actuaran en forma dolosa...» (folios 840 a 841). Mas lo cierto es que se echa de menos en el fallo una motivación adecuada para justificar la existencia de una duda razonable en favor de los encartados. La fundamentación de la sentencia no puede reducirse simplemente a señalar como aceptable la versión de que un sujeto oriental se hiciera pasar por el ofendido J.L.S.K.Y., engañando a los encartados, ya que tal excusa debió confrontarse con los elementos de prueba que confirman la acusación formulada, particularmente a indicios tales como que, por ejemplo, en las dos causas acumuladas se involucran los nombres de T.W.C. y de V.R.S.C., lo cual no cabe estimar de ordinaria coincidencia, puesto que, por el contrario, las reglas de la experiencia indican que es extraordinario o inusual que los nombres de dos personas coincidan por mera casualidad en dos hechos fraudulentos, contra diferentes sujetos, pero de tantas características semejantes en cuanto al objeto y modo de proceder delictivo, razón por la cual, esa supuesta "casualidad" debió necesariamente ser considerada y explicada por el juzgador, para poder así hacer verosímil y racionalmente probable la existencia de una duda sobre los hechos -como la enunciada en sentencia- que pudiera favorecer a los encartados. A lo anterior debe agregarse que la absolutoria respecto de la acción penal no implica necesariamente la absolución por la acción civil ejercida en el proceso penal, tanto es así que, conforme a los artículos 11 y 398 del Código de Procedimientos Penales (de 1973), la absolución del acusado no impedirá que el Tribunal de juicio se pronuncie sobre la acción civil en la sentencia penal, la cual ordenará, cuando fuere el caso -entre otras cosas- la restitución, indemnización o reparación demandada. Por otra parte, si en el razonamiento enunciado por el Tribunal a quo se admite, de manera tácita, que se está en presencia de una falsedad instrumental, no se entiende por qué se omitió entonces declarar expresamente tal falsedad para ordenar -como lo prescribe el artículo 539 del Código de Procedimientos Penales- la reconstrución, supresión o reforma de los instrumentos públicos correspondientes. Por las razones indicadas se declara con lugar el primer reclamo del recurso por la forma, se anula parcialmente la sentencia, únicamente respecto a la causa seguida contra T.W.C., V.R.S.C., M.C.U.R. y E.C.C., en perjuicio de J.L.S.K.Y., y se ordena el reenvío al competente para su nueva sustanciación. El resto de la sentencia se mantiene incólume, esto es, todo lo relativo a la causa en que figura como ofendido O.I.B.. Esto así, porque -como lo hace ver el Lic. F.C.M., defensor del coimputado B.B.B.- la sentencia impugnada resolvió dos causas distintas y la causa en la que se le había imputado participación a su representado no guarda interés alguno para el único recurrente y actor civil J.L.S.K.Y., motivo por el cual la sentencia absolutoria dictada por el a quo respecto a los hechos cometidos en perjuicio de O.I.B. ha de quedar firme (cfr. memorial de folio 892), lo cual es correcto, ya que -según la ley- el actor civil podrá recurrir de las resoluciones sólo en lo concerniente a la acción por él interpuesta (artículo 450 del Código de Procedimientos Penales).

POR TANTO:

Se declara con lugar el primer reclamo del recurso por la forma, se anula parcialmente la sentencia, únicamente respecto a la causa seguida contra T.W.C., V.R.S.C., M.C.U.R. y E.C.C., en perjuicio de J.L.S.K.Y., y se ordena el reenvío al competente para su nueva sustanciación. El resto de la sentencia se mantiene incólume.

Daniel González A.

Jesús A. Ramírez Q. Mario A. Houed V.

Alfonso Chaves R. Rodrigo Castro M.

dig.imp.ocs/.-

Exp. N° 671-4-98

??

VLEX utiliza cookies de inicio de sesión para aportarte una mejor experiencia de navegación. Si haces click en 'Aceptar' o continúas navegando por esta web consideramos que aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR