Sentencia nº 18894 de Sala Constitucional de la Corte Suprema de Justicia, de 19 de Diciembre de 2008

Ponente:Ernesto Jinesta Lobo
Fecha de Resolución:19 de Diciembre de 2008
Emisor:Sala Constitucional de la Corte Suprema de Justicia
Número de Referencia:08-007961-0007-CO
Tipo:Sentencia de fondo
Clase de Asunto:Recurso de amparo
 
CONTENIDO

Exp:08-007961-0007-CO

Res. Nº2008018894

SALA CONSTITUCIONAL DE LA CORTE SUPREMA DE JUSTICIA. San José, a las trece horas y cuarenta y cuatro minutos del diecinueve de diciembre del dos mil ocho.

Recurso de amparo interpuesto porGLENORLEE TAYLOR MARTÍNEZ, cédula de identidad Nº 07-061-0351, contra la MUNICIPALIDAD DE POCOCÍ yotros.

RESULTANDO:

1.-

Por escrito recibido en la Secretaría de la Sala a las 14:02 horas del 27 de mayo del 2008 (visible a folios 1-4), el recurrente interpuso recurso de amparo contra el MINISTERIO DEL AMBIENTE Y ENERGÍA, la MUNICIPALIDAD DE POCOCÍ, la JUNTA DE ADMINISTRACIÓN PORTUARIA Y DE DESARROLLO ECONÓMICO DE LA VERTIENTE ATLÁNTICA y el INSTITUTO COSTARRICENSE DE ELECTRICIDAD. Manifestó que por acuerdo Nº 746-1, tomado en la sesión extraordinaria Nº 34 del 12 de mayo del 2008, el Concejo Municipal recurrido otorgó el visto bueno para que “la maquinaria de JAPDEVA continúe trabajando en el camino Caño Negro en conjunto con la maquinaria de la Municipalidad de Pococí. Dicho trabajo se realiza hasta el limite [sic] con el parque y en coordinación con personeros del MINAE”. Señaló que la Municipalidad ha venido insistiendo, desde hace muchos años, en la apertura de la carretera Cariari-Tortuguero, propiamente en el sector que comunica a las comunidades de Palacios y Laguna de Caño Chiquero, sin que al efecto se cuente con estudios para la realización de ese proyecto. Indicó que la citada Corporación Municipal ha aprovechado la ocasión, que el Instituto Costarricense de Electricidad ha iniciado el cableado de fibra óptica en la zona, pasando por él área de parque, para ingresar maquinaria pesada y reiniciar el camino antes señalado, todo para consolidar a su juicio en forma solapada el acceso como una situación de hecho, ignorando con ello los efectos que podría tener en el ambiente y un potencial deterioro y desequilibrio ecológico, que daría como resultado la desaparición de muchas especies protegidas. Refirió que de llegar a darse ese cometido, implicaría el ingreso al área de autobuses, el traslado de comerciantes, entre ellos, bares, restaurantes, sodas, talleres, tiendas, centro de lubricantes, etc., lo que daría como resultado —amén de beneficiar a los poseedores en precario de la zona— la amenaza latente tanto de desechos sólidos y líquidos, que a la postre terminaría vertiéndose o filtrándose en la laguna de Tortuguero o Caño Chiquero, provocando daños de difícil reparación. Agregó que las actuaciones conjuntas de las autoridades recurridas en utilizar maquinaria para abrir, reabrir o continuar la carretera que comunica a Cariari-Laguna de Tortuguero, como un acceso más a la zona, constituyen una flagrante violación a los derechos fundamentales y al derecho constitucional de todo ciudadano de disfrutar de un ambiente sano y ecológicamente equilibrado, pues para esto, los accionados provocarán una alteración ecológica de grandes dimensiones, no solo por incursionar en el área del Parque Nacional de Tortuguero, sino por las consecuencias irreparables que esto provocaría. Solicitó que se declare con lugar el recurso.

2.-

Por resolución de las 10:07 horas del 29 de mayo del 2008 (folios 6-8), se le dio curso al proceso y se solicitó el informe a las partes recurridas.

3.-

Informó bajo juramento, ALVARO RODRÍGUEZ GUTIÉRREZ, en su condición de PRESIDENTE DEL CONSEJO DE ADMINISTRACIÓN DE LA JUNTA ADMINISTRATIVA PORTUARIA Y DE DESARROLLO ECONOMICO DE LA VERTIENTE ATLANTICA- JAPDEVA (folios 19-21). Manifestó que los trabajos que estaba realizando la maquinaria de esta institución no son en la localidad de Caño Negro, sino que el trabajo se realiza en el sector de Pavona al Río la Suerte, el cual consta de un lastreo de un kilómetro doscientos metros, coadyuvando con Municipalidad de Pococí. Indicó que no hay ninguna actuación en conjunto con la Municipalidad del lugar para abrir o reabrir una carretera que vaya hasta la comunidad de Cariari y la Laguna del Tortuguero. Sin embargo sí han estado trabajando con la Municipalidad de Pococí en la colaboración de bacheos y en un camino de Palacios Caño Chiquero. Señaló que por ciertas dudas, sobre si se estaba trabajando sobre otro territorio, se coordinó una sesión extraordinaria con la municipalidad, la cual solicitó lastrear hasta los límites del parque. En dicha sesión se nombro una comisión formada por personeros del Área de Conservación de Tortuguero. En fecha 14 de mayo del 2008, se hizo presente la comisión nombrada por la municipalidad para la verificación e instalación de un mojón que identifique el límite actual del Parque Nacional de Tortuguero, asimismo se estableció una referencia de 500 metros antes de la llegada al mojón del parque, con el fin de marcar el límite hasta donde llegaría la colocación de lastre. Manifestó que la Junta Administración Portuaria de la Vertiente Atlántica, no se estaría prestando a la realización de caminos que desmejoren el medio ambiente. Solicito se declare sin lugar el presente recurso.

4.-

Informó bajo juramento, ROBERTO DOBLES MORA, en su condición de MINISTRO DE AMBIENTE Y ENERGIA (folios 22-26). Manifestó que, desde al año 1995, el Área de Conservación de Tortuguero y la Municipalidad de Pococí han tenido varias reuniones con el fin de analizar la situación de la construcción de la carretera que pasa cerca del Parque Tortuguero, sin que a la fecha hayan puesto fin a dicha situación. Indicó que, recientemente, funcionarios del Parque Nacional Tortuguero, han recibido denuncias de la intención de algunas personas, vecinas de Palacios Pococí, de ingresar por la Trocha dentro del Parque Nacional, fomentados principalmente por el mejoramiento a la carretera que termina en el límite del Parque. En fecha 13 de marzo del 2008, se realizó una inspección y se observó una niveladora sin personal propiedad de la Municipalidad y un vehículo, ambos a un kilómetro del límite del Parque Nacional Tortuguero. Manifestó que es cierto lo indicado por la recurrente que la habilitación de dicho camino, es una forma solapada de consolidar el acceso, haciendo incurrir a las personas en actos ilícitos, al hacerlos creer que hay un camino público que prontamente se habilitará, sin tomar en cuenta el deterioro del ecosistema. Señaló que las actuaciones de las instituciones recurridas constituyen una violación a los derechos establecidos en el artículo 50 de la Constitución Política. La situación indicada por la recurrente ya fue debidamente expuesta al Consejo Nacional de Áreas de Conservación, por parte del suscrito y por parte del presidente del Consejo Regional del Área de Conservación Tortuguero, para que se investigue la situación a través de la Contraloría General de la República, para lo cual en la sesión extraordinaria del CONAC, el día 26 de mayo del 2008, este órgano tomó el acuerdo para referir el caso a la Contraloría General de la República. Indicó que, en virtud de las potestades de fiscalización y control sobre el Sistema Nacional de Áreas de Conservación, aun y cuando este es un órgano desconcentrado en grado máximo, ha requerido al Área de Conservación preparar un estudio de la problemática planteada, donde se determine la procedencia de acciones legales, e interponga las procedentes. Solicitó se declare sin lugar el recurso planteado, en lo que se refiere al Ministerio de Ambiente y Energía.

5.-

Informó bajo juramento, GIOVANNI BONILLA GOLDONI, en su condición de APODERADO GENERAL JUDICIAL SIN LIMITACIÓN DE SUMA DEL INSTITUTO COSTARRICENSE DE ELECTRICIDAD (folios 36- 42). Manifestó que los tendidos de fibra óptica y demás sistemas de telecomunicaciones son absolutamente necesarios para el desarrollo de un servicio público y todas estas modalidades están enmarcadas dentro de la normativa constitucional y legal. Señaló que la obra mencionada por el recurrente se denomina “Cable Primario Óptico 7739-03 IMAP COLONIA CARIARI” se realiza para satisfacer las necesidades de servicios de telecomunicaciones de banda ancha de los ciudadanos de la zona de Tortuguero. Además de los servicios de telefonía convencional, que brinda el servicio de banda ancha, permite transmisión de datos de mediana y alta capacidad, requerida para servicios como internet y video. No solo se benefician los ciudadanos, sino que en la zona se encuentran una cantidad importante de hoteles que atienden miles de turistas cada año. La ruta de fibra óptica, para la zona efectivamente atraviesa el Parque Nacional Tortuguero, aproximadamente de un trayecto de 500 metros de tendido de cable, dicha trayecto, servidumbre y postería, ya estaba siendo utilizada por una línea de transmisión eléctrica existente desde hace 22 años. La utilización de la postería existente se realizó para evitar el impacto de trasladar e instalar nuevos postes dentro del parque. Dicha decisión tuvo la consecuencia de aplicar una técnica de instalación diferente, debido a las difíciles condiciones de la servidumbre se utilizó un tractor agrícola para el proceso de traslado de los materiales, equipos y herramientas necesarios, el cual fue utilizado única y exclusivamente para el fin señalado y no tuvo ninguna relación con posibles reparaciones, ampliaciones o modificaciones de la trocha en cuestión. Asimismo el traslado de materiales se realizó de forma manual, para evitar posibles impactos. Solicitó se declare sin lugar el presente recurso.

6.-

Informaron bajo juramento, ENRIQUE ALFARO VARGAS, en su condición de ALCALDE MUNICIPAL y EVA TORRES MARÍN en su condición de PRESIDENTA DEL CONSEJO MUNICIPAL DE POCOCÍ (folios 66-71), que la maquinaria municipal, así como la maquinaria de JAPDEVA, se encuentran realizando trabajos en la comunidad de Caño Chiquero, sobre camino público que comunica a la Barra del Tortuguero cerca del Parque Nacional, mas no dentro de éste. Señaló que todos los trabajos realizados están organizados y programados en pro del desarrollo del Tortuguero, como destino turístico, apegados a los principios legales y tomando en cuenta la sostenibilidad ecológica, económica y social del lugar. Indicó que, dado que el camino entre Cariari y la Barra de Tortuguero es muy importante, se tomó en cuenta la comunidad. Manifestó que ninguna de las instituciones recurridas está tratando de consolidar en forma solapada un acceso público al Parque Nacional Tortuguero, más bien están tratando de articular acciones de coordinación interinstitucionales para procurar el desarrollo de la zona. Indicó que es totalmente falso que se esté aprovechando del trabajo que realizó el Instituto Costarricense de Electricidad, para introducir maquinaria a la zona y que se este iniciando un camino. Solicitó declarar sin lugar el recurso planteado.

7.-

En la substanciación del proceso se han observado las prescripciones legales.

Redacta el Magistrado González Quiroga; y,

CONSIDERANDO:

I.-

Con la construcción del camino conocido como Caño Chiquero —afirma la recurrente— la Municipalidad de Pococí induce a las personas a ingresar al Parque Nacional de Tortuguero por un sector no autorizado por el Ministerio de Ambiente y Energía. Pone en riesgo el equilibrio ecológico del parque y, por consiguiente —sostiene la amparada— lesiona el artículo 50 de la Constitución Política.

II.-

HECHOS PROBADOS. De relevancia para dirimir el presente recurso de amparo, se tienen por acreditados los siguientes: 1) Entre octubre de 1995 y enero de 1996, la Municipalidad de Pococí inició el mejoramiento del camino rústico conocido como Caño Chiquero, con el fin de habilitar una ruta terrestre desde Cariari hasta Barra del Tortuguero, dado el aumento en la cantidad de personas que se desplazan entre ambos lugares (folio 106 de la copia del expediente administrativo del MINAE). 2) Al hacerlo, traspasó los límites del Parque Nacional Tortuguero, pero se detuvo gracias a una denuncia ante la Fiscalía de Pococí (folios 106-107 de la copia del expediente administrativo del MINAE). 3) En los años 2001-2002 la Dirección del Área de Conservación, con base en una consultoría, determinó que el acceso por el sector de Caño Chiquero perjudicaba el equilibrio ambiental del parque, por lo que recomendó la ruta conocida como La Pavona y río la Suerte (folio 106 de la copia del expediente administrativo del MINAE). 4) En los años 2004-2005 el Área de Conservación de Tortuguero promovió la construcción del camino e instalaciones de cabotaje para la ruta La Pavona y río la Suerte, mediante un proyecto que involucraba a la Municipalidad de Pococí y a JAPDEVA (folio 106 de la copia del expediente administrativo del MINAE). 5) En el mes de septiembre del 2007, funcionarios del ICE detectaron a funcionarios de la Municipalidad de Pococí y de JAPDEVA, dedicados al lastreo de la trocha a Caño Chiquero, además de la presencia de una cantidad importante de usuarios, y camiones dedicados al acarreo de madera en trozas, movilizándose por ese camino hacia Cariari (folio 40-41) 6) En el mes de marzo del 2008, la Municipalidad de Pococí, de nuevo, destinó fondos para el mejoramiento del camino Caño Chiquero hasta el límite con el Parque Nacional de Tortuguero (folio 105 de la copia del expediente administrativo). 7) En fechas del 17 de marzo al 23 de marzo del 2008, la empresa de buses de la ruta Cariari—La Pavona varió su recorrido y se dirigió hacía el sector Caño Chiquero, para dejar a sus pasajeros en el límite del parque, provocando que éstos ingresaran a pie al parque por ese sector, con el fin llegar hasta la Laguna de Tortuguero (folio 105 de la copia del expediente administrativo del MINAE). 8) A instancias del MINAE, la Dirección Regional de Tránsito Huetar Atlántica llamó la atención a la empresa buses, que suspendió el servicio (folio 105 de la copia del expediente administrativo). 9) El 12 de mayo del 2008, la Dirección de Área de Conservación de Tortuguero, expuso ante el Concejo Municipal de Pococí las implicaciones de tipo ecológico que tiene habilitar ese camino hasta los límites del parque y de la importancia de seguir con la construcción del camino por el sector La Pavona (folio 105 de la copia del expediente administrativo del MINAE). 10) Pese a lo anterior, el 12 de mayo del 2008, el Concejo Municipal de Pococí, decidió, mediante acuerdo No. 746-16, continuó trabajado, junto con Japdeva, en el camino Caño Chiquero (folio 10 del expediente municipal).

III.-

. El derecho a un ambiente sano y ecológicamente equilibrado se encuentra reconocido constitucionalmente (artículos 21, 50, 73 y 89 de la Carta Magna), así como en la normativa internacional. En este sentido, este Tribunal Constitucional, en el Voto No. 3705-93 de las 15:00 hrs. del 30 de julio de 1993, indicó lo siguiente:

“(...) La calidad ambiental es un parámetro de esa calidad de vida; otros parámetros no menos importantes son salud, alimentación, trabajo, vivienda, educación, etc., pero más importante que ello es entender que si bien el hombre tiene el derecho de hacer uso del ambiente para su propio desarrollo, también tiene en deber de protegerlo y preservarlo para el uso de las generaciones presentes y futuras, lo cuál no es tan novedoso, porque no es más que la traducción a esta materia del principio de la "lesión", ya consolidado en el derecho común, en virtud del cuál el legítimo ejercicio de un derecho tiene dos límites esenciales: Por un lado, los iguales derechos de los demás y, por el otro, el ejercicio racional y el disfrute útil del derecho mismo (...)".

Asimismo, existe una obligación del Estado de proteger el ambiente que se encuentra contemplada, expresamente, en el párrafo segundo, del artículo 50 de la Constitución Política, que dispone en lo conducente:

"(...) Toda persona tiene derecho a un ambiente sano y ecológicamente equilibrado. Por ello está legitimada para denunciar los actos que infrinjan ese derecho y para reclamar la reparación del daño causado (...)".

En relación con lo expuesto, esta Sala, mediante la Sentencia No. 180-98 de las 16:24 hrs. del 13 de enero de 1998, dispuso lo siguiente:

"(...) el Estado no solo tiene la responsabilidad ineludible de velar para que la salud de cada una de las personas que componen la comunidad nacional, no sufra daños por parte de terceros, en relación a estos derechos, sino que, además, debe asumir la responsabilidad de lograr las condiciones sociales propicias a fin de que cada persona pueda disfrutar de su salud, entendido tal derecho, como una situación de bienestar físico, psíquico(o mental) y social (…)".

De otra parte, la normativa infraconstitucional desarrolla este derecho y, en este sentido, la normas relativas a parques nacionales y, en general, áreas de conservación, imponen al Ministerio de Ambiente y Energía la obligación de proteger el medio ambiente y a las demás administraciones públicas, el deber de actuar en coordinación con ese ministerio, con mucho mayor razón cuando, como en este caso, está en juego el equilibrio ecológico de un área protegida. Asimismo, cabe señalar que este Tribunal, como garante de los derechos fundamentales, se erige como un contralor del cumplimiento de las obligaciones que derivan de lo dispuesto en los artículos 21 y 50 constitucionales, que constriñen al Estado no sólo a reconocer los derechos señalados, sino, además, a utilizar los medios material y, jurídicamente, legítimos para garantizarlos.

IV.-

De los hechos acreditados, se tiene que, debido al aumento en la cantidad de personas que requieren desplazarse de Guápiles y Cariari a Barra de Tortuguero, es necesario mejorar la vía de acceso por tierra, tarea que la Municipalidad de Pococí y Japdeva han asumido. En principio no debería existir ninguna objeción a dicho esfuerzo. Sin embargo, dada la ubicación del pueblo Barra de Tortuguero, se hace necesario, para llegar a él, ingresar al Parque Nacional. Aquí surge la diferencia entre la Municipalidad de Pococí, por un lado, y el Ministerio de Ambiente y Energía y la recurrente, por otro. El Ministerio autoriza el ingreso por la vía La Pavona y el río Suerte y se opone a que se ingrese por el camino Caño Chiquero. Por el contrario, la Municipalidad insiste en habilitar este último camino.

V.-

Ciertamente, el acuerdo tomado por la Municipalidad el 12 de mayo del 2008, No. 746-1 —que motivó este amparo—, es claro en indicar que el trabajo por ese camino se realizará hasta el límite con el parque (folio 10 del expediente administrativo de la Municipalidad), pero hay razones suficientes para tener por cierto que, definitivamente, propicia el ingreso de personas al parque por un sector no autorizado. En primer término, el autobús que, normalmente, se dirigía hacia La Pavona, optó por dirigirse al camino Caño Chiquero y dejar a los pasajeros en el borde del parque; éstos optaron por seguir el camino a pie dentro del parque hasta su destino final, ingresando así por una ruta no autorizada. Así lo constataron inspectores del MINAE (folios 58-61 de la copia del expediente del MINAE). De igual manera, la actividad con maquinaria pesada en la zona e incluso el tránsito de vehículos con madera, muy cerca del límite del parque, ha sido constatada por funcionarios del ICE (informe a folio 40). Anteriormente, en el año 1995, la misma Municipalidad había intentado abrir el camino incluso dentro del parque, lo que originó una denuncia ante la Fiscalía de Pococí (informe a folio 22). Sin embargo, aún hay, dentro del parque, una trocha que los vecinos insisten en transitar (folios 75-67). Nuevamente, a pesar de las advertencias que el Área de Conservación de Tortuguero expuso ante el Concejo Municipal sobre las implicaciones de tipo ecológico que tiene la construcción de la carretera hasta los límites del parque y de la importancia de seguir con la construcción del camino por el sector La Pavona, la Municipalidad, junto con la Junta de Administración Portuaria de la Vertiente del Atlántico, continuaron con la construcción del camino Caño Chiquero (informe a folio 22). No le corresponde a este Tribunal evaluar técnicamente la recomendación del MINAE, ni ponderar si la alternativa que propone es viable. Es claro que los vecinos ejercen presión sobre la Municipalidad para contar con una vía expedita que los comunique con Barra de Tortuguero. Pero, por otra parte, el valor ecológico del parque no puede verse amenazado. De manera que si existe una vía de acceso que cause un menor impacto ambiental en el parque, tanto la Municipalidad como toda administración pública, deberán optar por esta y desistir de la que es más ecológicamente perjudicial. Por consiguiente, tanto la Municipalidad como Japdeva deben actuar de manera realmente coordinada con el MINAE para encontrar, conjuntamente, la mejor solución. Aunque los trabajos no se realice dentro del parque, la decisión de la Municipalidad de mejorar un camino que llegue hasta sus límites por un sector donde no está autorizado el ingreso y, al mismo tiempo, de no mejorar la vía alternativa, propicia que las personas ingresen con el consecuente daño ecológico. La Municipalidad no debe crear falsas expectativas entre los ciudadanos. Si considera que la vía a Barra de Tortuguero debe ser por el camino Caño Chiquero, debe gestionarlo abiertamente —eso sí, con base en estudios técnicos que la respalden— ante el MINAE y, eventualmente, instar la modificación de la ley, pero no propiciar la entrada ilegal al parque. Bajo tal orden de consideraciones, este Tribunal estima que, en la especie, se ha vulnerado el derecho fundamental consagrado en el numeral 50 de la Constitución Política.

VI.-

Este Tribunal estima que es evidente la responsabilidad de la Municipalidad de Pococí. Ésta no ha hecho caso a las advertencias que el Área de Conservación Tortuguero le expuso en la sesión extraordinaria Nº 34 del 12 de mayo del 2008. En cuanto a la Junta de Administración Portuaria y de Desarrollo Económico de la Vertiente Atlántica, considera esta Sala que ciertamente ha colaborado con la Municipalidad, pero no es la autoridad competente para disponer los trabajos cuestionados en este amparo. Deberá, en todo caso, de abstenerse de colaborar en proyectos contrarios a las recomendaciones del MINAE. En cuanto al Ministerio de Ambiente y Energía, no observa este Tribunal razón para acoger el amparo. Asimismo, es cierto que el Instituto Costarricense de Electricidad realizó la instalación del cable de fibra óptica que atraviesa el parque. Sin embargo, ha tomado las medidas necesarias para afectar en lo menos posible el ecosistema del Parque Nacional Tortuguero y no consta, en este expediente, que el MINAE se haya opuesto.

VII.-

CONCLUSIÓN. En mérito de las consideraciones esgrimidas, se impone declarar con lugar el recurso contra la Municipalidad de Pococí.

PORTANTO:

Se declara con lugar el recurso. Se ordena a Enrique Alfaro Vargas y a Eva Torres Marín o a quienes en su lugar ejerzan los cargos, respectivamente de Alcalde y de Presidenta del Concejo, ambos de la Municipalidad de Pococí, paralizar de inmediato toda construcción y reparación de caminos que faciliten el ingreso de personas al Parque Nacional Tortuguero por sectores no autorizados por el Ministerio de Ambiente y Energía, bajo apercibimiento que, de conformidad con lo establecido en el artículo 71 de la Ley de la Jurisdicción Constitucional, se impondrá prisión de tres meses a dos años, o de veinte a sesenta días multa, a quien recibiere una orden que deba cumplir o hacer cumplir, dictada en un recurso de amparo, y no la cumpliere o no la hiciere cumplir, siempre que el delito no esté más gravemente penado. Se condena a la Municipalidad de Pococí al pago de las costas, daños y perjuicios causados con los hechos que sirven de base a esta declaratoria, los que se liquidarán en ejecución de sentencia de lo contencioso administrativo. Notifíquese esta resolución, de manera personal, a Enrique Alfaro Vargas y a Eva Torres Marín o a quienes ejerzan, respectivamente, los cargos de Alcalde y Presidenta del Consejo ambos de la Municipal de Pococí, ambos de la Municipalidad de Pococí.

Ana Virginia Calzada M.

Presidenta a.i.

Adrián Vargas B. Gilbert Armijo S.

Fernando Cruz C. Rosa María Abdelnour G.

Horacio González Q. Roxana Salazar C.

es/801

EXPEDIENTE N° 08-007961-0007-CO

Teléfonos: 2295-3696/2295-3697/2295-3698/2295-3700. Fax: 2295-3712. Dirección electrónica: www.poder-judicial.go.cr/salaconstitucional