12 diputados intentan legalizar las huelgas en hospitales y policías

 
EXTRACTO GRATUITO

Un grupo de 12 diputados, liderado por la liberacionista Franggi Nicolás y con mucha participación fabricista, presentó un texto sustitutivo al proyecto de regulación de huelgas que, en vez de evitar los abusos con este tipo de movimientos, más bien legalizaría las huelgas en servicios esenciales como los hospitales, las policías, el rescate de víctimas, el suministro de agua potable, los comedores escolares y la entrega de cuerpos en las morgues judiciales.A la vez, esta nueva versión impediría aplicarles rebajos salariales, en forma retroactiva, a los funcionarios que participen en movimientos que sean declarados ilegales, como ocurre hoy. Únicamente, permitiría aplicar las sanciones si la persona no regresa a trabajar después de la declaratoria.En palabras simples, un empleado se podría ir varios meses a huelga recibiendo el sueldo aunque, al final, un juez determine que el cese de labores fue ilegal. Estos dos cambios van en un sentido contrario al proyecto original, el cual fue impulsado por el presidente legislativo, el liberacionista Carlos Ricardo Benavides, el cual declara ilegales las huelgas en servicios esenciales y faculta a los patronos a rebajar salarios desde el primer día del movimiento luego de que un juez lo declare.El texto liderado por Franggi Nicolás, en cambio, establece que serán legales las huelgas en servicios esenciales si, antes del inicio de la huelga, "se garantiza por medio de un plan de servicios mínimos que no se pondrá en riesgo ni la vida, ni la salud, ni la seguridad de las personas".Ese plan lo tendrían que negociar los sindicatos y el patrono, pero, si no se ponen de acuerdo, el sindicato podría presentar su plan ante un juzgado y empezar la huelga aunque un juez todavía no haya resuelto al respecto.La expresidenta Laura Chinchilla vetó la Reforma Procesal Laboral, en el 2012, precisamente porque permitía las huelgas en servicios esenciales.El proyecto también lo apoyan los legisladores Paola Valladares y Daniel Ulate, del PLN, Ignacio Alpízar, Harllan Hoepellman, Carmen Chan y Nidia Céspedes; del bloque fabricista Nueva República; Wálter Muñoz y Patricia Villegas, del PIN; Shirley Díaz, del PUSC; José María Villalta, del Frente Amplio; y Dragos Dolanescu, del Republicano Social Cristiano (PRSC).El texto de este grupo legalizaría las huelgas en los siguientes servicios:1- Servicios de salud, en todos sus niveles de atención, que brinden asistencia de forma directa e integral al usuario incluyendo los...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA