Sentencia nº 00574 de Tribunal de Familia, de 17 de Agosto de 1995

PonenteNo consta
Fecha de Resolución17 de Agosto de 1995
EmisorTribunal de Familia
Número de Referencia95-000574-0012-FA
TipoSentencia de fondo
Clase de AsuntoProceso abreviado de divorcio

VotoNo. 574-95

TRIBUNALSUPERIOR DE FAMILIA Y TUTELAR DE MENORES: SAN JOSE,

a las nueve horas treinta minutos del diecisiete deagosto de mil novecientos noventa y cinco.

Proceso abreviado de DIVORCIO, establecido por S.M.V.R., mayor, casada una vez, ama de casa, cédula número 3-180-656, vecina de Cartago, contra H.F.C.C., mayor, casado una vez, comerciante, cédula número 3-185-772, vecino de San Blas.Se ha tenido como parte al Patronato Nacional de la Infancia.Conoce este Tribunal del presente asunto, en virtud del recurso de apelación interpuesto por el demandado, contra el auto dictado a las ocho horas del veintidós de mayo de mil novecientos noventa y cinco, encuanto le ordena salir deldomicilio conyugal.

R.J.Q.P., y;

CONSIDERANDO:

  1. El auto impugnado ha sido dictado dentro de un proceso abreviado de divorcio, en el que, la parte actora invoca como fundamento la causal de sevicia, y subsidiariamente solicita que en sentencia se decrete la separación judicial por la causal de ofensas graves.

  2. La decisión adoptada por la Jueza a-quo para acoger la petición que hizo la accionante, tendiente a que se obligue al demandado a abandonar el domicilio conyugal, es compartida por este Tribunal. En estos casos hay que tomar en cuenta que, al presentarse una situación de controversia entre los cónyuges, acudiendo uno de ellos a la vía judicial solicitando la disolución del vínculo matrimonial, se crea un ambiente de tensión en el cual no resulta aconsejable la convivencia de ellos en una misma casa. Si no existen motivos especiales, conviene dar preferencia a la esposa y a sus hijos, para que continúen habitando en el domicilio conyugal, y ordenar al contrario su salida, sin tomar en cuenta para ello quien es el propietario del inmueble. Se trata de una medida cautelar que se debe adoptar prima facie, conforme a los elementos que obran en autos y con criterio de prudencia para evitar que se cause atropello físico o emocional entre los cónyuges o hacia sus hijos, que de por sí ya se han visto afectados por la problemática que enfrentan sus padres. En todo caso, será en sentencia definitiva donde se valorará la prueba recibida y se determinará si los hechos alegados en la demanda son ciertos. La salida del domicilio conyugal en este caso, se justifica por las razones dichas y encuentra sustento jurídico en nuestra Carta Magna, misma que acuerda una protección especial a la familia, como elemento natural y fundamento de la sociedad; estableciendo igual...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba

VLEX utiliza cookies de inicio de sesión para aportarte una mejor experiencia de navegación. Si haces click en 'Aceptar' o continúas navegando por esta web consideramos que aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR