Petroleo y economia costarricense.

Author:Mu
Position:INDUSTRIA Y ENERG
Pages:167(29)
 
FREE EXCERPT

INTRODUCCIÓN

La coyuntura actual ha provocado una fuerte alza en los precios del petróleo. China por ejemplo, por el lado de la demanda, con un alto crecimiento económico y un aparato productivo todavía ineficiente en el uso de energía y materias primas, contribuye significativamente, no sólo a la explosión de los precios del petróleo, sino también de metales industriales como cobre, aluminio, níquel y zinc, entre otros. Por el lado de la oferta, los nuevos conflictos en Nigeria (octavo exportador mundial de petróleo) y los ya viejos de Palestina, Líbano, Irán e Irak, la crisis en Oriente Próximo está catapultando una cotización que los analistas ya ven por encima de los 80 dólares en el corto plazo, sin descartar cuotas más altas (Pampillón, 2006).

El 1 de octubre el precio del WTI (West Texas Intermediate para el crudo estadounidense) rompió por primera vez la "barrera" de los 50 dólares por barril, y para agosto del 2006 había alcanzado un precio de 74,41 dólares (Economagic, 2006). Los precios nominales del petróleo crudo según la Cesta OPEP (1) (gráfico 1), aún no han alcanzado niveles de crecimiento como los observados en las crisis de petróleo de los setentas, pero los aumentos sostenidos han provocado niveles de precios que superan por primera vez los 50 dólares por barril.

[GRÁFICO 1 OMITIR]

Ante esto es importante, en primer lugar analizar la situación internacional del crudo y las medidas que las economías están aplicando para afrontar la situación. En segundo lugar, con base en la situación específica costarricense, elaborar una propuesta factible cuyo objetivo sea proponer la mejor acción posible en función del bienestar de la población.

EL PICO DE LA PRODUCCIÓN DE PETRÓLEO

La capacidad del planeta de seguir proveyendo la cantidad de combustible que demandan las economías mundiales se ha puesto en duda. La teoría del pico de Hubbert acerca de la tasa de agotamiento a largo plazo del petróleo, predice que la producción mundial de petróleo llegará a su cenit y después declinará (Wikipedia, 2006). Alrededor de está idea ha nacido una discusión entre los diferentes agentes involucrados en el tema; por ejemplo la Asociación para el Estudio del Pico del Petróleo y el Gas (ASPO), basándose en los datos actuales de producción, han predicho que dicho pico será alcanzado alrededor del año 2010 (Gráfico 2), siendo el del gas natural algunos años posterior, aunque esta predicción ha sido estimada anualmente debido a los cambios en la demanda del petróleo y al descubrimientos de nuevos yacimientos y métodos más eficientes de explotación (Coderch, 2006).

[GRÁFICO 2 OMITIR]

Actualmente, países tan importantes como Estados Unidos ya pasaron el punto más alto de su productividad (Gráficos 2 y 3), y de penden cada vez más de las importaciones de crudo. Estados Unidos es el principal consumidor de productos refinados (20.173,3 de barriles diarios según Datos OPEP, 2005) y es el tercer productor de petróleo del mundo (cuadros 1 y 2), pese a esto aproximadamente el 54% de su consumo de petróleo es importado (Ruiz, 2003). El gráfico 2 muestra la relación inversa entre la importación y la producción de petróleo estadounidense, cabe destacar que al observar los valores de crecimiento de ambas series, el nivel absoluto de los crecimientos es superior en el caso de las importaciones que de la producción. Lo anterior indica que no sólo se ha dado un cambio del consumo hacia producto importado, sino además que la nueva demanda está siendo abastecida por la oferta internacional.

En general los países industrializados están pasando por la misma situación, incluyendo China que desde principio de este siglo comenzó a depender de las importaciones de petróleo para abastecer sus necesidades. En regiones como Latinoamérica el nivel de la producción aun no ha alcanzado su pico máximo, y el crecimiento se ha mantenido relativamente constante (gráfico 4). Pero en las regiones industrializadas la caída en los niveles de producción ya se ha venido dando desde los años 80. Europa por su parte, ha mostrado un repunte en los últimos cinco años, esto ha venido acompañado por una preocupación creciente de los europeos de contar con un suministro estable de electricidad para sus países (Missé, 16-05-2006).

La principal esperanza que tienen estos países está en Rusia (ubicada en el grupo de los países del este de Europa gráfico 4), quien durante los últimos años ha realizado las mayores adiciones a la oferta mundial de petróleo fuera de la OPEP. (cuadros 1 y 2). Además, se de este (CEPAL, 2004).

[GRÁFICO 3 OMITIR]

[GRÁFICO 4 OMITIR]

Sin embargo, las proyecciones indican que dentro de unos años la mayoría del crudo exportable se encontrará en el Medio Oriente. Es esencial tomar en cuenta la relevancia que tiene el petróleo (2) y en especial el de esta región en la estabilidad política, social y económica (UNCTAD, 2005). De aquí la importancia que se ha dado y se seguirá dando al control político y económico de está zona. El creciente conflicto entre Israel y Líbano, solo puede ser analizado y entendido dentro de este contexto.

El modelo de equilibrio económico con extracción de un recurso renovable (Ulate, 1990), expone desde un punto de vista matemático y teórico, lo mencionado hasta este momento. El modelo presenta un equilibrio competitivo para dos tipos de bienes a lo largo de diferentes períodos de tiempo. El primer tipo de bien se produce utilizando trabajo, y sin extraer recursos irrenovables, y el segundo bien es un recurso irrenovable que se extrae utilizando trabajo. A partir de un vector de cantidades producidas y demandadas y un vector de precios descontados al presente, se tendrá un equilibrio competitivo Pareto Óptimo (3) si se cumplen tres supuestos. El primero de ellos indica que a partir de una restricción de ingresos valorados en el presente, los individuos maximizan su nivel de bienestar para la totalidad de los períodos. En segundo lugar, es necesario que los empresarios maximicen ganancias para todo el horizonte del modelo, para un nivel de precios descontados al presente y sujetos a restricciones tecnológicas. Por último, la demanda de cada bien o insumo debe ser menor o igual a su oferta. El precio del recurso irrenovable se deriva como resultado de dos cosas, el costo marginal presente y el costo marginal que la extracción presente impone sobre la extracción futura. Pero estas dos variables interactúan de tal forma que el cambio a través del tiempo del precio del recurso, no está bien definido; la primera parte aumenta si la producción es la misma año con año (primero se extrae lo que demanda menos esfuerzo), pero la segunda no necesariamente, porque cadavez es menor la cantidad de años futuros sobre las cuales las acciones presentes tienen efectos de aumento. El precio dado refleja, por llevar el equilibrio a un Pareto Óptimo, el verdadero costo social de extraer un recurso irrenovable.

[GRÁFICO 5 OMITIR]

De acuerdo a lo demostrado por el modelo, si los empresarios que extraen un recurso irrenovable sólo se interesan por maximizar ganancias durante un período de tiempo dado (violado el supuesto), el precio de dicho recurso aumentaría a medida que pasamos de un período al siguiente (4), a las generaciones futuras les tocaría pagar las consecuencias del despilfarro del presente, por lo tanto los precios obtenidos llevarán a una asignación que no es Pareto Óptimo. La conclusión fundamental que se presenta en el modelo, es que una asignación de Pareto Óptimo necesita que los precios del recurso irrenovable (en el caso que nos concierne el petróleo), reflejen su verdadero costo de extracción presente más el costo que la extracción presente impone sobre la futura (Ulate, 1992).

En el caso del petróleo pareciera que el supuesto de maximización de ganancias para un cierto período, es mas realista que el supuesto de la maximización de ganancias tomando en cuenta todos los efectos futuros y por tanto pareciera acertado concluir que el precio subirá con el tiempo.

SUSTITUTOS DEL PETRÓLEO

Investigaciones estiman que hay suficiente petróleo para los próximos 30 0 50 años (Campbell, 2003 y 2002), el problema consiste en quién y cómo va a dominar este mercado. Hasta el momento, no existe una verdadera tecnología alternativa que sustituya la importancia y el uso que se le da al petróleo en la economía actual. En general, las diferentes regiones del mundo dependen del crudo como base para suplir su demanda de energía (gráfico 6). Los niveles de dependencia del petróleo varían considerablemente según la región y el país. En general los países desarrollados son más dependientes del petróleo. Por ejemplo en el 2003 cerca del 40% de la energía utilizada por los países de la OECD provenía de este producto en comparación a 28% de los países no pertenecientes a la OECD (5) (gráfico 6).

[GRÁFICO 6 OMITIR]

La mayoría de los países exportadores de petróleo están enfrascados en programas políticos, sociales y económicos, que para su éxito dependen de precios altos del crudo. Por tanto, no tienen interés en cooperar con políticas que pretendan bajar su precio. En el estudio dirigido por De Santi para la economía de Arabia Saudita, se demostró que cualquier schock negativo sobre la demanda de petróleo afecta de manera muy negativa la economía árabe, creando un incentivo a la disminución de la producción de petróleo para mantener los precios elevados (De Sanos, 2000). Al observar el gráfico 7 salta a la vista la relación entre el precio del petróleo y el PIB de los países productores. Esto es más claro durante el periodo 2000-2005 donde el rápido aumento en el precio esta directamente relacionado al crecimiento de la producción.

[GRÁFICO 7 OMITIR]

Si bien es cierto que los costos de extracción del petróleo seguirán subiendo, el problema radica en la importancia creciente que los diferentes sectores económicos le están atribuyendo al petróleo en un sentido intrínseco.

Sea como sea, y a pesar de que el crudo es un regalo de la...

To continue reading

REQUEST YOUR TRIAL