ABC sobre impuesto a transacciones financieras: desincentiva la bancarización y favorece el efectivo

La Asociación Bancaria Costarricense (ABC) emitió, la mañana de este 17 de setiembre un comunicado, en el cual se opone al impuesto a las transacciones financieras, como parte de la propuesta que Costa Rica llevaría al Fondo Monetario Internacional (FMI), porque considera que desincentiva la bancarización, favorece el efectivo y pone en riesgo la seguridad de los clientes.Las autoridades económicas comunicarán, este jueves 17 de setiembre a las 3:30 p. m., los detalles de la propuesta que el país hará al FMI para negociar un crédito de mediano plazo con el organismo y darán más detalle sobre el diseño del tributo.Hasta ahora lo que se conoce es que durante los primeros dos años, el tributo sería de 0,3%, lo que equivale a ¢3.000 por cada millón de colones, y durante los dos años siguientes, la tasa bajaría a 0,2% (¢2.000 por cada millón).Otras propuestas según publicó este medio, el miércoles 16 de setiembre, serían: un aumento temporal en las tasas del impuesto de renta, un nuevo tributo a la propiedad de bienes inmuebles y la eliminación de la exoneración del impuesto sobre la renta sobre los excedentes de las grandes cooperativas. Además, se incluirían medidas para reducir el gasto y vender propiedades del Estado.La propuesta busca reducir el déficit del Gobierno y frenar el crecimiento de la deuda pública que el próximo año se estima que llegaría a alcanzar un monto equivalente al 80% de la producción, cuando la línea natural recomendada es de 50%."Los bancos reconocen la grave situación que atraviesa el país y han realizado grandes esfuerzos para apoyar a los sectores más afectados, pero nos parece que este impuesto, en el que las entidades financieras serían recaudadoras, tiene implicaciones negativas para todos los clientes, indistintamente si son personas o empresas", indicó Mario Gómez, asesor legal de la ABC.En el comunicado, la Asociación explica que el impuesto a las transacciones financieras gravará cada transacción que una persona realice a través de un banco, financiera, mutual, puesto de bolsa o alguna otra entidad financiera."Implicará que el Estado recoja por cada transacción un porcentaje adicional, lo cual podría afectar a las empresas al momento en que paguen planillas, a las personas cuando cancelen las cuotas de sus créditos o paguen los servicios públicos, o cada vez que se utilice una plataforma bancaria para mover dinero de una cuenta a otra", indica la ABC...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba