El temor en la argumentacion: una primera aproximacion.

Author:Vargas, Henry Campos
Position:Report
Pages:493(9)
 

De acuerdo con van Eemeren, la argumentación utiliza el lenguaje para justificar o refutar un punto de vista con el propósito de asegurar un acuerdo en las ideas (2003: 305).

Por su parte, el miedo y el temor son pasiones que influyen notablemente en los procesos de pensamiento de todo auditorio. Aristóteles, al respecto, expresa:

porque las pasiones son, ciertamente, las causantes de que los hombres se hagan volubles y cambien en lo relativo a sus juicios, en cuanto que de ellas se siguen pesar y placer. Así son, por ejemplo, la ira, la compasión, el temor y otras más de naturaleza semejante y sus contrarias (ibid: 310). En el aparato aristotélico sobre la argumentación, las pasiones, a su vez, están en relación con su esquema tripartito de las pruebas por persuasión, de acuerdo con el cual:

Primero, puede persuadirse a los oyentes mediante el ethos o carácter del orador: [Creemos] a las personas imparciales en mayor grado y más rápidamente [que a las otras]" (1991:1356a6). Segundo, puede persuadirse a los oyentes mediante el pathos o emoción. "[Porque] no emitimos el mismo juicio cuando estamos afligidos o alegres, o cuando somos amistosos u hostiles" (1356a15). En tercer lugar, se los puede persuadir mediante el argumento mismo del discurso, o logos: los oradores que presentan una tesis y luego la defienden con pruebas y razonamientos nos convencen más pronto y con mayor facilidad (Gill y Karen 2003: 235).

De esta manera, el temor está asociado al pathos como mecanismo para alcanzar la persuasión. Así lo confirma Aristóteles:

De otro lado, de los oyentes, cuando éstos son movidos a una pasión por medio del discurso. pues no hacemos los mismos juicios estando tristes que estando alegres, o bien cuando amamos que cuando odiamos (1999: 177) En palabras de Gorgias: y icuántos han engañado y engañan a cuántos y en cuántas cosas con la exposición hábil de un razonamiento erróneo, cita extraída de su Encomio a Helena, obra, en la que adelantaba algunas importantes observaciones sobre el temor, por ejemplo,

Además, mediante la percepción visual el alma es modelada en su modo de ser. Y así, cuando la vista contempla personas enemigas revestidas de armadura guerrera con ornamentos guerreros de bronce y de hierro, ya ofensivos ya defensivos, se aterra y aterra al alma, de manera que muchas veces huimos llenos de pavor aunque no haya un peligro en el futuro (1966: 112. Los peligros aparentes pueden ser asumidos como reales, ya que:

Si todos los hombres tuvieran completo recuerdo del pasado, conocimiento del presente y previsión del futuro, ese razonamiento no podría engañarlos del modo como lo hace. pero es imposible recordar el pasado, conocer el presente y predecir el futuro. Y por ello la mayor parte de los hombres y en la mayor parte de las cuestiones toman la opinión como consejera del alma. pero la opinión, siendo incierta e inconsistente, arroja a los que se sirven de ella en infortunios inconsistentes e inciertos (ibid: 113). El temor tiene una incidencia directa en la valoración argumentativa. para Gorgias, no permite realizar un examen adecuado de los argumentos, en efecto, a continuación de la cita trasanterior señala:

La verdad de esta argumentación se presenta como poderosa a causa del temor que se deriva de la percepción visual, la cual, una vez que se ha producido, hace que se renuncie a actuar, aunque se sepa lo que es bueno según la ley y lo que es justo según el derecho (ibid). Es decir, el temor llega a afectar la toma de decisiones, pues, aunque se sepa que algo es bueno y justo, el miedo puede motivar a una decisión opuesta. Culmina la breve digresión gorgiana apuntando:

Por otra parte hay quienes a causa de haber tenido visiones terroríficas, pierden instantáneamente el juicio a consecuencia de las mismas: hasta tal punto perturba y destruye a la mente el temor. Y muchos caen en absurdas enfermedades, en terribles penalidades y en incurables locuras: hasta tal punto la vista grabó en su espíritu las imágenes de las cosas contempladas. Y paso por alto muchos ejemplos de visiones espeluznantes, dado que son semejantes las que no cito a las ya indicadas (ibid: 114). En este punto, el temor se manifiesta como una herramienta que puede llegar a suprimir las facultades racionales.

Un aspecto omitido por Gorgias en su reflexión sobre este tema fue el valor del temor como elemento de cohesión social. Muchos políticos han explotado a cabalidad este factor, por ejemplo, George W. Bush:

When you're at war, you can't lose sight of the fact that you're at war. And if your most important priority is to protect the people, you've got to work together to do so" (2005: 4). La cohesión que pretende lograrse permite elaborar una lógica de dos categorías: el pueblo norteamericano y los terroristas, en una evidente polarización de la realidad política, un sistema binario artificialmente construido.

Este tipo de discurso incurre en varias falacias, en particular, la de énfasis y la de equívoco. Al exponerse discursivamente solo dos grupos o categorías se induce a pensar que solo existen dichas clases y que la distribución y atribuciones correspondientes son correctas. por otro lado, las definición de las clases es imprecisa, lo que facilita y propicia errores en la argumentación, máxime que, como se verá infra, al no poderse clasificar una situación en una de las categorías se tenderá a incluirla en la otra. En este sentido, al enfatizarse ciertos rasgos (usualmente unos pocos), fácilmente se generaliza la pertenencia a una u otra categoría.

El discurso, a su vez, y la autoridad subyacente, ejerce también una función didascálica, educativa, al interpretar y enseñar cómo debe entenderse el mundo y, en especial, el contexto.

Este modelo binario está presente en el discurso que el expresidente de la República Óscar Arias Sánchez pronunció con ocasión de la festividad de la Virgen de los Ángeles en Cartago en el 2006:

Virgen de Los Ángeles, la paz en Costa Rica es una tregua perenne en las armas pero no en las palabras. Con preocupación y dolor, veo cómo la violencia verbal asciende en mi país con la...

To continue reading

Request your trial