Arrendamientos en Costa Rica, tres dimensiones distintas: contable, tributaria y financiera.

Author:Sol
Pages:217(17)
 

ÍNDICE Introducción Generalidades Dimensión Contable Dimensión Legal Dimensión Financiera Conclusiones Referencias Bibliográficas INTRODUCCIÓN

Durante las últimas décadas, cada vez más el dinero como todo bien o activo, se ha convertido en un recurso escaso, y para empresas y organizaciones, la posibilidad de trabajar con el menor dinero invertido posible, ha sido uno de los grandes puntos de referencia a tomar en consideración para empresarios y administradores al realizar proyectos de inversión. En este sentido, los arrendamientos ("leasing" en inglés) se han convertido en una importante fuente de financiamiento para diversos sectores de la economía. Algunas empresas e industrias ya incluso lo han adoptado como una forma de correr y hacer negocios.

No obstante, los arrendamientos en nuestro país respecto a las normativas legales, contables y financieras presentan una serie de variaciones o desviaciones que a través del tiempo se han traducido en normativas atípicas o "sui-generis", las cuales de alguna forma en los últimos años han tendido a restar la confianza e importancia que éstos revisten mundialmente como una forma sana de financiamiento.

Este trabajo abordará los arrendamientos en Costa Rica actualmente desde las 3 diferentes dimensiones: contable, tributaria o legal y financiera, y se procurará hacer un análisis detallado de cada una de éstas, tomando en cuenta la normativa internacional y las mismas adoptadas y vigentes a la fecha en nuestro país.

Finalmente, dada la naturaleza del tema, y con el fin de darle precisamente un sentido secuencial al análisis y a los fundamentos acá abordados, he omitido en este trabajo seguir una secuencia metodológica utilizando preludio, marco conceptual y metodología de la investigación.

GENERALIDADES

Un arrendamiento es un contrato mediante el cual, el dueño de un activo (llamado arrendador), le otorga a la otra parte (llamado arrendatario), el derecho exclusivo de utilización de un activo o un derecho durante un tiempo establecido, todo a cambio de un pago periódico. En este sentido, el arrendatario cubre al arrendador un pago periódico fijo (normalmente por adelantado), el cual es comúnmente para el arrendatario deducible de impuesto sobre la renta.

El arrendamiento en esencia una fuente de financiamiento, pues logra atenuar el flujo de efectivo principalmente por la inversión a realizar, y por ende le ubica en condiciones de recibir el uso del activo, sin incurrir directamente en una obligación por pasivo y sin tener que necesariamente comprarlo. Asimismo, de una u otra forma, traslada a la arrendadora el riesgo de obsolescencia y por ende le permite al arrendatario a estar constantemente actualizándose a la tecnología.

Igualmente en algunos casos, permite "depreciar" aceleradamente el activo por medio de los pagos de las cuotas periódicas, y en algunos casos no hay obligatoriedad para el arrendatario de adquirir el activo al finalizar el contrato.

Los arrendamientos en general, pueden ser cancelables o no cancelables. Cancelable significa que no existen cláusulas que aten o impliquen el pago de la mayor parte de las cuotas originalmente pactadas, al punto que su carácter oneroso haga improbable la cancelación del contrato. Si los arrendamientos son cancelables, existe un castigo, multa o "penalty" para el arrendatario.

Como se mencionó, el arrendamiento es una fuente de financiamiento, y en Costa Rica el negocio de los arrendamientos ha crecido notablemente en los últimos años, ofreciéndose inicialmente por los Bancos y Financieras desde inicios de la década de los 90's. Las empresas en general comenzaron a utilizar esta figura, ya que ello les ayudaba a apalancarse y así podían utilizar activos sin tener que comprometer recursos. Bancos y Financieras vieron entonces en el leasing una oportunidad para colocar fondos ociosos, utilizando una entidad separada legalmente y así poder trabajar con independencia absoluta. En Costa Rica actualmente las arrendadoras no sobrepasan de 10, pero entre las más importantes en función a volumen y trayectoria están:

--Scotia Leasing (Scotiabank)

--BAC San José Leasing (BAC)

--Arrendadora Improsa (Banco Improsa)

--BCT Arrendadora (Banco BCT)

--Arrendadora K (Kineret)

--CSI Leasing

--ATI Capital Solutuons

De acuerdo con lo indicado, en una de las más importantes publicaciones sobre la actualidad de los arrendamientos a nivel mundial, y específicamente para Costa Rica World Leasing Yearbook 2011, el negocio de los arrendamientos en Costa Rica antes de la crisis financiera del 2008 representaba un negocio superior a los USD $ 645 millones, con crecimientos anuales que superaban el 30%, según se puede mostrar en la Tabla 1 a continuación (2):

Según dicha publicación, la mayor parte del crecimiento proviene de la demanda en activos productivos, principalmente de maquinaria y equipos para la industria de la construcción de las carreteras nacionales (obras públicas), la agricultura y la industria en general. Para el año 2009, el portafolio de los arrendamientos en Costa Rica por tipo de activo se muestra a continuación mediante el Gráfico 1 siguiente (3):

GRÁFICO 1 COSTA RICA LEASING PORTFOLIO 2009 Transporte 50% Maquinaria 30% y Equipos Tecnología 18% otros 2% Fuente: World Leasing Yearbook 2011, página 178 Nota: Tabla derivada de gráfico segmentado. Ciertamente la crisis financiera mundial del año 2008 cuyos efectos y secuelas todavía aún hoy en día las continuamos percibiendo, cambiando dramáticamente la forma de hacer y correr los negocios (afectando también el negocio de los arrendamientos en nuestro país), la industria del arrendamiento continúa siendo para una cantidad de bancos y financieras de nuestro país, un importante apoyo hacia un segmento del mercado financiero, ávido de incrementar rentabilidad sin sacrificar enormes volúmenes de flujos de efectivo de un solo momento.

DIMENSIÓN CONTABLE

Contablemente en términos generales, se distinguen 2 tipos de arrendamientos:

--Arrendamiento operativo

--Arrendamiento financiero

El arrendamiento operativo generalmente representa un contrato a corto plazo, del cual el arrendatario obtiene el servicio de ciertos activos mediante el pago periódico al arrendador. Los activos arrendados tienen una vida útil mayor que el plazo del contrato de arrendamiento, por lo que el arrendador no recupera su inversión durante el primer período de arrendamiento, y no es sólo después de arrendar el activo una y otra vez, que el arrendador recupera la inversión. "Con un arrendamiento operativo, los pagos recibidos por el arrendador en general son insuficientes para permitirle recuperar por completo el costo del activo" (4).

Normalmente o casi siempre, el arrendatario es responsable por los gastos de mantenimiento, reparaciones, seguros, impuestos, etc. "Estos costos se trasladarán, por lo menos en parte, al arrendatario en la forma de pagos de alquiler más elevados" (5). Al final del contrato, el arrendatario devuelve el activo al arrendador, y éste puede volver a ofrecer el activo en arriendo o venderlo.

El arrendamiento financiero representa un contrato a largo plazo, en el cual el arrendatario se obliga a realizar pagos periódicos al arrendador por el uso del activo, y generalmente el plazo del arrendamiento se hace concordar con la vida útil del activo. Algunos finalizan al vencimiento otorgando al arrendatario una opción a ejecutar sobre el activo. Estas opciones pueden ser:

--Devolver el activo arrendado

--Ejecutar una renovación

--Ejecutar una opción de compra (tributariamente como se observará más adelante, en este caso el precio de compra no puede ser menor que el valor de mercado)

Si el arrendatario no ejecuta su opción, el arrendador toma posesión del activo y tiene derecho a cualquier valor residual que tenga el mismo. Normalmente el arrendatario es responsable por los gastos de mantenimiento, reparaciones, seguros, impuestos, etc.. En su naturaleza, un arrendamiento financiero es no cancelable, y por tanto las autoridades tributarias tratan de verificar que los arrendamientos financieros no se disfracen como arrendamientos operativos. Como bien se menciona en referencia a este tema: "Por esta razón, a veces se dice que un arrendamiento financiero es un contrato por completo amortizado o del todo liquidado" (6).

Otro tipo arrendamientos o mezcla de los mismos es el rearrendamiento, en el cual una empresa vende un activo de su propiedad a otra, y al mismo tiempo se lo solicita a ésta en arrendamiento. "En un acuerdo de venta y rearrendamiento ocurren dos cosas: 1. El arrendatario recibe efectivo de la venta del activo, y 2. El arrendatario continúa usando el activo" (7). En ocasiones, el arrendatario puede tener la opción de recomprar el activo arrendado al final del contrato.

No obstante, de acuerdo a la normativa tributaria vigente en Costa Rica, esta figura carece de sustento legal, pues cuestiona el hecho del porque la entidad lo arrienda, si justamente era de su propiedad y que por lo tanto en cuyo caso no lo hubiese vendido.

Dichos procedimientos provocaron enormes expectativas y fue tema de polémica en la década anterior, pues el Grupo Nación fue demandado por la Dirección General de Tributación Directa en el año 2005 (fallo quedó en firme dos años después), después que en el año 2001 Grupo Nación adquiriera varias rotativas por una suma cercana a los USD $ 2 millones bajo esta metodología. Ciertamente en Estados Unidos, esta es una práctica legalmente utilizada ampliamente por las empresas y ampliamente difundida, pues es avalado por la administración tributaria de ese país (Internal Revenue Service, por sus siglas en inglés Irs).

Una de las normativas "ícono" de los arrendamientos es el FAS # 13 (8) Contabilización de los Arrendamientos (Accounting for Leases en inglés), emitida en 1976 por la FASB (Financial Accounting Standard Board), la cual a pesar de sus años de haber sido emitida continúa siendo un marco de referencia, y mantiene intacta su vigencia para...

To continue reading

Request your trial