Atrasos por huelga suben costos a comercio exterior

 
EXTRACTO GRATUITO

La huelga en los muelles de Moín y Limón terminó el pasado miércoles, luego de 31 días de atrasos, bloqueos y productos perecederos perdidos. Sin embargo, el alza en los costos de operación de importadores, exportadores y los problemas de logística persisten.Las cámaras de empresarios y agentes navieros relatan las dificultades sufridas en todo este tiempo y las estrategias adoptadas para cumplir con sus compromisos financieros. Algunos, incluso, confirman que muchos de estos gastos extra serán pagados por los consumidores finales.Laura Bonilla, presidenta de la Cámara de Exportadores de Costa Rica (Cadexco), dijo que los exportadores han sido considerablemente afectados, debido a múltiples factores que entorpecieron la dinámica normal de operaciones.Los bloqueos en carretera, por ejemplo, retrasaron los procesos de empaque y entrega, en muchos casos de productos perecederos, que se descompusieron porque no se procesaron a tiempo.También generaron demoras para embarcar las mercancías en los muelles.'Tenemos conocimiento de contenedores con productos de exportación costarricenses que están en Panamá a la espera de ser embarcados, ya que como una medida alterna, fueron movidos hacia ese puerto en barcos de otras rutas, para buscar una conexión en ese país.'Hemos sido alertados de otros contenedores que han permanecido hasta dos semanas a la espera del barco respectivo, debido a que la congestión portuaria ha retrasado este proceso. Asimismo, la demora en los itinerarios de embarcación nos ha ocasionado tardanzas de hasta cuatro días, provocando la pérdida de calidad en productos frescos', explicó Bonilla.Recargos. Adicional a esto, algunas compañías navieras implementaron un recargo provisional en sus servicios, el cual oscila entre $200 y $400, que se traslada directamente a los importadores y exportadores nacionales. Por ejemplo, un servicio por el cual antes los exportadores debían pagar $2.800, ahora ronda los $3.000.Edgardo González, presidente de la Cámara de Armadores y Agentes de Vapores, explicó que esta decisión de algunas compañías se da a raíz de las pérdidas que les dejó el movimiento en contra de la reforma fiscal.'Hay barcos que estuvieron esperando tres, cuatro o cinco días y, tener un embarcación parada, tiene un costo muy...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA