Estos son los cambios clave en la segunda propuesta del reglamento de renta

 
EXTRACTO GRATUITO

Para muchos analistas de impuestos, el peor error en el que puede incurrir un reglamento es sustituir a la ley. En esto falló considerablemente el primer borrador del reglamento para regular el impuesto sobre la renta, publicado en abril del 2019. Este impuesto empezará a regir a partir del 1.° de julio.Menos de un mes después, Hacienda publicó el segundo ensayo de reglamento para el impuesto a las utilidades. En este, aclara algunos conceptos oscuros en el primer texto y se aleja de los puntos más criticados.Aclaración sobre las rentas del capital inmobiliarioEl cambio principal está en el punto más crítico del texto de abril. Cuando los diputados aprobaron la Ley de Fortalecimiento de las Finanzas Públicas, se incorporó un capítulo en el que se gravan las rentas de capital. En la ley se detalla cómo se cobrarán las rentas inmobiliarias, rentas mobiliarias y rentas de capital, y se especifica que los contribuyentes son personas físicas o jurídicas. Este capítulo 11 de la ley es completamente nuevo respecto a la antigua regulación del impuesto.Para las rentas de capital inmobiliario, la tarifa es del 15% y no del 30%, como en el impuesto de renta regular. La otra diferencia reside en el hecho de que el contribuyente solo tiene derecho a un 15% del gasto que se aplica automáticamente; no pueden deducir más. Es decir, en este tipo de cobro, el contribuyente paga un 15% sobre el 85% del total de su renta -¢12,75 por cada ¢100-.Primer borrador: En el primer reglamento publicado por Hacienda se eliminaba a las personas jurídicas de optar por el esquema tarifario de rentas de capital, a pesar de que la ley dice que están presentes.En este texto tampoco quedaba claro si los contribuyentes podían elegir pagar el impuesto en este régimen recién creado o preferir el pago tradicional de renta.Segundo borrador: En el segundo reglamento se aclara que, por la naturaleza de los activos, la totalidad de los productos de capital inmobiliario tiene que quedar en el artículo 11 de la ley. Es decir, no hay distinción entre personas físicas y jurídicas, de acuerdo con Alan Saborío, socio de impuestos de Deloitte.Todos los contribuyentes que tengan ingresos por alquileres de inmuebles pueden pasar del régimen nuevo de rentas de capital inmobiliario al normal del impuesto sobre las utilidades, siempre que tengan al menos un empleado asegurado ante la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS).Este segundo texto también aclara que este nuevo régimen es opcional...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA