Comentario al artículo 535 de Código Civil

Fecha28 Noviembre 2022
AutorAriana Sibaja López
SecciónCódigo Civil

COMENTARIO

De conformidad con artículo ahora comentado, existe una total independencia entre el patrimonio del causante y el patrimonio de sus sucesores. Esto quiere decir, que cuando el patrimonio del fallecido no alcance para cancelar sus obligaciones, los sucesores no están obligados a pagar el saldo en descubierto.

Una de las finalidades del proceso sucesorio es la cancelación de todas las obligaciones pendientes del causante y el resto, distribuirlo entre sus herederos. Como se había indicado anteriormente, las deudas u obligaciones no se heredan. Todo proceso sucesorio pretende la liquidación del patrimonio del causante, ya que antes de repartirlo a sus herederos y legatarios, deben cancelarse las obligaciones que afectan a ese patrimonio. Las deudas y cargas se pagarán hasta donde alcance el patrimonio.

Por esta razón es necesario hacer una constatación precisa y exhaustiva del activo que poseía el causante al momento de su fallecimiento, para luego así determinar la forma en que se cancelará el pasivo.

1. Constatación del activo.

El inventario de bienes dentro de un proceso sucesorio es indispensable, pues es imposible adjudicarse un bien que no haya sido incluido en el mismo.

Los bienes que son susceptibles de inventario son:

  1. Los bienes gananciales (esto tanto para cónyuges como para relación de hecho debidamente reconocida judicialmente). Esto incluye tanto los bienes registrados del fallecido como los del cónyuge o pareja de hecho sobreviviente. Recordemos que, con el fallecimiento de uno, el vínculo matrimonial se disuelve y, en consecuencia, cada uno tiene derecho a recibir el 50% de los gananciales.

  1. Los bienes y derechos que le pertenezcan y se encuentren a nombre del causante. Dentro de estos se encuentran los bienes inmuebles inscritos a su nombre, bienes muebles inscritos a su nombre, títulos valores o de comercio y bienes muebles no inscribibles (joyas, menaje de la casa, etc.).

De conformidad con los arts. 128.1 y 128.2 del Código Procesal Civil (CPC), el inventario deberá ser presentado por el albacea 15 días después de la aceptación de su cargo. No obstante, durante el proceso podrán incluirse o excluirse bienes ya sea por el mismo albacea (por vía directa) o cualquiera que tenga interés directo (mediante proceso incidental) (arts. 113, 114 y 128.4 CPC).

2. Legalización y cancelación del pasivo.

Todos los acreedores deberán apersonarse al proceso sucesorio a cobrar los montos pretendidos. Así, el art. 129 CPC dispone que todos los acreedores comunes, excepto los separatistas, deben reclamar su crédito en el proceso sucesorio indicando los montos pretendidos y presentando la documentación respectiva.

Los acreedores separatistas son aquellos que tienen garantías reales (hipotecas, cédulas hipotecarias, prendas, garantías mobiliarias, etc.) y éstas podrán ser cobradas hasta donde alcancen las garantías. Si existiera algún saldo al descubierto tendrán que reclamarlo junto con los demás acreedores comunes. Por supuesto, estos últimos deberán demostrar ser acreedores del causante, pero por la naturaleza de este tipo de garantía, bastará presentar las certificaciones del Registro respectivo donde conste anotada la misma.

Si en el proceso sucesorio se llegaran a legalizar créditos, la autoridad competente pondrá en conocimiento a todos los interesados para que se manifiesten al respecto. De no haber oposición, se resolverá sobre la existencia, la extensión y preferencia de los créditos. Si algún interesado se opone, deberá...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba

VLEX utiliza cookies de inicio de sesión para aportarte una mejor experiencia de navegación. Si haces click en 'Aceptar' o continúas navegando por esta web consideramos que aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR