Comentario al artículo 78 de Código Procesal Civil

Fecha30 Diciembre 2022
AutorKendall David Ruiz Jiménez
SecciónCódigo Procesal Civil

COMENTARIO

El título de la norma no propiamente coincide con su contenido, dado que aquel se refiere a presupuestos y finalidad, pero este se refiere a la admisibilidad. Por lo tanto, para solicitar la aplicación de la tutela cautelar deben analizarse en conjunto este art. 78 del Código Procesal Civil (CPC) y el art. 79 CPC que prevé los elementos de admisibilidad.

Para abordar esta norma se debe realizar una división conceptual al momento de solicitar la tutela cautelar:

  • Peligro de pérdida: que eventualmente no se pueda conseguir algún elemento, derecho o situación que se encuentre dentro del litigio.

  • Alteración: posibilidad de que se modifique algo presente dentro del conflicto y, en su caso, que dicha alteración sea irreversible o genere un potencial daño.

  • Daño actual: que se esté ocasionando, en tiempo presente, un daño derivado de la situación.

  • Daño potencial: que se proyecte que la actuación que se ataca o por la que se solicita la tutela cautelar eventual o potencialmente puede causar una afectación.

  • Aseguramiento de resultados futuros: pretende garantizar que si se dicta una sentencia, esta no sea inejecutable.

  • Consolidación de situaciones jurídicas actuales o eventuales: se pretende que se mantengan situaciones o condiciones en el derecho durante el proceso, para evitar una mayor afectación.

  • Probabilidad: se debe demostrar que es muy elevada la probabilidad de que la situación adversa suceda y de que la afectación sea muy alta.

  • Apariencia de buen derecho o que sea verdadero (verosimilitud): se debe demostrar que lo que se pretende se ejercita, aparentemente, con buen derecho, o que es lo más verdadero posible para los fines del caso.

Un consejo práctico a considerar, según sea el caso, reside en generar un apartado en el que explique estos elementos y se les dé sustento con los hechos y la prueba, para que se justifique adecuadamente la pretensión. Estos elementos son analizados por la persona juzgadora de manera integral, por lo que es necesario cumplir con los elementos mencionados y argumentar adecuadamente esta necesidad de la aplicación de la medida cautelar y la potencial afectación. De ahí también la importancia de saber pedir la medida cautelar con sustento probatorio. Siempre debe haber un ligamen entre hechos, prueba y pretensión.


AUTOR

Kendall David Ruiz Jiménez • Es Doctor en Derecho Comercial y Procesal Civil por la Universidad Escuela Libre de Derecho, Máster en Derecho Empresarial y Máster en Administración de Negocios con Énfasis en Recursos Humanos, ambas por la Universidad Latinoamericana de Ciencia y Tecnología de Costa Rica. Además, es Especialista en Derecho Notarial y Registral por la Universidad Federada de Costa Rica,...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba

VLEX utiliza cookies de inicio de sesión para aportarte una mejor experiencia de navegación. Si haces click en 'Aceptar' o continúas navegando por esta web consideramos que aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR