Consejos para disminuir el dolor post-ejercicio

La práctica deportiva estructurada se vuelve cada día una actividad más necesaria en la vida de la población actual.Pues según muestran las estadísticas mundiales, las personas cada vez hacen menos labores que demanden esfuerzo físico.Esto por cuanto los desplazamientos de un lugar a otro son en automóvil, metro o autobús, por lo que la gente camina menos; cada vez más las personas utilizan escaleras eléctricas o ascensores, los avances tecnológicos han hecho que las actividades domésticas demanden un menor gasto energético y que el tiempo para la recreación se utilice en juegos electrónicos o actividades sedentarias.Por tal razón, hacer ejercicio en forma continua y estructurada es la prescripción médica de rigor en estos días; ya que los indicadores en salud muestran las graves consecuencias que ha estado provocando el sedentarismo en el ser humano, como: sobrepeso, obesidad, diabetes, hipertensión, problemas cardiovasculares y otros males conocidos.En este sentido el inicio de la práctica deportiva implica siempre las consecuencias de la baja condición física y por tanto de las dolencias musculares debido al esfuerzo realizado ante la poca adaptación al deporte.Pues, cuando realizamos una actividad física intensa y de mucho esfuerzo se produce posteriormente el dolor muscular debido a la excesiva formación de ácido láctico o lactato.La alta formación de ácido láctico se acumula en nuestros músculos y sangre, provocando dolor, fatiga muscular y los desagradables calambres. Pero si continuamos haciendo ejercicio en forma constante el cuerpo será capaz de reutilizar el lactato como fuente de energía y con...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba

VLEX utiliza cookies de inicio de sesión para aportarte una mejor experiencia de navegación. Si haces click en 'Aceptar' o continúas navegando por esta web consideramos que aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR