Corte y gremios están dispuestos a ajustar el cálculo de sus pensiones

RESUMEN

Los magistrados de la Corte Suprema de Justicia y los gremios judiciales pujan por una reforma a sus pensiones que no les eleve tanto la edad de retiro y que no les aumente el porcentaje que cotizan de su salario.

 
EXTRACTO GRATUITO

Los magistrados de la Corte Suprema de Justicia y los gremios judiciales pujan por una reforma a sus pensiones que no les eleve tanto la edad de retiro y que no les aumente el porcentaje que cotizan de su salario.

Empero, están dispuestos a que la pensión se les calcule sobre el promedio de los salarios de los últimos 10 años, en vez de los últimos 24 meses.

Esto se desprende del texto que los sindicatos y la cúpula del Poder Judicial consensuaron entre ellos para deponer la huelga que mantuvieron durante 13 días.

Ahora procuran negociar la propuesta con el presidente Luis Guillermo Solís y en todos los ámbitos posibles.

Tanto magistrados como empleados judiciales pretenden que su texto sustituya el que los diputados dictaminaron el 27 de julio, el cual reduciría los altos beneficios jubilatorios, con el fin de tapar el hueco de ¢5,3 billones que un estudio del Instituto de Investigaciones en Ciencias Económicas (IICE), de la Universidad de Costa Rica (UCR), detectó en este régimen.

Por solicitud de la Corte Suprema, el IICE recomendó dos escenarios con los cuales se podría cerrar el déficit actuarial, lo que evitaría que el Gobierno y los contribuyentes paguen por las ventajas de los pensionados judiciales.

Los diputados, en una sesión de la Comisión Especial de Pensiones, acogieron la mayoría de las recomendaciones del IICE, pero hicieron cambios en dos de estas.

En consonancia con el estudio de la UCR, el texto dictaminado eleva de 60 a 65 años la edad de retiro para jubilarse de manera ordinaria; además, impone un tope máximo de ¢4 millones y exige un aporte solidario a los actuales pensionados cuyas jubilaciones superen esa cifra. La contribución equivaldría a un 50% del exceso sobre los ¢4 millones.

En cambio, los gremios solicitan que la edad de jubilación se mantenga en 60 años para hombres, y que solo suba a 62 años para las mujeres, además de que el aporte solidario sea de un 20% sobre el exceso.

En cuanto al monto de la pensión, el IICE había recomendado pagar entre el 72,5% y el 85% del promedio de los últimos 24 meses, dependiendo de si se elevaba el porcentaje de cotización del salario, que hoy es de un 11%. Si se aumentaba a un 15%, el estudio proponía pagar el 85% y, si no, el 72,5%.

Actualmente, los empleados judiciales reciben el 100% de los últimos 24 salarios.

Los legisladores optaron por pagar el 85% del promedio de los últimos 240 salarios y establecieron que la cotización variaría entre un 11%...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA GRATIS