'Derechos Humanos': Doctrina y praxis

Autor:Héctor H. Hernández
Cargo del Autor:Abogado. Medalla de oro de su promoción (UCA, Rosario, 1966)
Páginas:281-333
RESUMEN

La palabra y su objeto dominan la escena, al extremo de que se puede decir que “todos hablamos de los derechos humanos”, o que vivimos “el tiempo de los derechos” (Bobbio), o de “la inflación de los derechos” (Villey) cabe entonces formular una cuestión a la que se encadenarán otras cuatro... (ver resumen completo)

 
EXTRACTO GRATUITO
VII
“DERECHOS HUMANOS”:
DOCTRINA Y PRAXIS
Héc tor H. Her nán dez
1. Intro duc ción
La pa la bra y su ob je to do mi nan la es ce na, al ex tre mo de
que se pue de de cir que “to dos ha bla mos de los de re chos hu -
ma nos”, o que vi vi mos “el tiem po de los de re chos” (Bob -
bio), o de “la in fla ción de los de re chos” (Vi lley) cabe en ton -
ces for mu lar una cues tión a la que se en ca de na rán otras
cua tro: 1. Si este tiem po de pro cla ma ción en fá ti ca de aqué -
llos coin ci de con su res pe to. 2. Si la res pues ta es ne ga ti va, ¿a
qué se debe el even tual irres pe to? 3. Ante la po si ble coin ci -
den cia “re cla ma ción-irres pe to”, ve ri fi car si no ha bría al gún
“caso de de re chos hu ma nos” que pu die ra ser vir de “test”
para ve ri fi car si el mo vi mien to cul tu ral he ge mó ni co en la
ma te ria hay un res pe to se rio de lo que de cla ma de fen der. 4.
Si la res pues ta fue re ne ga ti va, in da gar si no ha brá una “ca -
rac te rís ti ca psi co ló gi ca” de tec ta ble en di cho mo vi mien to
cuya de tec ción eche al gu na luz so bre el pro ble ma. 5. Si es -
tan do con esto lla ma da a jui cio la doc tri na más ha bi tual no
281
“DERECHOS HUMANOS”: DOCTRINA Y
PRAXIS
ha brá una doc tri na al ter na ti va y vá li da so bre de re chos hu ma -
nos. Vea mos. (V. I. Nota com ple men ta ria al apar ta do 1)150
2. De cla ma ción de los de re chos no es lo mis mo
que res pe to del hom bre
“Nun ca se ha oído exal tar
tan to la dig ni dad y el de re cho del hom bre
a una vida he cha a me di da del hom bre,
pero tam bién nun ca como hoy
ha ha bi do afren tas tan pa ten tes
a esas declaraciones”.
Juan Pa blo II151
Se ha di cho que es ta mos en el si glo “del ho lo caus to” (ho -
lo caus to no el úni co, cuya víc ti ma fue ron los ju díos en ma -
nos del na zis mo). A lo que debe agre gar se el dato de AAVV
au to de cla ra dos “iz quier dis tas”, de que el co mu nis mo ha pro -
du ci do al re de dor de 100 mi llo nes de muer tes vio len tas en el
si glo XX: otro “ho lo caus to”, pues. Y que en las dos con fla -
gra cio nes mun dia les, ex ten di das como nun ca an tes, tam bién
como nun ca han muer to hom bres en ma nos de su pró ji mo. El
Pre si den te Nor tea me ri ca no Ro nald Rea gan hace ya va rios
años, se ña ló que su país per dió diez ve ces más com pa trio tas
en sólo diez años de abor to “le ga li za do” des de 1973, que en
to das las gue rras de su his to ria. Su me mos a esto la rea li dad
iné di ta en los si glos de la ex clu sión sis te má ti ca del sis te ma
VII: “DERECHOS HUMANOS”: DOCTRINA Y PRAXIS
282
150 En las no tas com ple men ta rias hay ex pli ca cio nes adi cio na les y re fe ren cias. Ver al fi nal
del ca pí tu lo.
151 Juan Pa blo II, Alo cu ción del 22.12.79, “L´Osser va to re Ro ma no”, edi ción es pa ño la,
año XI, nº 52, 30.12.79.
eco nó mi co-so cial de una gran can ti dad de per so nas, no ya
so me ti das a una for mal ex plo ta ción in jus ta, sino con si de ra -
das ab so lu ta men te al mar gen de sus co mu ni da des po lí ti cas:
La de so cu pa ción sis te ma ti za da. Y la ti ra nía bajo apa rien cia
de li ber tad que es el fru to ma du ro, tí pi co y esen cial del li be -
ra lis mo eco nó mi co. Sú me se le la con cul ca ción sis te má ti ca de
las so be ra nías de los Esta dos tra di cio na les, que im pli can
cier ta pro tec ción, apar te los de re chos de los pue blos como
ta les, de los in di vi duos que los com po nen: com pú te se en ese
lu gar la cre cien te de pen den cia ar gen ti na de or ga nis mos in -
ter na cio na les.
Cuan do el dis cur so “pro gre sis ta” y “co rrec to” nos ob je ta
que en nues tras épo cas se han su pe ra do los pa sa dos tiem pos
de ser vi dum bre, una no ti cia de Ze nit en Inter net nos in for ma
que “exis ten en el mun do 200 mi llo nes de per so nas re du ci -
das a es cla vi tud”: “un su per mer ca do de se res hu ma nos que
pro por cio na cuan tio sas ga nan cias a las nu me ro sas ma fias
exis ten tes”, sean in mi gran tes, sean mu je res emi gra das con
en ga ño para pros ti tuir se. En Ita lia, “el 90 % de las mu je res
que se pros ti tu yen en la ca lle son es cla vas”. En suma, ya es
un tó pi co de cir que en este si glo hay una con cul ca ción inau -
di ta de los de re chos hu ma nos. Ello se evi den ció en una fe cha
cla ve, y por di ri gen tes nada reac cio na rios fren te a los mo de -
los cul tu ra les im pe ran tes, en el 50 ani ver sa rio de la De cla ra -
ción de las ONU. Lo que de no ta en fin, como es ya un tó pi co
de cir lo, que asis ti mos a una gra ve cri sis mo ral.
Con lo que te ne mos pues, como pri me ra con clu sión,
la coin ci den cia de la abun dan cia de las pa la bras y de -
cla ra cio nes, con la fal ta de res pe to. Vi vi mos “el tiem -
po de los de re chos” y “el tiem po de su con cul ca ción
sis te má ti ca”.
Héc tor H. Her nán dez
283

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA