Dictamen n° 309 de 05 de Setiembre de 2008, de Instituto Costarricense del Deporte y la Recreación

EmisorInstituto Costarricense del Deporte y la Recreación

C-309-2008

5 de setiembre de de 2008

Señor

Jorge Antonio Muñoz Guillen

Director Nacional

Instituto Costarricense del Deporte y la Recreación

Estimado señor:

Con la aprobación del Sr. Procurador General Adjunto de la República, nos referimos a su oficio número DN00686-04-2008 de fecha 22 de abril del 2008, recibido en esta Procuraduría el 25 de abril siguiente.

De previo a referirnos al objeto de su consulta, sírvase aceptar nuestras disculpas por la tardanza que ha tenido su atención, motivado en el volumen de trabajo que atiende esta Procuraduría.

I. Objeto de la consulta

Mediante el oficio arriba indicado, la consultante solicita se emita criterio en torno al siguiente aspecto:

¿Puede una Sociedad Anónima Deportiva, sea por transformación o por constitución formar parte d una asociación de segundo grado (federación, liga o unión)?

Sobre el particular, se aporta criterio legal emitido por la Asesoría Legal del Consejo Nacional del Deporte y la Recreación, mediante oficio número ALCNDR-018-04-2008 de 21 de abril del 2008, concluyendo en lo que es objeto de consulta que, “las sociedades anónimas deportivas si pueden constituir o afiliarse a una asociación de segundo grado (federación, liga, unión), por cuando el espíritu de la Ley fue crear una nueva figura jurídica que suplantara a la asociación, no tendría sentido la creación de varios artículos en la Ley 7800 sobre este particular y que no puedan incorporarse a las federaciones de representación nacional o a cualquier federación que se constituya”.

Ahora bien, siendo que el objeto de la presente consulta se relaciona con las figuras de asociaciones deportivas –de primer y segundo grado- establecidas en la Ley 7800, y concretamente sobre la posibilidad de que las Sociedades Anónimas Deportivas (S.A.D.) formen parte de las asociaciones de segundo grado, debemos referirnos a ellas.

II. Ley 7800 y la regulación de asociaciones deportivas de primer y segundo grado

En primer término, debemos señalar que mediante la Ley número 7800 de 30 de abril de 1998, se crea el Instituto Costarricense del Deporte, como una institución semiautónoma del Estado, con personalidad jurídica propia e independencia administrativa para el ejercicio de sus funciones, cuyo fin primordial es la promoción y el estimulo del deporte nacional y la recreación, actividad considerada de interés público.

Así el artículo 1 de la referida ley nos señala:

“ARTÍCULO 1.-

Créase el Instituto Costarricense del Deporte y la Recreación, en adelante el Instituto, como institución semiautónoma del Estado, con personalidad jurídica propia e independencia administrativa. Las siglas del Instituto serán ICODER.

El fin primordial del Instituto es la promoción, el apoyo y el estímulo de la práctica individual y colectiva del deporte y la recreación de los habitantes de la República, actividad considerada de interés público por estar comprometida la salud integral de la población . Para tal efecto, el Instituto debe orientar sus acciones, programas y proyectos a fomentar el fortalecimiento de las organizaciones privadas relacionadas con el deporte y la recreación, dentro de un marco jurídico regulatorio adecuado en consideración de ese interés público, que permita el desarrollo del deporte y la recreación, así como de las ciencias aplicadas, en beneficio de los deportistas en particular y de Costa Rica en general.” (Lo resaltado no es del original)

Tal y como se desprende de la norma citada, el legislador estimó necesario, a través de esta regulación, fortalecer las entidades privadas vinculadas con la promoción del deporte.

Es así como en los capítulos V y VI de la Ley 7800, se regula lo relacionado con asociaciones deportivas, como organizaciones de utilidad pública.

Al efecto, el artículo 50 de la referida ley, en relación al artículo 46 del Reglamento Decreto Ejecutivo 28922 de 18 de agosto de 2000, las clasifica como asociaciones de primero y segundo grados, siendo las primeras las constituidas por un acto de fundación promovido por un máximo de diez personas mayores de edad, que tengan por fin la promoción, el apoyo, el estímulo o la práctica de un deporte o de la recreación o ambas actividades en conjunto ( Sobre el número de personas necesario para conformar una asociación deportiva, véase las aclaraciones efectuadas en el dictamen número C-136-2000 de 15 de junio del 2000 ).

Por su parte, las asociaciones de segundo grado, tendrán la misma naturaleza y finalidad que la de primer grado, y se constituirán por la reunión de dos o más asociaciones de primer grado, debidamente inscritas en el Registro de Asociaciones que al efecto lleva el Registro Nacional.

La asociación de segundo grado se distinguirá con el término de "Federación", "Liga" o "Unión” (artículo 52 de la Ley en relación al 48 de su Reglamento).

Sobre este tipo de asociaciones -segundo grado-, este Órgano Asesor se ha pronunciado respecto a su constitución y funcionamiento en los siguientes términos:

“(…) II.-

RESPECTO A LA CONSTITUCIÓN Y FUNCIONAMIENTO DE LOS ENTES ASOCIATIVOS DE SEGUNDO GRADO.

De conformidad con la doctrina, “… una federación se puede definir como la unión de entidades con personalidad jurídica que se centralizan para reconocerse y respaldar las actividades intermedias, representándolas, reconociendo su autonomía y autogestión coordinativa, respetando la personalidad jurídica preexistente.” (SANCHEZ SARDO, Manuel y PODESTA PRATS, María, “Manual Teórico Práctico de Asociaciones Mutuales”, Ediciones Roca, Buenos Aires, 1994).

Por su parte, los artículos 30 y 31 la Ley de Asociaciones (n.° 218 de 8 de agosto de 1939) y el 3 de su Reglamento, regulan lo relativo a la constitución de ese tipo de entes de segundo grado. Dichas normas disponen lo siguiente:

“Artículo 30.-

Pueden constituirse asociaciones formadas por la reunión de dos o más asociaciones con personaría jurídica. En los casos anteriores, la nueva entidad adquirirá personería jurídica independiente de la personería de las entidades que la componen. Esta forma de asociaciones se distinguirá con los términos de ‘federación’, ‘liga’ o ‘unión’, que deberán insertar en su nombre y que las asociaciones simples no podrán usar.

Las asociaciones federales pueden, a su vez, constituir en las mismas condiciones una nueva forma de asociación que llevará forzosamente el nombre de ‘confederación’, término que se reserva exclusivamente para esta clase de entidades.

“Artículo 31.-

Las formalidades para la formación de esas federaciones y confederaciones serán las mismas que las determinadas en esta ley para las asociaciones y serán los estatutos de esas nuevas entidades los que determinarán la relación de unas con respecto a las otras".

Artículo 3.-

Las formalidades para la constitución de una federación, confederación, liga o unión, de conformidad con los artículos 30 y 31 de la Ley, son las mismas que se utilizan para la constitución de una asociación, excepción hecha de la concurrencia de diez personas físicas como constituyentes, con la salvedad de que el número de delegados no puede ser inferior al requerido para conformar los órganos de la entidad."

E n lo que concierne específicamente a las federaciones deportivas, el artículo 40 de la “Ley de Creación del Instituto Costarricense del Deporte y la Recreación y su Régimen Jurídico” (n.° 7800 de 30 de abril de 1998) indica:

" Artículo 40.-

Para los efectos de esta ley, todas las asociaciones y federaciones deberán estar inscritas en el Registro Nacional, previa calificación del Instituto acerca de la procedencia de la inscripción . En el momento de ser inscritas, tanto el Instituto como el Registro deberán constatar que las asociaciones y federaciones cumplan con los principios democráticos de elección de sus órganos directivos, su funcionamiento y...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba

VLEX utiliza cookies de inicio de sesión para aportarte una mejor experiencia de navegación. Si haces click en 'Aceptar' o continúas navegando por esta web consideramos que aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR