Dictamen n° 111 de 16 de Mayo de 1986, de Servicio Nacional de Aguas Subterráneas Riego y Avenamiento

EmisorServicio Nacional de Aguas Subterráneas Riego y Avenamiento

6.-Nulidad absoluta de un contrato administrativo. INCOMPETENCIA DE LA PROCURADURIA GENERAL PARA DECLARARLA.

Licda. Montserrat Romero Royo Procuradora de Familia

DICTAMEN: C-111-86 de 16 de mayo de 1986 CONSULTANTE: Gerencia de SENARA

Se solicita a esta Procuraduría el dictamen que prevé el artículo 173 de la Ley General de la Administración Pública.

Al respecto nos permitimos manifestar que, tratándose el procedimiento que usted pone a nuestro conocimiento de la posible nulidad absoluta de un contrato administrativo, (contrato de dedicación exclusiva suscrito por el servidor y el señor Gerente del Servicio Nacional de Aguas Subterráneas, Riego y Avenamiento), no es procedente que este Despacho emita el referido dictamen, ya que, el contrato dicho es un acto declaratorio de derechos, por lo que la Administración no necesita ajustar su actuación a lo dispuesto por el artículo 173 de la LGAP. Esta Procuraduría, ha mantenido el criterio de que la nulidad absoluta, evidente y manifiesta deber ser declarada por la administración contratante porque es de su competencia. Así se expresó en dictamen Nº C-263 de 13 de octubre de 1982, suscrito por la Licda. Magda Rojas, que en lo que interesa me permito transcribir:

"La doctrina administrativa diferencia entre las figuras de acto y contrato administrativo. La doctrina es conteste en considerar que si bien el contrato constituye una forma de actuación jurídica de la administración, en sentido estricto sólo es acto administrativo la declaración de voluntad emitida unilateralmente por la Administración y productora de efectos jurídicos. El contrato es un acto bilateral tanto en su formación como en sus efectos, por lo que el régimen jurídico aplicable es diferente del previsto para los actos administrativos. Acto administrativo y contrato administrativo son instituciones jurídicas diversas.

Sobre el particular, nos dice Ernest Forsthoff:

"El acto administrativo es un declaración soberana unilateral. Por eso no comprende las regulaciones de Derecho Público en que intervienen varias partes o voluntades. El contrato de Derecho Público no es un acto administrativo; sobre esto reina amplia unanimidad. En el contrato de Derecho Público falta el factor de disposición soberana, de mandato, conformación o señalamiento unilateral. También en el Derecho Público, el contrato se produce por una declaración consensual de voluntad". (Forsthoff, Ernest: Tratado de Derecho Administrativo. Madrid: Instituto de...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba

VLEX utiliza cookies de inicio de sesión para aportarte una mejor experiencia de navegación. Si haces click en 'Aceptar' o continúas navegando por esta web consideramos que aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR