Entrevista con Elizabeth Odio, jueza electa en Corte Interamericana de Derechos Humanos: 'El aborto no tiene por qué ser un crimen'

RESUMEN

La abogada tica asume en el 2016 una silla de jueza en la Corte Interamericana de Derechos Humanos. Aquí repasa sus posiciones de feminista y su visión crítica sobre el país, pero sostiene que se abstendrá de votar en juicios contra Costa Rica.

 
EXTRACTO GRATUITO

La costarricense electa para jueza de la Corte Interamericana de Derechos Humanos, Elizabeth Odio Benito, no es una mujer neutra. Se declara feminista, parte de la clase política nacional y defensora de ideas incómodas en la sociedad tica. El aborto es un ejemplo.

Esta jurista de 75 años, profesora, exvicepresidenta de la República, ministra con Rodrigo Carazo Odio y Miguel Ángel Rodríguez Echeverría, y jueza internacional en dos foros de máximo nivel, se expresa en contra de criminalizar el aborto voluntario.

Aclara que no pide legalizarlo, pero sí rechaza catalogar como criminal a la mujer que lo haga, a las parejas o a los médicos, tal como ocurre en la ley actual.

'Sé que es un tema sensible porque se mezclan cosas religiosas, pero tengo mi posición. El aborto no tiene por qué ser legal, pero el aborto tampoco tiene por qué ser un crimen. Una mujer puede sentir necesidad o deseo de abortar, o una pareja, por muchas razones, y hay que respetarlo. Eso no convierte a la mujer o al médico en criminales', contestó en una entrevista este viernes, dos días después de haber resultado electa en Washington como jueza de la Corte Interamericana del 2016 al 2021.

Su opinión no es la de cualquier ciudadana. Es la de una miembro designada para la Corte que resuelve asuntos igualmente sensibles y que podría acoger una denuncia sobre aborto terapéutico contra Costa Rica.

Se trata del caso de dos mujeres que pedían se les aplicara el aborto terapéutico en Costa Rica y, como se les negó, acudieron con su denuncia a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), el organismo encargado de analizar cada caso y presentar la demanda, si procediera, contra la Corte Interamericana.

Y si en el aborto ella está en contra de penalizarlo, en el aborto terapéutico es más clara aún.

'Si no queremos despenalizar el aborto como opción, porque como sociedad sentimos que no es momento, sí es obvio que se debe aplicar el aborto terapéutico que ya está en nuestra legislación. Hay médicos que creen que es un crimen el aborto terapéutico y ponen en riesgo la vida de la mujer', añadió durante una entrevista de 100 minutos en su casa en Escazú, a 7 km de la sede de la Corte.

Ahí nos atendió acompañada de su gata Saskia, esta puntarenense que gusta de la novela policíaca de Agatha Christie y también de la serie Harry Potter.

Ahora el Estado costarricense propone la posibilidad de un acuerdo a las dos mujeres que acudieron a la CIDH. ¿Está...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA