¿Es un gasto deducible la provisión por aguinaldo?

Autor:Actualidad Tributaria
 
EXTRACTO GRATUITO

En el caso de un contribuyente cuyo periodo fiscal comprende del primero de octubre al treinta de setiembre de cada año, se puede considerar gasto deducible la porción de aguinaldo de esos meses, para el cálculo de impuesto de renta, aunque por diferencia temporaria, el aguinaldo va a ser cancelado en el periodo fiscal siguiente. La respuesta a esta consulta es que no es deducible.

El inciso b) del artículo 8 de la Ley del Impuesto sobre la Renta, establece como deducible de la Renta Bruta, el gasto por aguinaldo.

Artículo 8.- Gastos deducibles.

Son deducibles de la renta bruta:

(…)

  1. Los sueldos, los sobresueldos, los salarios, las bonificaciones, las gratificaciones, las regalías, los aguinaldos, los obsequios y cualquier otra remuneración por servicios personales efectivamente prestados, siempre y cuando proceda y se hayan hecho las retenciones y enterado los impuestos a que se refiere el título II de esta Ley. 

    (…)

    Sin embargo, los gastos para que sean deducibles deben de haber sido causados en el periodo, pues el gasto no generado no es deducible de la renta bruta.

    A este efecto, el artículo 9 de la misma Ley del Impuesto sobre la Renta, establece que no serán deducibles:

  2. (…)

  3. (…)

  4. Los costos o gastos que no se refieran al período fiscal que se liquida.

    El gasto o el costo que se pretenda deducir de la renta bruta debe haber sido ocasionado en el periodo fiscal, por ello es que no se permite la deducción de provisiones.

    El Tribunal Fiscal Administrativo, se ha pronunciado sobre las reservas o provisiones del personal, indicando:

    “indica la impugnante que en este caso, la información solicitada por la administración Tributaria no existe, ya que la misma está circunscrita al registro correspondiente en los libros contables de la empresa bajo un número de cuenta, siendo su deducibilidad automática, primero porque así lo ordena la Ley y segundo, porque sin la existencia de tales reservas se hace nugatorio el manejo de personal a cargo. Los argumentos esgrimidos por la impugnante no han dejado de ser solo eso, argumentos, ya que no aporta prueba fehaciente alguna que rebata lo actuado por la Administración. Y no aporta prueba fehaciente que demuestre que efectivamente se incurrió en dicho gasto, según lo establecido en los artículos 7 y 8 de la Ley del Impuesto sobre la Renta y los artículos 11 y 12 de su Reglamento donde se indica que todo gasto en que incurra la empresa debe estar respaldado por documento fehaciente que soporte el...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA