Estrategias de la industria maquiladora Delphi en Sinaloa para enfrentar la crisis economica de 2007-2009.

Author:Guerra Garc
Position:Report
Pages:169(13)
 
FREE EXCERPT

ÍNDICE Resumen Abstract Introducción Evolución de la crisis económica de Estados Unidos Impacto de la crisis económica de Estados Unidos en México Algunos efectos de la crisis económica en el desarrollo regional de Sinaloa La industria maquiladora y exportadora en México Impacto de la crisis económica estadounidense en el sector de manufactura Estrategias de empresas manufactureras sinaloenses ante las crisis a) Estrategia de diversificación b) Estrategia de concentración c) Estrategia de reducción de costos d) Riesgo Propuestas de los ejecutivos de Delphi Mochis A manera de conclusión Referencias bibliográficas INTRODUCCIÓN

El término crisis económica implica, de una u otra manera, la creencia de que en cierto momento la economía funcionaba regularmente bien pero que, por alguna causa, degradó en una situación indeseable; sin embargo, para los que siempre han sido pobres, la crisis económica siempre ha existido, ya que el sistema no ha podido resolver el problema de bienestar de todos los seres humanos.

En dado caso, si se acepta que existe una crisis económica, son muy variadas las explicaciones sobre el por qué ocurren; pueden originarse por diversas causas: la muerte de reyes o algún personaje sobresaliente, fin de monarquías, plagas de mercancías agrícolas, terremotos, expansiones territoriales, inicio y conclusión de un periodo bélico, declinación de la tasa de interés, fraudes bancarios, terminación de la fase de auge económico, cancelación de préstamos internacionales, violación y conclusión de pactos internacionales, aumento del precio del petróleo, crisis en bonos de tesorería, desequilibrios en el sector externo, irracionalidad del capital financiero, efectos de la globalización, quiebras bancarias, nepotismo y mala administración, movilidad del capital, crisis en las bolsas de valores mundiales, ataques especulativos en contra de los tipos de cambio, entre muchas otras (Arenas, 2008: 293).

Algunos autores como Watkins (2005:120), piensan que las crisis económicas se presentan cuando se detecta una perturbación extraordinaria en el sistema financiero que causa que los problemas de información asimétrica se acrecienten. Gómez y Reyes (2002: 63) la explican con la incorporación del crédito en la teoría macroeconómica:

"Las crisis financieras aparecen cuando las restricciones de crédito hacen imposible el refinanciamiento de algunos deudores, y se desencadenan pérdidas de capital y quiebras de empresas y bancos".

A pesar de que se tiene la idea de que son debido a choques con la economía exterior y que si se mantiene la economía interior fortalecida las crisis no prosperarán, la verdad es que no se tienen evidencias contundentes al respecto (Arenas, 2008). No todas las crisis económicas son iguales y por lo tanto son sumamente difíciles de prever. Precisamente por este motivo se convierten en un objeto de estudio cuyos resultados pudieran ser completamente opuestos a los de otros periodos históricamente críticos.

Es un hecho que la ausencia de estabilidad crea incertidumbre y puede conducir a una mala asignación de recursos; por ello, se considera que las explicaciones de las crisis financieras son muy variadas (Arenas, 2008). De manera general cuando hay crisis, la mala condición de los negocios y la incertidumbre sobre la salud de los bancos impulsa a los inversionistas a sacar sus fondos de estas instituciones, y éstos a ofrecer menos créditos. El mercado se vuelve incapaz de canalizar los fondos eficientemente y, como consecuencia de esto, la actividad económica se contrae considerablemente. Es así como las crisis financieras se caracterizan por un descenso en los precios de los activos y por la caída de un número considerable de empresas financieras y no financieras.

Pero de manera específica por ejemplo, para el caso mexicano en 1994, la afectación a las empresas y su recuperación no se dio de manera sincrónica ni de la misma forma para cada industria (Watkins, 2005); cada una presentó particularidades susceptibles de estudiar.

EVOLUCIÓN DE LA CRISIS ECONÓMICA DE ESTADOS UNIDOS

Cuando el lunes 21 de enero de 2008 las bolsas de valores cayeron con estrépito, los primeros analistas atribuyeron la ruptura económica al pánico desatado entre los inversores por los temores a que en Estados Unidos de América se fuera a iniciar una recesión duradera y profunda. Pero esto no es del todo cierto. Actualmente la discusión sobre si este país está en recesión (trimestres seguidos de decrecimiento económico) o en desaceleración profunda (crecimiento del PIB menor al 1%) es, para los inversores, una polémica académica bastante estéril (Palomo, 2008).

La actual crisis económica de los Estados Unidos que se empezó a sentir de manera más tangible desde la segunda mitad del año del 2007 fue un tanto disimulada durante el último cuarto del mismo año por las compras tradicionales para el Día de Acción de Gracias y la Navidad. Se empezó a manifestar más en los primeros dos meses del 2008 (Fondo Monetario Internacional, 2008a). De hecho, la crisis financiera que estalló en agosto de 2007 tras el colapso del mercado de hipotecas de alto riesgo en Estados Unidos, entró en septiembre de 2008 en una nueva fase agitada que ha dañado gravemente la confianza en las instituciones y mercados financieros mundiales (Fondo Monetario Internacional, 2008a:2).

En el último año, la economía mundial se ha visto confrontada con una crisis cada vez más profunda en los mercados financieros, fuertes correcciones en los mercados de la vivienda de varias economías avanzadas y auges de precios de las materias primas. L a merma en el crecimiento mundial tiene como epicentro a la desaceleración económica en Estados Unidos y al endurecimiento de las condiciones financieras mundiales. El Fondo Monetario Internacional (2008b), en su informe de perspectivas económicas de las Américas de octubre 2008, rebajó sus previsiones de crecimiento mundial de 5.0% en 2007 a 3.8 en 2008 y 3.0 en 2009.

Los Estados Unidos históricamente han sido capaces de controlar la mayoría de las variables económicas que afectan su desempeño económico, pero tal parece que en la actualidad se han conjugado algunas de estas variables y otros factores críticos para que la situación sea tan compleja de resolver que preocupa a nivel mundial. Su "Crisis Económica" tiene como orígenes diversos: factores económicos, políticos y hasta meteorológicos han influido fuertemente. McInerney (2008) vaticinaba en 2005 que la crisis económica vendría debido al aumento de los precios y al creciente desempleo. Observaba que para millones de trabajadores de Estados Unidos, los tiempos eran difíciles y que se estaban haciendo aún más difíciles.

"Los precios aumentan, hay creciente desempleo. Para millones de trabajadores de Estados Unidos, son tiempos difíciles y se están haciendo aún más difíciles. Para aquellos que se encuentran sin trabajo y viven en la pobreza, los recortes en programas sociales de la década pasada han significado un creciente sufrimiento".

La economía de Estados Unidos se ha debilitado sustancialmente en el último año. Las exportaciones netas han dado un promedio de los cinco principales bancos de inversión notable sustento al crecimiento del PIB, pero la demanda interna ha sido afectada, contrayéndose en el cuarto trimestre de 2007 y permaneciendo básicamente estancada desde entonces.

El impacto de la desaceleración del sector de la vivienda, antes limitado al sector de la construcción, se ha propagado ahora al gasto de los hogares y a los mercados financieros. El empleo se ha reducido en forma constante desde enero, elevando el índice de desempleo por encima del 6% y reduciendo el poder adquisitivo de los hogares. Además, aunque la inflación ha comenzado a atenuarse, en línea con los precios de los combustibles y los alimentos, aún permanecía cerca del 5.5% interanual en agosto, generando una presión adicional para los hogares (McInerney, 2005).

La economía estadounidense, es la que más ha sufrido los efectos directos de la crisis financiera que se originó en su propio mercado de hipotecas de alto riesgo, lo que ha restringido las condiciones crediticias y ha agudizado la corrección en el sector de la vivienda iniciada en 2006. La aplicación de una política contundente de expansión monetaria por parte de la Reserva Federal, la adopción oportuna de un paquete de medidas de estímulo fiscal y el sólido desempeño de las exportaciones respaldado por el debilitamiento del dólar de EE.UU. han contribuido a mitigar estos golpes, pero aun así la economía sólo ha logrado crecer en un 1.25% en promedio desde el cuarto trimestre de 2007.

A pesar de la enérgica campaña de distensión monetaria que puso en marcha la Reserva Federal, el consumo y la inversión empresarial también han disminuido mucho, la actitud de los mercados se ha deteriorado y se han endurecieron considerablemente las condiciones crediticias tras el estallido de la convulsión financiera (Fondo Monetario Internacional, 2008a). Estados Unidos sigue hundido en problemas financieros que salieron a la luz en el sector de hipotecas de alto riesgo, pero que ahora están mucho más difundidos. Las tensiones que en un momento parecían limitarse a un segmento del mercado de la vivienda tienen ahora efectos...

To continue reading

REQUEST YOUR TRIAL