Fiscalía detuvo a dos agentes del OIJ de Cañas

RESUMEN

Dos agentes del Organismo de Investigación Judicial (OIJ) de Cañas fueron detenidos la mañana del miércoles anterior, por orden de la Fiscalía Adjunta de Liberia, por un supuesto allanamiento ilegal y abuso de autoridad.

 
EXTRACTO GRATUITO

Dos agentes del Organismo de Investigación Judicial (OIJ) de Cañas fueron detenidos la mañana del miércoles anterior, por orden de la Fiscalía Adjunta de Liberia, a causa de un supuesto allanamiento ilegal y abuso de autoridad.

Sin embargo, al día siguiente, el Juzgado Penal de Cañas, en una audiencia que se realizó durante la tarde, ordenó ponerlos en libertad, sin ningún tipo de medida, al considerar que los oficiales actuaron conforme a lo que establece la legislación y que no había delito que perseguir.

La oficina de prensa del Ministerio Público confirmó este viernes la captura y la liberación de los policías.

El caso se tramita bajo el expediente 17-2249-0396-PE y es contra dos agentes de apellidos Jiménez y Carvajal.

Asimismo, la Fiscalía detalló que apelaron la resolución del juez, por lo que ahora el expediente será conocido por el Tribunal Penal de Hacienda.

Indagación por robo. De acuerdo con la información judicial, el hecho que generó este proceso penal ocurrió el martes 19 de diciembre, cuando los dos agentes efectuaban una investigación referente al robo de viviendas en la comunidad de Quebrada Azul, Tilarán.

Los policías, tras recibir una información, proporcionada por una víctima, de que un vecino estaba vendiendo un equipo de sonido robado, llegaron hasta la vivienda del sospechoso, en esa misma zona.

Una vez en el inmueble, los agentes se identificaron como policías y pidieron hablar con el presunto implicado, pero la esposa les dijo que no estaba.

Desde afuera, los oficiales observaron un equipo de sonido sobre el refrigerador, por lo cual solicitaron a la mujer permiso para revisar el artículo.

En la documentación judicial consta que los agentes y la mujer firmaron un acta de consentimiento para entrar a la casa y proceder con la revisión.

Cuando se encontraban realizando esa diligencia, el sospechoso -que se había escondido en el baño- salió y dijo a los oficiales que iba a entregar todos los objetos que no eran de él, pues estaba arrepentido.

Los agentes, luego de comunicarles lo ocurrido a sus superiores, decomisaron los artículos que correspondían no solo al robo de la vivienda que investigaban, sino de otros casos.

Debido a que los agentes judiciales...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA GRATIS