Fraude en bachillerato en la impunidad cinco años después

 

Luego de cinco años de ocurrido, el fraude en las pruebas de bachillerato del 2014, descubierto en Limón, permanece sin culpables.Así lo informó la oficina de prensa del Ministerio Público el pasado 19 de septiembre vía correo electrónico. En el 2014, la Fiscalía de Limón detuvo al director del colegio privado Gilander, ubicado en la localidad de Batán, por supuestamente vender los resultados de la prueba de Español y Matemáticas en cinco centros educativos de Limón.No obstante, las acusaciones contra el director del colegio, de apellido Acevedo, y un delegado del MEP, de apellido Zamora, continúan en proceso desde hace cinco años y no han llegado a un juicio en su contra.Acevedo habría enviado las respuestas de dos exámenes a varios a alumnos a través de Whatsapp para que ellos las vendieran a otros compañeros en cinco centros educativos por montos que oscilaban entre ¢10.000 y ¢35.000.Desde hace más de un año, la investigación se mantiene en "etapa final", según informó la oficina de prensa del Ministerio Público. Los imputados se mantienen con medidas cautelares como impedimento de salida del país, no comunicarse con testigos o imputados de la causa, así como no aplicar pruebas de bachillerato.Por su parte, los doce estudiantes acusados admitieron su complicidad en los hechos en el 2017. Ellos evitaron ir a juicio gracias a una medida...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba