Gobierno echará mano a base de datos de pobreza para evitar abusos en solicitudes de bono Proteger

 

La base de datos del Sistema Nacional de Información y Registro Único de Beneficiarios (Sinirube) será el primer gran filtro que deberán pasar los trabajadores independientes e informales para acceder al bono Proteger, un subsidio del Estado para las personas afectadas económicamente a causa de la pandemia de covid-19.A esos dos grupos, la plataforma únicamente les pide como requisito firmar una declaración jurada y aportar la cédula.¿Cómo evitar que esos requisitos se conviertan en un portillo para que personas que no se han visto afectadas por la emergencia sanitaria o que no estuvieran activos en esos sectores se aprovechen para obtener la ayuda?El ministro de Desarrollo Humano e Inclusión Social, Juan Luis Bermúdez aseguró que apuntan a dos respaldos principales."El primer resguardo es la declaración jurada, es jurídicamente válido, la persona nos hace saber que la información tiene la veracidad que corresponde, pero también asume una responsabilidad si hace incurrir en error por falta de que la información sea completa, se ve sujeto a que se establezcan procedimientos administrativos y judiciales", afirmó Bermúdez.Eso significa que quienes den detalles falsos sobre su condición se exponen en primera instancia a la cancelación del beneficio e incluso al cobro administrativo.Además podría ser acusado penalmente de perjurio y falso testimonio.La siguiente herramienta es Sinirube, que actuará como un gran filtro. Se trata de una plataforma adscrita el Instituto Mixto de Ayuda Social (IMAS) que reúne datos de 23 instituciones y contiene la información socioeconómica del 80% de la población.Ahí se podría verificar, por ejemplo, si la persona que pide la ayuda reporta otro tipo de actividad, tiene otro un empleo diferencia al que dice tener o ya recibe algún subsidio de más de ¢50.000 de parte del Gobierno."Hasta ese punto esperamos tener información suficiente para descartar casos que quisieran hacer algún engaño", añadió el también jerarca del IMAS.Bermúdez dijo a modo de ejemplo, que la información de Sinirube les permite saber que entre la población en pobreza extrema, la informalidad llega al 70%. Muchas de esas personas u hogares ya son atendidos por programas de bien social.Entretanto, quedan excluidos desde un principio empleados públicos, menores de 15 años y pensionados.Rápida respuestaEl presidente del IMAS sostiene que era necesario que el programa contara con una herramienta simplificada, porque se trata de algo extraordinario y...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba