INCIDENCIA DEL ESTATUS MIGRATORIO EN EL INGRESO Y BRECHAS SALARIALES DE GENERO DE MIGRANTES COSTARRICENSES EN EL NORESTE DE ESTADOS UNIDOS.

AutorArroyo-Gonz
Páginas41(30)

EFFECT OF THE MIGRATORY STATUS IN THE INCOME AND GENDER WAGE GAP OF COSTA RICAN IMMIGRANTS LIVING IN THE NORTHEAST OF THE UNITED STATES

  1. INTRODUCCION

    En La presente investigacion analiza el ingreso economico de la poblacion costarricense radicada en el noreste de Estados Unidos desde una perspectiva de su estatus migratorio y las brechas de ingreso segun el genero. Para tales efectos, se estiman ecuaciones de ingreso de Mincer (1974), a partir de un cuestionario aplicado desde el Consulado de Costa Rica en Nueva York y haciendo un analisis de brechas de ingreso con la metodologia descrita por Oaxaca y Ransom (1994).

    La justificacion para realizar el estudio radica en la importancia de visibilizar las circunstancias sociales de la poblacion migrante costarricense, cuyas problematicas sociales van desde estar indocumentada, sufrir pobreza, violencia, abandono, abuso y adiccion a las drogas, indigencia, accidentes laborales, incapacidad financiera para la repatriacion de cuerpos y muchos otros ejemplos. La compleja situacion se agrava con los limitados recursos del Consulado y la inexistente informacion, bases de datos o estudios sobre esta poblacion. Por lo anterior, es necesario crear una base de datos con informacion sobre esta poblacion, analizar su dinamica migratoria y visibilizar la atencion que requiere este grupo poblacional en el exterior por parte del Estado costarricense.

    La colonia costarricense en Estados Unidos es, por amplio margen, la mas grande en el mundo. Normalmente hay extensos estudios sobre la poblacion migrante radicada en Costa Rica, pero no asi estudios sobre costarricenses en otras partes del mundo. Segun el padron electoral del Tribunal Supremo de Elecciones (TSE) enviado directamente al Consulado, al 3 de octubre de 2017, habia 8674 costarricenses empadronados para votar en Nueva York para las elecciones presidenciales del 2018, siendo el Consulado costarricense mas populoso del mundo. Este Consulado abarca el noreste de Estados Unidos, especificamente los Estados de Pensilvania, Nueva Jersey, Nueva York, Connecticut, Rhode Island, Massachusetts, Nuevo Hampshire, Vermont y Maine.

    Existe informacion imprecisa respecto al numero total de costarricenses viviendo en Estados Unidos: se estima que esta oscila entre 85.924 (Organizacion Internacional para las Migraciones, 2015) y 154.784 personas (U.S. Census Bureau, 2018). Las cifras muestran, ademas, que el peso relativo de la poblacion costarricense en relacion con el total de poblacion de hispanos es muy bajo: de apenas un 0,25% del total (U.S. Census Bureau, 2018). Como se observa, es dificil contar con una estimacion confiable de la cantidad de costarricenses viviendo en Estados Unidos. Resulta mas dificil aun, determinar cuantos son residentes legales. Segun el American Community Survey 2018 (U.S. Census Bureau, 2018) el 52,48% nacio fuera de Estados Unidos, es decir que corresponde a migrantes, pero no se tienen datos especificos sobre la poblacion migrante en condicion irregular.

    Las limitaciones para estimar el numero de costarricenses en el exterior, asi como contar con un perfil poblacional son evidentes. Aun mas es la carencia de informacion especifica sobre la situacion economica, familiar, de estatus migratorio, del ingreso, de ocupaciones, de niveles academicos, poblaciones desfavorecidas y otras variables claves que permitan disenar politicas migratorias acordes. El Censo de Poblacion de Estados Unidos recolecta informacion valiosa sobre el nivel socioeconomico de las personas migrantes; sin embargo, no hace diferenciacion entre la poblacion residente autorizada y no autorizada.

    Se entiende como personas residentes no autorizadas a "todas aquellas personas nacidas fuera de Estados Unidos que no son residentes legales" (United States Department of Homeland Security, 2018)2. La gran mayoria de esta poblacion se encuentra en esta categoria, ya sea porque entraron a Estados Unidos sin una debida inspeccion por un puesto migratorio establecido por Customs and Border Protection (CBP) o porque les fue concedida una permanencia legal temporal en Estados Unidos y se quedaron mas del tiempo estipulado. Para enero de 2015, el Department of Homeland Security (2018) estimo 12 millones de personas residentes no autorizadas en Estados Unidos. Los calculos se realizan mediante operaciones aritmeticas, en las cuales se sustrae de la poblacion nacida fuera de Estados Unidos, todas aquellas personas que son residentes legales. Ademas, todas las personas que entraron a Estados Unidos antes de 1980 se asumen que son residentes legales. La diferencia obtenida se entiende como migracion no autorizada.

    La poblacion residente migrante no autorizada se ha convertido en un tema de politica economica prioritario en Estados Unidos. La actual administracion ha mostrado un endurecimiento de la politica migratoria, sobre todo para migrantes no autorizados. Entre otras cosas, ha querido incorporar en el Censo 2020 una pregunta sobre la tenencia de la nacionalidad estadounidense, pero a raiz de fundadas preocupaciones desde organizaciones de la sociedad civil y a una orden de la Corte Suprema de Justicia, la Administracion dio marcha atras en incluirla (Min Kim, Bahrampour y Wagner, 2019).

    Ser migrante no autorizado en Estados Unidos vuelve el proceso de regularizacion mas complicado. Los migrantes no autorizados, sin importar cuanto tiempo han residido en ese pais, deben obtener primero su estatus como residente permanente y, posteriormente, si lo desean, la nacionalidad estadounidense; la cual brinda proteccion ante un eventual proceso de deportacion, concede derechos politicos (de elegir y ser electos politicamente), brinda acceso a beneficios sociales y a becas, da el derecho a concursar por ciertos empleos especificos y da acceso a algunos subsidios puntuales exclusivos para ciudadanos estadounidenses (Aptekar, 2015). No obstante, los inmigrantes que menos obtienen la nacionalidad provienen de paises latinoamericanos, particularmente de Mexico, Guatemala y El Salvador (Aptekar, 2015).

    La poblacion migrante no autorizada presenta mayores niveles de pobreza que la autorizada (Capps et al., 2013). En la primera, se estima que el 32% de las personas adultas y el 51% de la poblacion infantil viven por debajo de la linea de pobreza federal, el 71% no cuentan con ningun tipo de seguro, y solo el 30% de los mayores de 19 anos habla ingles (Capps et al., 2013). Ademas, los hijos de padres migrantes no autorizados presentan menores tasas de matricula en prescolar, mayores niveles de pobreza, una menor probabilidad de salir de la pobreza y un menor manejo del ingles en edades tempranas que los hijos de migrantes regulares y estadounidenses nativos (Capps, Fix, Zong, 2016). Un 43% de los hijos de padres no autorizados que hablan ingles presentan aislamiento idiomatico en sus hogares (Capps, Fix, Zong, 2016).

    De acuerdo con Borjas (2017), para toda la poblacion migrante en Estados Unidos, el salario por hora no ajustado de los migrantes no autorizados es de aproximadamente un 40% menos con relacion a los estadounidenses nativos. Sin embargo, ajustando el ingreso con diversas variables socioeconomicas observables (edad, educacion y estado de residencia), esa diferencia se reduce a la mitad. Un hombre migrante no autorizado tiene un 92% de probabilidad de estar empleado en un ano calendario, en contraste con un 85 y 81 % de probabilidad que tiene un migrante autorizado y un nativo estadounidense respectivamente. Sin embargo, esta mayor probabilidad de empleo no necesariamente esta asociada a mejores calidades de trabajo. Para las mujeres, la probabilidad va en la otra direccion: la mujer migrante no autorizada tiene un 61% de probabilidad de estar empleada, en contraste con un 64 y 72 % de la migrante autorizada y la nativa estadounidense respectivamente. Borjas (2017) tambien encuentra que el ingreso de los migrantes no autorizados se mantiene estancado a lo largo de los anos (en contraste con los migrantes autorizados y los nativos).

    Asimismo, en general, la brecha salarial entre migrantes autorizados y no autorizados se ha reducido en Estados Unidos (Borjas, 2017). En 2005, un migrante no autorizado ganaba 10% menos que un migrante autorizado por el hecho de ser no autorizado (componente no explicado o discriminatorio); para 2014 esa brecha se redujo a 4%. Borjas no da una posible explicacion para este fenomeno, pero como bien lo observa Guilford (2017), la brecha empieza a reducirse desde 2008, coincidiendo con el inicio de la Administracion Obama, la crisis financiera mundial, la desaceleracion de las nuevas llegadas de migrantes a Estados Unidos y del regreso voluntario de muchos migrantes a sus paises de origen. Lo anterior, aunado a que la oferta de trabajo de la poblacion migrante no autorizada es muy inelastica (Guilford, 2017).

    Para el caso costarricense en particular, hay informacion muy escueta. Hay estudios sobre disparidad de ingresos de migrantes en general y sobre todo de Mexico y del resto de Centroamerica. Caicedo (2015) encuentra una serie de disparidades de los migrantes provenientes de Latinoamerica y los nativos estadounidenses, pero entre los paises analizados no se encuentra Costa Rica. Por otro lado, Lara (2017) hace una comparacion del ingreso de los migrantes, pero unicamente mexicanos. Ante la inexistencia de estudios para costarricenses (3) y tomando en cuenta que no hay informacion especifica sobre los migrantes no autorizados, se crea y aplica una encuesta para realizar la presente investigacion, la primera en su tipo para el caso costarricense.

    Segun el American Community Survey (U.S. Census Bureau, 2018), si se compara, a grandes rasgos, la poblacion migrante proveniente de la region centroamericana y Mexico, se tiene que quienes dijeron ser costarricenses tienen un ingreso anual por hogar mayor que el resto, mayor proporcion de trabajadores en ocupaciones mas calificadas y una menor proporcion de poblacion en...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba

VLEX utiliza cookies de inicio de sesión para aportarte una mejor experiencia de navegación. Si haces click en 'Aceptar' o continúas navegando por esta web consideramos que aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR