LEY DE COMBUSTIBLES (LEY PARA AVANZAR EN LA ELIMINACIÓN DEL USO DE COMBUSTIBLES FÓSILES EN COSTA RICA Y DECLARAR EL TERRITORIO NACIONAL LIBRE DE EXPLORACIÓN Y EXPLOTACIÓN DE PETRÓLEO Y GAS)

EmisorPoder Legislativo
Número de registroIN2021609063
Fecha de publicación16 Diciembre 2021

LEY DE COMBUSTIBLES (LEY PARA AVANZAR EN LA

ELIMINACIÓN DEL USO DE COMBUSTIBLES FÓSILES

EN COSTA RICA Y DECLARAR EL TERRITORIO

NACIONAL LIBRE DE EXPLORACIÓN

Y EXPLOTACIÓN DE PETRÓLEO

Y GAS)

Expediente 22.819

ASAMBLEA LEGISLATIVA:

El 1° de diciembre de 1948, en La Lucha, Costa Rica tomó la ambiciosa decisión de abolir el ejército, esto ocurrió en un momento histórico en donde la línea de acción en otras latitudes dictaba que se debía ir en el camino opuesto y lo usual hubiera sido reforzar el poder militar.

Este poderoso acto le permitió al país el desarrollo de una serie de acciones que encadenadas dieron como resultado en una Costa Rica, más educada, sostenible, próspera y desarrollada en comparación con naciones vecinas, por ello los señores diputados y las señoras diputadas que suscribimos el presente proyecto de ley, en primera instancia deseamos hacer una reseña sobre diversos acontecimientos que nos impulsan a su presentación.

Sabiendo que los recursos económicos que se invertían en la milicia solo podían empobrecer a la nación, y viendo las múltiples necesidades con las que contábamos, se comienza a direccionar los fondos militares a consolidar una educación escolar obligatoria con cobertura nacional, que pronto se extendió a la secundaria y la universitaria, pasando de invertir un 4.89 % del PIB en 1982 al poco de del 6.75% en el 2020.

Conscientes también que la convivencia con la naturaleza sería nuestra fortaleza para lograr el crecimiento económico, el país comienza a tomar acciones en las áreas de sostenibilidad ambiental, potenciando el logro de 1884 de haber sido la primera ciudad iberoamericana en iluminarse, con un logro adicional, esto se hizo con energía hidroeléctrica.

Es así como en abril de 1949 se crea el Instituto Costarricense de Electricidad, empresa estatal que tendría la responsabilidad de desarrollar las fuentes de energía renovables y alcanzar la cobertura eléctrica total del país, con el desarrollo de redes de transmisión y distribución de dicha energía a cada rincón del área continental.

Con el objetivo de que la utilización de estos recursos debía hacerse pensando en un círculo virtuoso, en donde pudiéramos usar responsablemente el agua, se desarrollaron mecanismos legales para el crecimiento de la cobertura boscosa y el cuido de estas tierras. Es por esto que en 1977 se aprueba la Ley del Servicio de Parques Nacionales y posteriormente el pago de servicios ambientales

El Instituto Costarricense de Electricidad dentro de sus mandatos contaba con la instrucción que el desarrollo de las fuentes de generación se debería realizar con la protección del ambiente en el centro de su accionar, lo cual ha logrado que el uso de los recursos hidroeléctricos o geotérmicos traigan consigo mismo una fuerte inversión en la reducción del impacto en la construcción de proyectos y en la compensación de estas acciones, lo cual logró el aumento de la cobertura boscosa en las áreas alrededor de los sitios con operaciones. No obstante, se desea recordar que en 1949 cuando se creó el ICE solo el 14% de la población tenía acceso a electricidad:

Fuente: Página 35 del PLAN DE EXPANSIÓN DE LA GENERACIÓN 2020-

2035.

De la misma forma, cuando llegó el momento de participar al sector privado en la generación de electricidad, la apuesta fue por la utilización de recursos renovables, otra acción opuesta a la normalidad mundial, en donde el mayor crecimiento de la generación se daba con plantas de carbón y más recientemente con gas natural. Adicionalmente, la visión política permitió la aprobación de legislación que impulsará el uso de recursos de generación distribuidos, a base de energías renovables como el sol, el viento o la geotermia de baja entalpía.

Todas estas acciones han logrado que desde hace varias décadas Costa Rica esté en la cima de países con un 99% en generación eléctrica renovable.

Aunque estas acciones han conllevado grandes avances, el país aún tiene grandes retos para lograr disminuir el impacto en el uso de los combustibles fósiles, los cuales han venido en aumento en los últimos años, debido a políticas públicas incongruentes, falta de acciones decididas para migrar el uso de energías contaminantes por electricidad y a la carencia de una visión integral en la planificación de los planes operativos de las empresas energéticas estatales.

A nivel mundial, las tendencias también se están dirigiendo a una electrificación del consumo energético, basado en las renovables. Varios países han establecido fechas para la prohibición de la comercialización de vehículos de combustión interna, ciudades europeas cuentan ya con plazos para que el transito interno se haga exclusivamente por movilidad sostenible (eléctrica o activa), los compromisos asumidos por los países para la transición energética hacia las renovables, creciendo exponencialmente las inversiones asociadas a solar y eólica, sustituyendo el uso de carbón y petróleo.

El uso de gas natural como energético de transición, se ha posicionado en países con altos porcentajes de carbón y petróleo en su matriz energética, pero la geopolítica lo convierte en un comodity vulnerable a especulación, cortes de suministro y asociación a afectaciones ambientales por su método de extracción.

Las reservas mundiales de petróleo y gas natural se mantienen en su punto alto, generando que para lograr ser competitivo y colocar la producción, el factor de escala se convierte en determinante para asegurar las ventas.

La producción mundial actual es suficiente para cubrir la demanda de petróleo y gas natural para industrias no asociadas a la generación de electricidad y transporte que actualmente se está electrificando o moviendo hacia combustibles renovables sintéticos (power to fuel), por lo que resulta más competitivo para Costa Rica continuar importando los combustibles fósiles para esas industrias hasta encontrar sustitutos.

Considerando los planes mundiales para la producción de hidrógeno verde, existe un mercado amplio para que Costa Rica se coloque como líder de la transición energética basada en energías renovables, lo cual se ha impulsado en proyectos de ley como promover la producción y uso de biocombustibles y energías alternativas provenientes de energías renovables en el país.

Otro gran impulso fue el proyecto de recursos distribuidos con fuentes, recientemente aprobado, este proyecto es de vital importancia para el país porque permite establecer las condiciones necesarias para promover y regular, bajo un régimen especial de integración eficiente, segura y sostenible, las actividades relacionadas con el acceso, la instalación, la conexión, la interacción y el control de recursos energéticos distribuidos basados en fuentes de energía renovables. Bajo este contexto, y siguiendo la tradición de sostenibilidad, es que se procura declarar la prohibición constitucional de la exploración de carbón, petróleo y gas natural en el territorio nacional.

En la más reciente Conferencia de las Partes (COP26), han sido varios los acuerdos tomados entre los diferentes países, como ha sido el poner fin al financiamiento de los proyectos de combustible fósil en el exterior, a fin de impulsar la des carbonización del planeta, es a partir de esta nueva mirada que surge la necesidad de implementar nuevas fuentes de energía que no generen emisiones de gases. Un paso hacia la lucha contra los combustibles fósiles fue la decisión de Costa Rica y Dinamarca donde anunciaron la alianza internacional ‘Beyond Oil’, que busca liberar la economía de los países de la producción de petróleo y gas. El pacto, según comunicaron sus promotores, se trata de un grupo de “pioneros” que pretenden aumentar la presión para acabar con el suministro de combustibles fósiles.

Es deseo de los diputados que suscribimos, reiterar que Costa Rica tuvo un rol fundamental en el año 2015 en la 21 Conferencia de las Partes de la Convención Marco sobre el Cambio Climático, donde liderando el grupo de países ambiciosos logramos posicionar altísimas metas a nivel mundial y nos comprometimos frente al mundo a ser un laboratorio mundial de descarbonización.

Los acuerdos y compromisos voluntarios adquiridos en el marco de estas negociaciones posteriormente fueron acogidos por la Asamblea Legislativa de la República de Costa Rica, mediante la Ley N.º 9405, de 4 de octubre de 2016, Aprobación del Acuerdo de París, y por ende adquieren un rango de obligatoriedad aún mayor.

Con la aprobación de esta ley, Costa Rica se comprometió a incrementar su acción climática para aumentar la resiliencia de la sociedad ante los impactos del cambio climático y...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba

VLEX utiliza cookies de inicio de sesión para aportarte una mejor experiencia de navegación. Si haces click en 'Aceptar' o continúas navegando por esta web consideramos que aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR