Nadar 21 km en mar abierto: un reto físico y mental

 
EXTRACTO GRATUITO

Los atletas estuvieron más de cinco horas en mar abierto para nadar una distancia de 21 kilómetros, un reto exigente desde el punto físico y mental.Como en todo deporte, la competencia puede presentar diferentes circunstancias, pero la diferencia es que en esta distancia hay que resolverlas en medio del océano.Lanzarse a un desafío de este tipo incluye un entrenamiento de muchos kilómetros, tanto en piscina como en el mar, para simular la prueba.Esto dependerá del bagaje de cada persona, por ejemplo, el ganador de los 21 kilómetros, Cristofer Lanuza, cumplió con un plan ya establecido. Algunos días hizo ocho km y en otros agregó seis más, pero en una segunda sesión.Mientras que Lucero Duarte, quien llegó después de Lanuza, hizo cinco kilómetros diarios desde marzo, de lunes a sábado, e incrementó el trabajo en gimnasio.En ambos casos se trata de nadadores experimentados, pero por primera vez se enfrentaron a 21 km en el mar.'Los primeros 15 kilómetros los hice con mi físico, pero los últimos fue a pura mente', dijo Lanuza, de 22 años.Nunca solos. En este tipo de competencias, de 21 o 14 kilómetros, lo ideal es que los nadadores nunca estén solos, por eso salen con su propio kayakista, quien los asiste cuando lo requieran.'El kayakista tiene que ubicarse para ayudar al nadador, nosotros capacitamos a los nuestros. A nivel internacional cada competidor puede tener el suyo, pero aquí eso es más difícil entonces los damos nosotros', explicó Joe Bernini, organizador del Cruce de Golfo...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA