Nueva Ley permite destruir pistas clandestinas de aterrizaje utilizadas por el narcotráfico

El Ejecutivo firmó este lunes la Ley para Inutilizar Pistas de Aterrizaje no Autorizadas, la cual permite que los aeródromos ilegales, ubicados principalmente en fincas privadas, puedan ser intervenidos mediante diferentes mecanismos y así evitar su uso para fines ilícitos.La firma se realizó en Casa Presidencial, donde participó el mandatario Carlos Alvarado, así como el ministro de Seguridad, Michael Soto y el jerarca de Obras Públicas, Rodolfo Méndez.También estuvo presente la diputada independiente Zoila Volio, legisladora promotora de la iniciativa en el Congreso."Trabajamos en conjunto esta ley para combatir el narcotráfico y, sobre todo por estas pistas clandestinas, que las usan varias veces para traer esta mercadería (drogas) desde Sudamérica, que es por donde entra", explicó Volio.Ante la situación de Costa Rica, recientemente colocada por Estados Unidos en una "lista negra" de naciones con más narcotráfico, Volio comentó que esta ley servirá para marcar una diferencia, ya que complicará el trasiego.La nueva ley autoriza a la policía inhabilitar, demoler y destruir pistas identificadas como no autorizadas.Como los mecanismos para su eliminación se establece la siembra de árboles y apertura de zanjas. Si el caso lo amerita, también se podrá utilizar maquinaría y dinamita para la destrucción de las pistas.El Servicio de Vigilancia Aérea será la entidad responsable de la aplicación de la ley, para lo cual deberá coordinar con Aviación Civil y con otras instituciones públicas y municipalidades.Nueva herramientaEl presidente Alvarado, destacó la iniciativa de la diputada Volio y agradeció al Legislativo por la aprobación de este proyecto de ley.El mandatario, hizo referencia a que, en el caso de las áreas protegidas, se establece la coordinación con el Sistema Nacional de Áreas Silvestres (Sinac) para realizar y fiscalizar los procesos.Por su parte, Michael Soto, manifestó que es una herramienta que viene a mejorar...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba