El nuevo Alajuelense acopla sus piezas y sugiere un campeón voraz

En el papel era claro que Alajuelense defendería su título con una maquinaria aún más completa y capacitada para producir incluso mejores resultados que en el campeonato anterior. Sin embargo, había que esperar su puesta en marcha para comprobar cómo se acoplarían sus nuevas piezas y si resentirían la salida de elementos clave en el semestre que llegó la 30.Apenas fue la primera prueba, pero el funcionamiento de la Liga superó con creces lo que dictaban los librillos. El triunfo 2 a 0 ante Pérez Zeledón ratificó varios aspectos técnicos y tácticos. El primero es que el proceso de Andrés Carevic hace que se tenga continuidad con un sistema, el 1-4-4-2 es el punto de partida y a partir de él, quienes llegan se acoplan y siguen a los que ya estaban en la línea.El mexicano Daniel Arreola tomó el lugar de Adolfo Machado, para acompañar a Fernán Faerrón en la central, mientras que Yurguin Román ocupó el sitio que era de Facundo Zabala. En ofensiva, Johan Venegas cumplió las funciones de Jonathan Moya.La producción en ataque fue casi calcada, con mucha velocidad por los costados, Bryan Ruiz entrando más libre desde atrás y Alex López siendo quien saca la esférica desde el fondo y aprovecha cada espacio para lanzar con precisión. Eso sí, ahora Venegas tiene la orden de mantenerse en la frontal y en su estreno fue el "9″ que solía ser Moya. En este modelo, Jurguens Montenegro fue quien se movía más a los costados y con libertad.Johan no tiene problemas en cumplir con este papel y lo demostró con un doblete en su estreno. Primero pegó desde el punto de penal, en el minuto 26, y luego definió solo ante el arquero, tras un envío de López desde propio campo para encontrar a su compañero a espaldas de los defensas, en el 39′.Los manudos terminaron con cuatro remates directos y cinco desviados, lo que habla de un plantel que es vertical y ataca muy bien los espacios, principalmente cuando el oponente no se le enconcha atrás.Por su parte, las variantes en la parte baja también dieron buenas pinceladas en su debut. Arreola se dejó ver como un central de perfil zurdo que da seguridad, no se complica y sabe salir con la redonda; incluso, probó en una ocasión con su pierna fuerte, pero su disparo de larga distancia se fue muy desviado.En el caso de Román, generó mucho menos que Zabala, ya que apenas realizó cuatro centros. Más allá de pasar mucho, le costó cerrar sus acciones con alguna producción. Su punto a favor es que sus envíos en velocidad tienen más...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba