Obispos ticos tendrán 90 días para elevar al Vaticano denuncias contra curas por abusos contra menores

 
EXTRACTO GRATUITO

Las denuncias contra sacerdotes costarricenses por abusos sexuales en perjuicio de menores de edad, tendrán que ser elevadas al Vaticano en un plazo máximo de 90 días, que corre a partir del momento en que el caso se ponga en conocimiento de las autoridades eclesiásticas.Así lo establece la normativa que dio a conocer este jueves el papa Francisco, mediante su carta apostólica "Vosotros sois la luz del mundo".Con estas nuevas reglas, de acatamiento obligatorio para todas las organizaciones católicas internacionales, Jorge Mario Bergoglio pretende resolver de forma expedita las denuncias. El nuevo procedimiento dentro del proceso canónico que entra a regir el 1.° de junio, ordena iniciar las investigaciones de forma inmediata, una vez se informe a la Iglesia de un posible delito sexual contra un menor de edad o una persona vulnerable.Las indagaciones, que en nuestro país están a cargo del Tribunal Eclesiástico de la Conferencia Episcopal, deberán concluir en 90 días. Luego, obligatoriamente, el obispo debe elevar el expediente al Vaticano para que la Congregación para la Doctrina de la Fe emita una resolución. Antes, el máximo jerarca de la diócesis podía desestimar la denuncia y ponerle fin al caso. Lo que sí podrá el obispo es emitir un voto sobre la investigación. En ese sentido, puede respaldar o desestimar la denuncia, además puede recomendar medidas cautelares contra el cura señalado. No obstante, la decisión final la tendrá el Vaticano.Según la arquidiócesis de San José, de las 21 denuncias canónicas presentadas contra curas por abusos contra menores en los últimos 10 años, una de ellas fue desestimada en esta primera etapa.Una vez que el expediente llegue al Vaticano, los vicarios judiciales de la Congregación para la Doctrina de la Fe tendrán 30 días hábiles para dar su veredicto sobre el caso, y de considerarlo...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA