Operadoras de bancos públicos lideran atracción de aportantes en la libre transferencia

 
EXTRACTO GRATUITO

Los aportantes al Régimen de Pensión Obligatoria (ROP) prefieren las operadoras de los bancos públicos para mantener sus inversiones.Lo anterior se evidencia en el comportamiento de la libre transferencia entre entidades, un dato publicado por la Superintendencia de Pensiones (Supén).27.182 aportantes migraron hacia BCR Pensiones y BN Vital desde sus operadoras anteriores como Popular Pensiones, BAC y Vida Plena. Esto sucedió durante el 2018.La libre transferencia surge a partir del derecho que tienen todos los afiliados y aportantes de moverse entre una operadora de pensión y otra, para asegurar que estén en la que le ofrezca -lo que a criterio de cada persona- serían las mejores condiciones.El resto de las operadoras también registraron ingresos de nuevos aportantes, aunque en menor medida.La que tuvo menores ingresos fue la operadora de la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS), con un total de 1.909 en todo el 2018, casi el mismo número de personas que salieron de esa misma entidad hacia otras.La migración de afiliados no solo se evidencia en cantidad de aportantes sino también, en el movimiento de recursos.BAC pensiones, por ejemplo, perdió ₡19.255 millones netos por concepto de libre transferencia de afiliados.La operadora de la CCSS, tuvo una pérdida neta de ₡13.320 millones por el traspaso de clientes a otras operadoras.Las pérdidas se explican porque el monto que migró a otras operadoras fue mucho mayor al monto que ingresó por medio de libre transferencia.En meses recientes el movimiento total de recursos es variable. En marzo, las operadoras reportaron ante Supén una transferencia total de ¢5.586 millones. No obstante, en el último semestre, el volumen más alto se registró en noviembre del 2018 con ¢26.178 millones.Para Mauricio Ávila, gerente de Popular Pensiones, los procesos de movilización de afiliados responden más a una motivación de las fuerzas de ventas de cada operadora que a casos en los que un afiliado por análisis propio gestione su traslado."El proceso de cambio de un afiliado es altamente costoso para las operadoras. En nuestro caso, consideramos más provechoso mantener este proceso de forma equilibrada y dedicar más recursos a otros temas que den más valor a los afiliados, como manejo del gasto para lograr mejores utilidades, asesoría y un mejor servicio al cliente", admitió Ávila.El caso del Popular resulta de interés para la Superintendencia de Pensiones.Según Álvaro Ramos, superintendente de pensiones, el...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA