¿Patagonia ya no quiere vender chalecos de polar a los banqueros?

 
EXTRACTO GRATUITO

Como sucede con muchos ciclos de noticias confusas, la gran histeria de los chalecos afelpados de 2019 (es decir, los días de delirio en torno a la idea de que Patagonia, la empresa de ropa para excursiones, desdeñaba a Wall Street y a Silicon Valley al rehusarse a fabricar más chalecos de polar con logo, que se habían convertido en símbolo de los banqueros) comenzó con un tuit.Binna Kim, ejecutiva de una firma de relaciones públicas del sector financiero, anunció: "Noticias: @Patagonia nos acaba de informar que ya no harán chalecos de polar personalizados para las empresas de servicios financieros". Todo parecía indicar que la marca solo iba a trabajar con empresas B (firmas certificadas por operar bajo normas ambientales y sociales) y empresas que fueran miembros de la organización One Percent For the Planet, aunque la mayoría de los lectores ignoró esa parte y llegó a una conclusión que quedó demostrada en esta respuesta: "Esta noticia es el cisne negro que provocará la próxima crisis".Hubo rumores de que era una broma del Día de los Inocentes, pero Kim los echó por tierra. Antes de que se pudiera decir "fusiones y adquisiciones", comenzó a circular información jubilosa por la red, según la cual Patagonia había adoptado el papel de juez de los avaros de moral corrompida y de la gente que pisotea la privacidad.El sentimiento general fue el siguiente: muy bien, los banqueros no fueron enjuiciados en aquel entonces. Además, parece que se están escabullendo de las consecuencias ahora (también los del sector tecnológico, aunque están en la mira). ¡Pero al menos los están juzgando en el tribunal de la moda!¿Podía todo esto ser cierto? Resultó que no tanto.De acuerdo con Corley Kenna, directora senior de comunicaciones de Patagonia a nivel mundial: "Varios clientes y algunos miembros de la prensa nos han preguntado si hemos cambiado nuestra política respecto de las ventas a grupos, y si vamos a dejar a nuestros hermanos ‘pasar frío’. Nuestros hermanos, sus hermanas, sus madres y sus padres no tienen por qué pasar frío. Seguimos vendiendo, y lo seguimos haciendo con gusto, a las empresas B2B y a las organizaciones sin fines de lucro que han sido clientes leales en el corto o largo plazo, incluyendo a las que hacen pedidos de chalecos personalizados u otros artículos con el logotipo de su grupo y el nuestro".Por lo tanto, el cambio solo les afectará a los nuevos clientes y, más adelante, (por lo menos en el imaginario de Patagonia) el programa...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA