Pautas para la definicion de salarios.

Author:Jim
Position:Report
Pages:393(12)
 

ÍNDICE Resumen Palabras clave Abstract Key words Introducción 1. Fundamentación teórica 2. Pautas para la definición de salarios i. Identificación de la escala salarial básica ii. Método para la determinación del salario variables 3. Consideraciones finales Conclusión Referencias INTRODUCCIÓN

El artículo inicia con la presentación de la fundamentación teórica que respalda las ideas propuestas, basada en la antropología filosófica y en los principios cristianos de justicia social, principalmente.

El documento continúa con la exposición completa y precisa de las pautas que han de guiar la definición de salarios acordes con la principal responsabilidad de una empresa respecto de sus miembros, a saber: contribuir con su desarrollo pleno.

El artículo concluye con una serie de observaciones que conviene tomar en cuenta para realizar una correcta y oportuna aplicación de la propuesta según los rasgos propios de la empresa y las circunstancias vigentes.

Si bien el contenido de este artículo gira en torno a los salarios pagados por la empresa de negocios, sus principales ideas podrían ser aplicadas en otros tipos de organización humana, teniendo el cuidado de adaptar correcta y oportunamente los citados principios según la naturaleza de la organización de interés y las circunstancias vigentes en torno suyo.

  1. Fundamentación teórica

    Trabajar significa ejecutar una serie de labores de diversa índole con la intención expresa de alcanzar unos resultados concretos previamente establecidos y cuyo logro no es cierto en un 100% pues, durante el cumplimiento de las labores, pueden ocurrir una serie de eventos fortuitos que posibiliten u obstaculicen el alcance de las metas propuestas.

    Trabajar también significa crecimiento personal y contribución con el crecimiento de las demás personas. No es correcto hablar de trabajo si ello implica la ejecución de tareas que degradan, corrompan o encorvan a quienes las realizan; o bien, que los resultados obtenidos del trabajo realizado sean perniciosos para el ser humano, esto es, la prestación de bienes y servicios que atentan contra la naturaleza humana en lugar de enriquecerla.

    Las personas han de recibir un ingreso por la labor efectuada que les permita al menos mantener un nivel de vida acorde con sus respectivas visiones de mundo; entendiendo como visión de mundo el conjunto de aspectos materiales cognoscitivos y espirituales que constituyen el ambiente en que una persona vive, y que debe representar al menos un nivel de vida humana mínimo. Así, un obrero posee una visión de mundo diferente al de un profesional; sin embargo ambos han de tener la posibilidad de tener una vida digna.

    Las visiones de mundo no son excluyentes; existen una serie de elementos comunes entre las visiones de mundo que posibilitan la vida en comunidad y en sociedad. Las visiones de mundo tampoco son estáticas; las personas pueden adquirir conocimientos experimentales o racionales que lo faculten a asumir nuevas posiciones o papeles dentro de la urdimbre social o empresarial, que a su vez implican nuevos estadios o visiones de mundo.

    El salario es la retribución económica que una persona recibe por el trabajo realizado dentro del giro ordinario de una organización humana denominada empresa de negocios, y que al menos le ha de permitir la cobertura de sus necesidades básicas. Al respecto la antropología filosófica agrega que, si una persona participa en la ejecución de una serie de actividades organizacionales tendientes a lograr unos resultados concretos, es justo que dicha persona también participe de los resultados obtenidos en forma proporcional al aporte dado. Lo anterior debido a que los resultados son parte inherente de los esfuerzos realizados, esto es, los resultados son posibles si y sólo si las personas trabajan.

    La participación de las personas en los resultados obtenidos por la empresa es válida siempre y cuando la persona sea un miembro real de la empresa, es decir, un colaborador permanente que participe efectivamente en el cumplimiento de las tareas operativas y directivas que le corresponde ejecutar; y que además, promueva la unidad organizacional con su actuar. Al respecto, cabe aclarar que un colaborador permanente no es miembro vitalicio sino aquella persona que no piensa retirarse de la empresa en caso de mantenerse las condiciones actuales que gobiernan la empresa.

    Además, resulta imprescindible tener presente que los resultados logrados por una empresa varían de un período a otro; pues dependen de las circunstancias vigentes en el entorno empresarial, del nivel de aprendizaje de las personas participantes y, de la manera particular y concreta en que dichas personas ejecutaron las tareas asignadas durante dicho período, principalmente.

    Bajo la perspectiva descrita en los párrafos anteriores, el salario ha de estar compuesto por una parte fija que permita a la persona satisfacer al menos sus necesidades básicas, y por una parte variable que la participe en los resultados obtenidos por la empresa durante un período dado. De este modo, la parte fija salvaguarda la dignidad de la persona y la parte variable salvaguarda la vigencia de la empresa; solventándose la aparente paradoja que versa sobre la incompatibilidad entre una sana política salarial y la supervivencia de una empresa.

    Además, el Dr. Carlos Llano agrega que los incrementos salariales únicamente han de estar relacionados con un incremento en los ingresos (ventas) o bien, con una reducción de los egresos (costos); sin olvidar que un incremento salarial es diferente de una actualización en el poder adquisitivo del salario. Mientras que el primer caso hace referencia a una mejora real en la parte del salario fijo como consecuencia de un incremento real y permanente en los ingresos, o bien, de una reducción real y permanente en los egresos; el segundo caso está relacionado con la actualización periódica del poder adquisitivo del salario debido a la inflación.

    Otra razón antropológica fundamental que favorece la implantación del concepto salarial descrito anteriormente es el control del vicio del aburguesamiento. Este es la tendencia presente en la naturaleza humana que induce a buscar desordenadamente la seguridad individual sin importar el modo de lograrlo.

    Una manera particular en que el aburguesamiento aparece en el giro ordinario de la empresa es mediante la búsqueda incisiva de salarios altos y estables, lo cual resulta nocivo para las personas y para las empresas debido a los siguientes motivos. Primero, porque la persona posee un fuerte incentivo para desligar su desempeño individual respecto del desempeño organizacional: ¡qué importa el estado de la organización si el salario ya está asegurado! Segundo, porque la instauración de salarios fijos y altos compromete la estabilidad de la empresa en el largo plazo debido a la incertidumbre en el logro de los resultados organizacionales, fuente de la cobertura de los salarios.

    También es necesario indicar la factibilidad de pagar salarios fijos y por debajo de la visión de mundo de las personas, siempre y cuando sea una decisión de carácter temporal y con el fin de solventar la ocurrencia de un hecho fortuito adverso o las consecuencias negativas de toma de decisiones erradas. Pensar que los salarios siempre han de cubrir las necesidades básicas de las personas podría ser temerario si tal premisa se encuentra desligada de las circunstancias vigentes.

    Así pues, cuando haya que recurrir a la definición de salarios inferiores al nivel mínimo de subsistencia, no solamente debe quedar claro el carácter temporal de la medida y su respectivo plazo, sino que también es necesario dejar claro la manera en que dicho esfuerzo será correspondido por la empresa en caso de solventar razonablemente bien las circunstancias que han obligado la asunción de dicha política salarial.

    De manera similar a lo expresado en el párrafo tras anterior, también resulta necesario anotar que una actividad empresarial podría carecer de validez si de antemano se sabe que su vigencia depende del pago de salarios por debajo del nivel mínimo de cobertura de las necesidades básicas elementales del ser humano. Aunque suene extraño, es factible la inactividad empresarial si el actuar no favorece el desarrollo pleno del ser humano en el largo plazo. Entonces, el tiempo disponible ha de ser invertido en la búsqueda...

To continue reading

Request your trial