Presidente Carlos Alvarado llama al diálogo en 'Súper Vigilia Unida de oración' organizada por evangélicos

 
EXTRACTO GRATUITO

Todo el mes de julio es de oración para los evangélicos de Costa Rica y este viernes 26, en la noche, su invitado a la "Súper Vigilia Unida de Oración" fue el presidente Carlos Alvarado. El mandatario llegó a las 8: 45 p. m. al Templo Bíblico Internacional, en Tibás, acompañado del ministro de la Presidencia, Rodolfo Piza, y su equipo seguridad. No estuvo su esposa Claudia Dobles. A las 9: 05 p.m. ingresó a ese gran templo donde lo esperaban 200 personas. Fue anunciado por el pastor Reinaldo Salazar, quien insistió que ninguna persona se sentara para recibir al mandatario."Nosotros debemos respetar a las autoridades. La Biblia nos dice que debemos honrarlo si votó o no por él. En este caso es nuestra autoridad principal" dijo Salazar. A las 9: 20 p. m. Alvarado subió al púlpito y realizó un llamado a la paz, al diálogo y a buscar soluciones en pro del país."Quiero agradecer la bienvenida por este espacio y conversar. Vengo a esta sesión convocada por los líderes de la Asociación Evangélica. Costa Rica es excepcional y lindísima que goza de una hermosa paz, un país sin ejército y un país que ha logrado vivir en esa pluralidad a través del acuerdo mutuo" dijo Alvarado."En una república libre hay que permitir la convivencia y una visión republicana. El diálogo nos ayuda a entender nuestros puntos de vista; lo podemos hacer con respeto y dignidad. Esa es mi visión como gobernante", añadió."Tratemos de no comunicarnos por medio de la prensa. Hagámoslo nosotros, de una forma más cercana, les digo a mis colaboradores", expresó el mandatario en los 15 minutos que duró su discurso."El bienestar de este país depende de lo que colectivamente hagamos. Hoy más...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA