Procuraduría de la Ética entregó informe sobre caso en el Incop

RESUMEN

La Procuraduría de la Ética Pública envió al Consejo de Gobierno un informe de hallazgos realizado luego de una denuncia por presunto tráfico de influencias en el Instituto Costarricense de Puertos del Pacífico (Incop).

 
EXTRACTO GRATUITO

La Procuraduría de la Ética Pública envió al Consejo de Gobierno un informe de hallazgos realizado luego de una denuncia por presunto tráfico de influencias en el Instituto Costarricense de Puertos del Pacífico (Incop).

La investigación recayó específicamente sobre Anabelle García, quien ocupa un puesto de directora de la Junta Directiva del Incop desde el 2015, pero cuyo nombramiento se renovó el pasado 29 de mayo.

Dos días después de que el presidente de la República, Carlos Alvarado, la juramentó, el Consejo de Gobierno recibió el informe AET-INF-016- 2018, que contiene una pesquisa en contra de García, que data desde el 12 de julio de 2017.

Los hallazgos o conclusiones del informe se desconocen y, al cierre de esta publicación, la Presidencia no había anunciado si ya lo conoció o si ya se tomó una determinación.

El caso. A García se le investigó tras una denuncia del sindicato del Incop por supuestamente haber presionado para nombrar a un nieto suyo, menor de edad, en un puesto en el muelle de Puntarenas.

El nieto de García laboró para la institución del 6 de marzo al 31 de octubre del 2017, según la denuncia presentada ante la Procuraduría.

La denuncia por tráfico de influencias la envió la seccional ANEP (Asociación Nacional de Empleados Públicos y Privados) del Incop, en julio del 2017, pero aportaron prueba nueva en marzo pasado.

La Procuraduría confirmó el pasado 30 de mayo que la directora estaba siendo investigada, pero no amplió detalles.

Entre la prueba aportada por el sindicato, hay una carta en la que consta una respuesta de la encargada de la Junta Promotora de Turismo del Incop, que confirma las diligencias de García a favor de su nieto.

La funcionaria Marilú Ramírez le ratificó al presidente del sindicato que García preguntó, en un par de ocasiones, a quién nombraría en ese puesto.

'Cuando estuvo presente en mi oficina, le comenté que ella como abuela paterna del funcionario y como miembro de la junta directiva, no era recomendable que interfiriera por tener un grado de consaguinidad. La señora García me contestó con una analogía diciendo: 'Eso no importa que sea familia, vea el caso de la diputada Prendas (Karla Prendas, excongresista de Liberación por Puntarenas), que trabaja su esposo en el despacho de ella'.

'Mi persona contestó que el fuero de diputado era diferente a ser director de una junta directiva', dijo Ramírez en el oficio.

Evasiva. Consultada García sobre el caso por el cual se investiga, indicó que no daría declaraciones hasta conversar con su abogado y que estaría devolviendo la llamada cuando así lo hiciera. Sin haberle dado detalles de las pruebas que se encuentran en el expediente, García indicó: 'No es cierto'.

Copyright Grupo de Diarios América-GDA/La Nacion/Costa Rica. Todos los derechos reservados. Prohibido su uso o reproducción en Costa Rica

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA GRATIS