PROYECTO DE LEY LEY PARA LA PROTECCIÓN DE INFRAESTRUCTURA EDUCATIVA Expediente N° 23.131

EmisorPoder Legislativo
Fecha de publicación07 Junio 2022
Número de registroIN2022649876

PROYECTO DE LEY

LEY PARA LA PROTECCIÓN DE

INFRAESTRUCTURA EDUCATIVA

Expediente N° 23.131

ASAMBLEA LEGISLATIVA:

El sistema educativo costarricense viene atravesando grandes rezagos históricos y a esto se le debe agregar los efectos económicos creados por la pandemia del covid-19. Según lo que establece el Estado de la Educación del 2021, en lo últimos años ha quedado evidenciado la profunda tensión existente entre los propósitos educativos y las rigideces del sistema. Lo que es más alarmante, es que hace énfasis en que la crisis educativa es la peor en varias décadas.

Las escuelas y otros centros educativos no solo proveen servicios educativos, sino que también suministran a la comunidad asistencia en temas como lo es la nutrición, salud y detección temprana de riesgos. Además, para muchas familias también prestan el servicio de cuido que permiten a los padres de familia salir a trabajar.

Aunque la pandemia del covid-19, agravó muchos de los problemas educativos que venía acarreando el sistema, dejó en evidencia los rezagos y problemas no resueltos, los cuales se fueron justificando de una u de otra manera a lo largo del tiempo. Las interrupciones en los ciclos lectivos que han provocado una brecha de aprendizaje en los estudiantes.

Desde el 2018, el sistema educativo ha venido experimentando reiteradas interrupciones como las huelgas de docentes en ese año y en el 2019, las cuales significaron la pérdida del 30% de lecciones en un año regular. En el 2020, solo el 13% de las lecciones se desarrollaron presencialmente y 87% por medios digitales. Además, solo fue posible abarcar, la mitad de los contenidos propuestos en los programas de matemáticas y español.

I. Apagón educativo

El Estado de la Educación del 2021, define la crisis educativa de la siguiente manera:

…la conjunción de tres factores la exacerbación de los rezagos acumulados en los años previos a la pandemia; los rápidos y generalizados retrocesos educativos derivados del manejo de la crisis sanitaria; las bajas capacidades institucionales del sistema para resolver y mitigar los efectos del cierre de los centros educativos sobre el recorte de aprendizajes; la profundización de brechas en el acceso y calidad de la educación y la creación de nuevas formas de exclusión, algunas mal captadas por las estadísticas oficiales. Esta crisis generó un “apagón educativo” que ha afectado profundamente los aprendizajes y habilidades de toda una generación de niñas, niños y adolescentes.

El apagón en sistema educativo ha dejado grandes falencias en todos los niveles. El Ministerio de Educación Pública (MEP), a reconocerlas en temas tan básicos como lo es la lectoescritura que enfrentan los estudiantes. Habilidades como esta son fundamentales para las siguientes etapas del desarrollo cognitivo y académico.

Adicionalmente, la brecha digital en conjunto con la falta de competencias necesarias para aplicar nuevas tecnologías en el proceso educativo y la cadena de interrupciones en los años anteriores, han desembocado en un notorio desmejoramiento de los aprendizajes de los estudiantes de todas las edades y en conocimientos básicos como son la escritura y lectura.

II. Brecha digital.

La pandemia causada por virus SARS-CoV-2 envió a 1.200.000 de estudiantes a sus casas. La única manera de que estos tuvieran contacto con sus docentes era por medio de plataformas digitales. No obstante, un grupo importante de alumnos tiene poca o nula conectividad, gracias a la brecha digital que afecta no solo a hogares de menor nivel socioeconómico, sino también en territorios fuera del Gran Área Metropolitana.

Según la Encuesta Nacional de Hogares del 2019, un 67% de los estudiantes de la Región Central tenía conexión a Internet desde el hogar, un 29% solo tenía acceso a través de un teléfono celular, y un 3% no tenía ninguna conexión. Sin embargo, esta situación contrasta con aquellos que se encuentran en la región Brunca, Huetar Caribe o Huetar Norte, donde la conexión desde un hogar ronda apenas el 40%, un 50% solo se conectaba por celular y cerca de un 10% no tenía conexión a internet.

Aunado a lo anterior, la brecha digital tiene un fuerte componente territorial. Como queda evidenciado con los datos los estudiantes de hogares en zonas rurales y las regiones periféricas del país tienen menor posibilidad de contar con una buena conexión a internet o no cuentan con dispositivos electrónicos.

Las familias con menores recursos económicos encuentran mayores dificultades para acceder una educación remota de calidad con respecto a sus pares con mejores condiciones. Una de las mayores diferencias se encuentra en las diferencias en el acceso al internet y a recursos electrónico. La brecha digital por razones socioeconómicas incrementó las desigualdades en la calidad de la educación pública y privada. Como se ha señalado en los informes del Estado de la Educación, el 99% de la población estudiantil proveniente de hogares con climas educativos bajos asiste a los centros educativos públicos.

Las desigualdades en temas tecnológicos han ido provocando el surgimiento de una nueva forma de exclusión educativa, que tiene como protagonistas a losestudiantes desconectados”. Este grupo está caracterizado por pertenecer al sistema, pero no cuentan con las condiciones necesarias para dar continuidad y desarrollar procesos de aprendizaje de calidad. Por ende, no tienen garantizado el ejercicio pleno de su derecho a la educación.[1]

III. Infraestructura educativa.

Es importante resaltar el déficit crónico que existe en materia de infraestructura educativa que limita la posibilidad de contar con ambientes de aprendizaje atractivos. El rezago en este tema ha quedo bien documentado en los diferentes informes del Estado de la Educación, los cuales han expuesto que no se ha generado un sistema de monitoreo del estado de la infraestructura que permita priorizar y planificar las inversiones de construcción, mantenimiento, renovación y ampliación, garantizar niveles apropiados y homogéneos de calidad y funcionamiento, corregir las asimetrías entre los centros educativos en el diseño, antigüedad, dimensiones, materiales y calidad de las instalaciones.[2]

El año electivo 2022 inició con 850 centros educativos con órdenes sanitarias emitidas por el Ministerio de Salud, y 53 cuentan con órdenes de cierres. Todos tenían serios problemas de infraestructura, que significaba un gran riesgo para la seguridad de los docentes y los alumnos. Además, 13 centros no contaban con instalaciones físicas alternativas donde impartir las clases de manera presencial, por lo tanto, iban a iniciar el año lectivo con educación virtual y guías de trabajo.

Tabla 1

Centros educativos con órdenes sanitarias de cierre.

Nombre de Centro Educativo

Lugar

1

Liceo Sixaola

Limón

2

Liceo Rural Barra de Tortuguero

Talamanca

3

Escuela Imperio

Talamanca

4

Liceo Rural China Kichá

Limón

5

Centro Educativo Monte Sión

Limón

6

Escuela Linda Vista

San Carlos

7

Escuela San Isidro

San Carlos

8

Jardín de Niños Manuela Santa María Rodríguez

Alajuela

9

Escuela Caimitos

San Carlos

10

Liceo de Coronado

San José

11

Escuela Finca 5

Grande Térraba

12

Escuela Potrero

Grande de Térraba

13

Escuela Coquito

Grande de Térraba

Fuente: elaboración propia con datos del Ministerio de Educación.

Las ordenes sanitarias emitidas a estos centros educativos ha generado que 1900 estudiantes no pudieran regresar a clases presenciales y tuvieran que seguir su educación virtual y con programas ineficientes como las guías de trabajo. Además, los alumnos más afectados fueron los del Liceo de Coronado que cuenta con una población de 920 colegiales.

Aunado a lo anterior, como se puede observar en la tabla 1, la mayor parte de los centros educativos se encuentran en áreas rurales, de seguir esta situación conllevaría a ensanchar la brecha de desigualdad en la educación de zonas rurales y urbanas.

Aunque el MEP propuso clases virtuales para los estudiantes que van a clases remotamente, no es una solución que ha demostrado ser efectiva. Este tipo de educación no sustituye a la educación presencial, su implementación conlleva siempre a una innegable pérdida de aprendizajes, aún en los escenarios con mejores condiciones para enfrentar la virtualidad académica, y afecta especialmente a las poblaciones más vulnerables y con mayor desventaja económica y social.[3]

IV. Derecho a la educación de calidad.

El artículo 28 de la Convención sobre los Derechos del Niño, establece el reconocimiento el derecho de los niños, niñas, los y las adolescentes a la educación. Además, reconoce que la educación debe de ser orientada al desarrollo de la personalidad y las capacidades del niño, con el fin de prepararlo para la vida adulta activa.

Tomando en cuenta lo anterior, el Código de la Niñez y la Adolescencia, Ley N° 7739, establece en el artículo 58, que las políticas educativas nacionales se deben de garantizar la educación de calidad e igualdad para las personas menores de edad. Adicionalmente, se fomentará los niveles más elevados de conocimiento científico y tecnológico.

Es importante resaltar que la educación de calidad es la base para el mejoramiento de la vida de las personas y permite la movilidad socioeconómica ascendente; por esta razón, dentro de los Objetivos de Desarrollo Sostenible se ha dedicado un objetivo que busca garantizar una educación inclusiva, equitativa y de calidad.

Por lo tanto, ya queda demostrada la importancia de que la educación es importante para el desarrollo de los niños, niñas, las y los adolescentes. Además, las brechas digitales restringen que muchos estudiantes puedan acceder a una educación de calidad que mejore sus competencias y capacidades. Las limitaciones con las que se ven muchos han quedado bien documentadas en informes como Estado de la Educación y la Encuesta Nacional de Hogares que realiza el Instituto de Estadísticas y Censos.

Los estudiantes...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba

VLEX utiliza cookies de inicio de sesión para aportarte una mejor experiencia de navegación. Si haces click en 'Aceptar' o continúas navegando por esta web consideramos que aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR