PUSC pretende ampliar servicios esenciales en los que huelgas son ilegales

 
EXTRACTO GRATUITO

Los diputados Pedro Muñoz y Erwen Masís, del Partido Unidad Social Cristiana (PUSC), plantean ampliar la lista de servicios esenciales en los que los empleados públicos tendrán prohibido irse a huelga.Mociones presentadas por ambos legisladores al plan de regulación de huelgas incluirían dentro de esa categoría el almacenamiento de combustible, la recolección de residuos, distintas áreas del Poder Judicial e inclusive la educación universitaria.Así lo confirmó La Nación, luego de revisar las primeras 50 mociones que se presentaron para modificar el proyecto.Según informó la Secretaría del Directorio, en total fueron enviadas 222 mociones, las cuales se empezarán a discutir este lunes en la comisión especial que tramita la iniciativa.Varias de las propuestas de los socialcristianos modifican el artículo 376 del plan. Allí se agrupan, divididos en 10 categorías, los servicios en los que los trabajadores no pueden irse a huelga, por el riesgo a la vida, la salud y la seguridad que su suspensión podría causar.La propuesta, tal cual quedó dictaminada en comisión, dice que serán esenciales "los servicios indispensables para la importación, transporte, distribución y suministro de combustible, la atención de averías que afecten los servicios descritos y el suministro en plantel a comercializadores o consumidores finales", siempre que los mismos se presten en régimen de monopolio.A tal disposición, Masís propone agregarle también el servicio de almacenamiento de combustible.Muñoz va más allá, y pide que se elimine el requisito de que el servicio se preste en régimen de monopolio para ser considerado esencial.El subjefe de fracción de la Unidad también considera que deben ser declarados esenciales todos los servicios educativos.De momento, el proyecto cataloga la enseñanza como un servicio estratégico y, por lo tanto, la huelga podría realizarse por un máximo de 21 días naturales consecutivos, o 10 discontinuos, previo a la aprobación de un plan de servicios mínimos que garantice aseo y seguridad en los centros educativos.Si las propuestas de Muñoz prosperan, la educación se convertirá en un servicio esencial y entonces se cerrará la posibilidad de que los maestros puedan irse a huelga. La prohibición abarcaría los niveles de preescolar, escuela, colegio e incluso universidad.Muñoz también propone ampliar la lista de servicios judiciales que no podrían ser interrumpidos por una huelga.Por ahora, la prohibición solo contempla a los juzgados de...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA