Sentencia Nº 002633 de Sala Primera de la Corte, 17-11-2020

EmisorSala Primera de la Corte (Corte Suprema de Costa Rica)
Fecha17 Noviembre 2020
Número de sentencia002633
20171764002733-2737521-1.rtf

Exp. 17-002714-1764-CJ

Res. 002633-C-S1-2020

SALA PRIMERA DE LA CORTE SUPREMA DE JUSTICIA. San José, a las diez horas quince minutos del diecisiete de noviembre de dos mil veinte .-

En proceso de ejecución hipotecaria establecido por el BANCO DE COSTA RICA, representado por el Licenciado Rodolfo Granados Porras, colegiado 22828, en contra la señora MARÍA DE LOS ÁNGELES CHINCHILLA HERNÁNDEZ, de oficio el Juzgado Especializado de Cobro del Segundo Circuito Judicial de San José, declaró su falta de competencia en razón de la materia y ordenó que el caso sea remitido al Juzgado Agrario del Primer Circuito Judicial de Alajuela. La parte actora manifestó su inconformidad contra lo resuelto y presentó Recurso de Revocatoria y Apelación en Subsidio el cual fue rechazado y el caso fue conocido por el Tribunal Primero Civil del Segundo Circuito Judicial de San José el cual declaró que no tiene competencia funcional sobre el Juzgado Agrario de Alajuela por lo cual remite y conoce esta Sala en consulta.

CONSIDERANDO

I.- La parte promovente solicitó en su escrito de interposición de demanda de ejecución hipotecaria, ejecutar el contrato de crédito revolutivo en cuenta corriente bancaria con garantía hipotecaria en primer grado sobre tres fincas inscritas en el Registro Público, Sección Propiedad del Partido de Limón, bajo el sistema de folio real matrículas número 63295-000, 63296-000 y 63297-000 y solicitó que se condene a la parte demandada a 1) Al pago del capital adeudado con una estimación de Crédito de cuenta corriente por una suma de 77.348.987,28 colones más los interés y costas del proceso. 2) Solicitó además, se señale remate de las tres fincas que están en garantía del crédito.

II.- El Juzgado Especializado de Cobro del Segundo Circuito Judicial de San José por considerar que se trata de la ejecución una garantía de tres fincas que tienen naturaleza agraria, de oficio mediante resolución de las 13 horas 49 minutos del 25 de abril de 2017, se declaró incompetente de conocer el asunto y consideró que lo procedente es remitirlo a la Jurisdicción Agraria y ordenó se remitiera el asunto al Juzgado Agrario. La representante del Banco de Costa Rica presentó ante dicha resolución recurso de revocatoria y apelación en subsidio por lo que el expediente fue remitido al Tribunal Primero Civil en alzada, el cual luego de estudiar el caso y según el artículo 43 del Código Procesal Civil, señaló que no tiene competencia funcional ni la jerarquía para decidir sobre si el caso lo puede conocer el Juzgado Agrario o el de Cobro, por lo cual se le hace la consulta de competencia que conoce esta Sala.

III.- En torno al caso en estudio, según la demanda base de ejecución hipotecaria presentada y prueba existente en autos, no se está ante ningún crédito cuya naturaleza sea para la actividad agraria, sino que se está ante la constitución de un crédito de diferentes rubros que no establece el destino de la hipoteca. No hace referencia alguna al plan de inversión del dinero dado en préstamo ni a ninguna actividad agrícola del crédito o en las fincas que se dieron en garantía. En referencia a este tema, la Ley de Jurisdicción Agraria en su artículo 1 y 2, delimita claramente que materia y que asuntos conocerá dicha jurisdicción y señala que los tribunales agrarios conocerán de los temas que tengan relación con “actividades de producción, transformación, industrialización y enajenación de productos agrícolas. Además de todo lo relativo a los actos y contratos que sea parte un empresario agrícola, originados de el ejercicio de actividades agrícolas”. Como se puede denotar, la demanda presentada no es contra una empresaria agrícola sino es una demanda contra una funcionaria bancaria que no se dedica a la actividad agrícola y el crédito fue abierto. Se dio en garantía tres fincas que no tienen ninguna naturaleza agraria, por lo que estamos ante un crédito hipotecario mercantil que es una actividad regulada por el capítulo quinto (artículos 495 y siguientes) del Código de Comercio, no sujeta a la jurisdicción agraria.

IV.- Consecuentemente, según los 110.1.1 y 8.1 del Código Procesal Civil, el asunto se debe definir en un proceso monitorio dinerario que por razón de materia le corresponde al Juzgado Especializado de Cobro. Ahora bien en razón de territorio, el artículo 8.3.1.1 señala: "Será competente el tribunal del lugar donde se encuentre situado el bien, para conocer de las siguientes pretensiones: 1. Relativas a la constitución, modificación y extinción de derechos reales sobre inmuebles". Las fincas dadas en garantía en el crédito bajo las matriculas 63295-000, 63296-000 y 63297-000, según el Registro de la Propiedad se encuentran en la Provincia de Limón por lo que en razón de territorio, lo procedente es declarar que el conocimiento del presente proceso le corresponde al Juzgado de Cobro del Primer Circuito Judicial de la Zona Atlántica (Limón).

POR TANTO

Se declara que el conocimiento del presente proceso de ejecución hipotecaria le corresponde al Juzgado de Cobro del Primer Circuito Judicial de la Zona Atlántica (Limón). jorozcof

Luis Guillermo Rivas Loáiciga

Román Solís Zelaya

Rocío Rojas Morales

William Molinari Vilchez

Damaris Vargas Vásquez

Documento Firmado Digitalmente

-- Código verificador --

*6JZGAQC547K461*

6JZGAQC547K461

VLEX utiliza cookies de inicio de sesión para aportarte una mejor experiencia de navegación. Si haces click en 'Aceptar' o continúas navegando por esta web consideramos que aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR