Sentencia Nº 20 de Tribunal de Apelación de Sentencia Penal II Circuito Judicial de San José, 26-10-2018

Fecha de Resolución:26 de Octubre de 2018
Emisor:Tribunal de Apelación de Sentencia Penal, II Circuito Judicial de San José
 
EXTRACTO GRATUITO

Resolución: 2018-1495

Expediente: 18-000042-1092-PE(11)

 

              TRIBUNAL DE APELACIÓN DE SENTENCIA PENAL. Segundo Circuito Judicial de San José. Goicoechea, al ser las ocho horas cincuenta minutos del veintiséis de octubre de dos mil dieciocho.-

              RECURSO DE APELACIÓN interpuesto en la presente causa seguida contra JUAN BAUTISTA ALVARADO BARRANTES, mayor, costarricense, cédula de identidad número 2-0465-0426, nacido en Alajuela, el 27 de enero de 1971, hijo de Alberto Alvarado Barrantes y Rosalina Barrantes Anchía, soltero, vecino de Alajuela, San Ramón, Residencial Las Lomas, 50 norte de Radio Taxi, casa color amarillo con verjas marrón, mano derecha; por el delito de RESISTENCIA A LA AUTORIDAD, en perjuicio de LA AUTORIDAD PÚBLICA. Intervienen en la decisión del recurso, los jueces Alfredo Araya Vega, Giovanni Mena Artavia y Rafael Mayid González González. Se apersonaron en esta sede el licenciado Saúl Matarrita Alvarado, defensor particular del encartado Alvarado Barrantes; la licenciada Ana Yancie Umaña Moreira, Fiscal de Impugnaciones y el imputado Juan Bautista Alvarado Barrantes.

RESULTANDO:

              I.- Que mediante sentencia número 74-2018, de las veintidós horas diez minutos del quince de febrero de dos mil dieciocho, el Tribunal Penal de Flagrancia, Sede Segundo Circuito Judicial de San José, Goicoechea, resolvió: "POR TANTO: De conformidad con los artículos 39 y 41 de la Constitución Política, 1, 30, 45, 59 a 63 71, 73, 312 Y 313 inc. 4 del Código Penal 1, 265, 266, 340, 363, 367, 422 y siguientes del Código Procesal Penal, se declara al encartado JUAN BAUTISTA ALVARADO BARRANTES autor responsable del delito de RESISTENCIA AGRAVADA A LA AUTORIDAD, en perjuicio de LA AUTORIDAD PUBLICA, imponiéndosele la pena de UN AÑO DE PRISION. Dicha sanción deberá descontarla el sentenciado en el lugar y forma que determinen los respectivos reglamentos penitenciarios, previo abono de la prisión preventiva cumplida. Una vez firme la sentencia inscríbase en el Registro Judicial. En atención a lo que dispone el numeral 59 y siguientes del Código Penal, se otorga por período de tres años el beneficio de ejecución condicional de la condena al encartado ALVARADO BARRANTES, bajo apercibimiento de que si comete delito doloso con pena superior a seis meses dicho beneficio le será revocado. Expídase los testimonios de estilo para el Juzgado de Ejecución de la Pena y el Instituto Nacional de Criminología. Sin especial condenatoria en costas. Quedan las partes debidamente notificadas. Las incidencias, las manifestaciones de las partes y los argumentos con que resuelve el Tribunal, quedan consignadas en el DVD que se adjunta al expediente." (sic).

              II.- Que contra el anterior pronunciamiento, el licenciado Saúl Matarrita Alvarado, defensor particular del encartado Alvarado Barrantes, interpuso recurso de apelación.

              III.- Que verificada la deliberación respectiva de conformidad con lo dispuesto por el artículo 465 del Código Procesal Penal, el Tribunal se planteó las cuestiones formuladas en el recurso de apelación.

              IV.- Que en los procedimientos se han observado las prescripciones legales pertinentes.

              Redacta el juez de Apelación de Sentencia Penal Araya Vega; y,

CONSIDERANDO:

              I.- El licenciado Saúl Matarrita Alvarado, defensor particular del acusado Juan Bautista Alvarado Barrantes, presenta recurso de apelación contra la sentencia número 074-2018 dictada por el Tribunal Penal de Flagrancias del Segundo Circuito Judicial de San José, de las 22:10 horas del 15 de febrero de 2018 que condenó a su representado por un delito de resistencia agravada a la autoridad y le impuso un año de prisión.

              II.- Como primer reproche, se queja de “violación al debido proceso, inicio del debate sin la totalidad de la prueba”. Menciona que, pese a no contarse con la totalidad de la prueba, se dio inicio al debate, circunstancia que estima lesiva ya que debió ordinariarse el proceso expedito de flagrancias. Se queja que, al iniciar el debate el imputado declaró, sin embargo, posteriormente, fue agregado a los autos el video, el cual entraba en parte en contradicción con lo depuesto por el justiciable, circunstancia que podría ser entendible por los golpes recibidos y la situación estresante acaecida. Recalca que el propio juzgador estableció que el video fue esclarecedor y una prueba abrumadora, lo que evidencia el carácter relevante del mismo de previo al inicio del contradictorio. Presume que el oficial actuante si pudo observar el video antes de su deposición. Refiere además que no se contaba para el inicio del debate con el dictamen médico legal al cual fue sometido el encartado, que corresponden a lesiones incapacitantes por cinco días. Insiste en que durante el desarrollo del contradictorio, el defensor público aportó, cual si se tratare de prueba nueva el resultado de la pericia, violentándose el principio de igualdad de armas, porque no se trataba de prueba nueva. Pide se anule la sentencia y se ordene un nuevo juicio. En el segundo reclamo por “errónea fundamentación fáctica: inadecuada valoración de la prueba” sostiene que, el tribunal acreditó la responsabilidad del acusado a partir del video incorporado, mismo al que la defensa no tuvo acceso sino hasta el juicio, imposibilitándose ejercer su derecho de defensa, propiamente interrogando testigos sobre el mismo. Agrega que se condenó al acusado no ponderando la tesis defensiva de la agresión sufrida y las lesiones verificadas como lo fueron: herida en labio superior que requirió sutura y fuerte golpe en pierna izquierda. Afirma que el oficial no fue valorado, no tuvo golpes, heridas ni signos de violencia, mientras que el acusado, deberá someterse a una cirugía reconstructiva de una pieza dental. Mantiene que la prueba de cargo fue inconsistente y presentó contradicciones, pese a esto, se le dio credibilidad y se condenó al acusado. Solicita se anule la sentencia. Por estar relacionadas entre sí y corresponder a quejas sobre la fundamentación intelectiva de la resolución, se conocerán de forma conjunta. Los reclamos no pueden prosperar. El proceso expedito para delitos en flagrancia no contempla, cual lo sugiere el recurrente una fase intermedia, sino una única audiencia dividida en dos partes, una inicial y otra de juicio. Por sus características, el proceso de flagrancia resulta de simple y sencilla resolución, ya que, tradicionalmente, se cuenta con la totalidad de la prueba desde el mismo momento de la detención del acusado. Pese a esto, podría existir, cuál sucedió en el sub júdice que, algunos elementos de prueba deban ser atraídos posteriormente. El secuestro del video del día del evento y...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA