Sentencia Nº 2012-1638 de Sala Tercera de la Corte, 30-11-2021

EmisorSala Tercera de la Corte (Corte Suprema de Costa Rica)
Número de sentencia2012-1638
Número de expedienteExp:
Fecha30 Noviembre 2021
Revisión del Documento



Exp: 12-002347-0305-PE

Res: 2021-01419

SALA DE CASACIÓN PENAL. S.J., a las diez horas cuarenta y ocho minutos del treinta de noviembre de dos mil veintiuno.

Visto el recurso de casación interpuesto en la presente causa seguida contra César Aragón G.ía, por los delitos de tentativa de homicidio simple y robo agravado, cometidos en perjuicio de Félix Ramos Leitón, L.S.G., K.A.C.ía J.énez, María de los Ángeles J.énez M. y José A.Z.B.; y,

Considerando:

I. Mediante memorial visible de folios 903 a 904 del expediente principal, el defensor particular, licenciado R.C.Z., interpone recurso de casación contra la resolución 2021-902, de las once horas con treinta minutos del 10 de setiembre de 2021, emitida por el Tribunal de Apelación de Sentencia Penal del Tercer Circuito Judicial de Alajuela, sede S.R., que resolvió lo siguiente: Se declara sin lugar el recurso de apelación interpuesto por el defensor particular licenciado R.C.Z., en representación del imputado C.A.G.. N.. (cfr. folio 900 vuelto).

II. En el único motivo el recurrente reclama inobservancia o aplicación errónea de un precepto legal sustantivo como lo es la penalidad del concurso ideal previsto en el artículo 75 del Código Penal (folio 903). Sostiene que el Tribunal de Juicio de Alajuela, impuso la pena de diez años de prisión por la tentativa de homicidio y fue aumentada en cinco años por las reglas de la penalidad del concurso ideal, sin haber sido impuesta la pena del robo agravado. Dicho criterio fue secundado por el ad quem, por lo cual, considera la defensa se ha inobservado o aplicado erróneamente el precepto legal sustantivo relativo a las penas del concurso ideal. Ello, porque para definir cuál era el delito más grave y a partir de ahí, definir si se aumentaba o no la sanción, lógicamente, debían contar con una definición de la pena impuesta, lo que no sucedió del todo. En el caso que nos ocupa, la sentencia del Tribunal de Juicio de Alajuela, a pesar de haber condenado al imputado por un delito de robo gravado, no le impuso pena (ver sentencia de primera instancia), y al delito de tentativa de homicidio sí le impuso la pena de diez años de prisión y fue ésta la que consideró como la más grave para aumentarla en cinco años más. Reclama una fundamentación errónea de parte del Tribunal de Apelación de Sentencia Penal, al desechar el reproche; al afirmar que: aunque no se impusiera una pena al delito de Robo Agravado, el delito más grave era la Tentativa de Homicidio Calificado debido a que, los extremos inferior y mayor del delito de homicidio, están por encima de los extremos mínimo y máximo del delito de robo agravado; sin embargo, de la lectura del artículo 75 del Código Penal, al definirse que el juez aplicará la pena correspondiente al delito más grave y aún podrá aumentarla; se entiende que esa definición de delito más grave, es para el caso en concreto (no de forma genérica), lo que solo se habría podido definir si supiéramos cuál fue la pena impuesta al Robo Agravado, lo que no se definió en la sentencia de primera instancia. A manera de ejercicio y como caso hipotético, ¿qué habría pasado si en este caso la pena del Robo hubiese sido de doce años por ejemplo? (dos más por sobre la pena de la Tentativa de Homicidio) ¿seguiría siendo la Tentativa de Homicidio el delito más grave? pareciera que no, porque habría sido desplazada esa pena de diez años de prisión por la del robo, bajo el ejemplo descrito, convirtiéndose entonces en el delito más grave para el caso concreto (sic. folio 903 vuelto y 904 frente). Afirma que se le causa un agravio al confirmarse una pena de quince años de prisión por un delito de tentativa de homicidio calificado en concurso ideal con un delito de robo agravado, bajo una errónea aplicación de la penalidad del concurso ideal establecido en el artículo 75 del Código Penal. Solicita se declare con lugar el recurso y por una cuestión de economía procesal, se ordene la reposición del juicio en cuanto al punto reclamado para nueva fundamentación de pena por esos dos delitos. El reclamo es inadmisible. El modelo recursivo que se aplica en la actualidad dentro del proceso penal, contempla un recurso de casación caracterizado por ser restringido, excepcional y formal; procede únicamente ante aquellos supuestos que fueron establecidos por el legislador en el artículo 468 del Código Procesal Penal, el cual dispone: El recurso de casación podrá ser fundado en alguno de los siguientes motivos: a) Cuando se alegue la existencia de precedentes contradictorios dictados por los tribunales de apelación de sentencia, o de estos con precedentes de la S. de Casación Penal. b) Cuando la sentencia inobserve o aplique erróneamente un precepto legal sustantivo o procesal. Deberá indicarse, por separado, cada motivo con sus fundamentos. Fuera de esta oportunidad no podrá aducirse otro motivo.. Así mismo, el ordinal 469 del código de rito, señala que: El recurso de casación será interpuesto bajo sanción de inadmisibilidad, ante el tribunal que dictó la resolución, dentro del plazo de quince días de notificada, mediante escrito o cualquier otro registro reglamentariamente autorizado. Deberá estar debidamente fundado y citará, con claridad, las disposiciones legales que se consideren inobservadas o erróneamente aplicadas, o bien, la mención y el contenido de los precedentes que se consideren contradictorios; en todo caso, se indicará cuál es el agravio y la pretensión.. Ahora bien, esta Cámara ha verificado el único motivo de la impugnación que nos ocupa, y al respecto se evidencia que, el casacionista reclama la existencia de un vicio con respecto a la aplicación de la ley sustantiva. Sin embargo, se constata que quien gestiona, mezcla en una única y suscita exposición, varios argumentos que ni siquiera logra dividir con una adecuada técnica, y mucho menos, motivar por separado con la advertencia del agravio que cada uno le pudiera representar. Al respecto ya esta Cámara ha indicado que “…esa mala técnica recursiva está sancionada con inadmisibilidad por los artículos 469 y 471 del Código Procesal Penal, al disponer que cada motivo debe ser presentado por separado, son su propio fundamento (argumental y normativo), conteniendo su agravio y pretensión. A contrario sensu, si se trata de más de un agravio, en el sentido de que es son varias las afectaciones que se dice generadas, deben ser formulados en motivos apartes, cada uno cumpliendo los requisitos antes aducidos. No cabe, como lo hace el impugnante en este asunto, hacer una enumeración continua de reclamos, de distinta índole y con posibles efectos también diferenciables, bajo la denominación común de falta de fundamentación, y ser presentados como si se tratara de un solo vicio o agravio procesal. (SALA TERCERA DE LA CORTE SUPREMA DE JUSTICIA, voto 2019-935, de las diez horas y cuarenta y ocho minutos, del nueve de agosto del año dos mil diecinueve, con integración de la Magistrada y los M.Z.M., R.Q., D.H., A.V. y S.B.. La técnica incorrecta para recurrir que emplea el interesado, produce la inadmisibilidad de su gestión. Sobre el mismo punto, de una lectura simple del recurso, se observa que en el desarrollo del motivo se hace alusión a dos temas de impugnación distintos, a saber: (i.) fundamentación errónea, en cuanto al rechazo del reproche del recurso de apelación, relativo a la fundamentación de las penas, (ii.) inobservancia en la aplicación de una norma sustantiva, específicamente en la imposición del concurso ideal. Resulta claro que, esos temas necesariamente debieron ser abordados en motivos separados dentro del recurso de casación. Así es que, precisamente la mezcla de motivos advertida antes, se traduce en un incumplimiento de lo dispuesto en el numeral 469 del Código Procesal Penal, con respecto a las exigencias de admisibilidad. Por otra parte, como una segunda razón conjunta de inadmisibilidad, tiene por establecido esta S. de Casación, que en el recurso presentado no indica cuál es la incidencia de los reproches recurridos, así como tampoco señala cómo el resultado final pudo haber sido distinto de haberse procedido conforme lo alega el petente. En este sentido, ya esta S. de Casación Penal en reiteradas oportunidades ha establecido, respecto al necesario desarrollo del agravio ocasionado como requisito de admisibilidad, que: [] Esta S. ha reiterado en diferentes pronunciamientos la imperativa necesidad del establecimiento y la individualización del agravio causado, como un requisito de admisibilidad del recurso de casación: Nótese que el mandato de la norma, conforme a la forma verbal y la sintaxis empleados, contempla de forma imperativa la insoslayable individualización del daño que el actuar jurisdiccional ha provocado, por parte de quien reclama el vicio. No se trata de mencionar cualquier agravio, sino, con exactitud, de cuál se trata, es decir, cuál es la incidencia que el erróneo proceder de los operadores jurídicos ostenta sobre el dispositivo y la forma en que el resultado final pudo haber sido distinto de haber procedido correctamente. Ello es así, tomando en cuenta que el régimen previsto por nuestra ordenanza procesal descarta la nulidad por la nulidad misma de los actos y además exige a la parte que proponga la solución procesal al caso (artículos 175 y siguientes del Código Procesal Penal). (Resolución N° 2012-1638, de las 09:33 horas, del 2 de noviembre de 2012) (S. Tercera de la Corte Suprema de Justicia, resolución N° 1060-2015, de las 09:14 horas, del 14 de agosto de 2015, el resaltado y subrayado son suplidos. Integración de los Magistrados y la Magistrada C.S., R.Q., A.G., A.M. y D.H.. Adicionalmente, y como tercera razón de inadmisibilidad, es posible desprender que la protesta está dirigida, de manera indistinta, contra las sentencias del a quo y ad quem, lo que violenta abiertamente la literalidad de la norma 467 del Código Procesal Penal, que reza: "El recurso de casación procederá contra las resoluciones dictadas por los tribunales de apelación de sentencia, que confirmen total o parcialmente, o bien resuelvan en definitiva, la sentencia dictada por el tribunal de juicio..." (El resaltado es nuestro). Al respecto, véase que el recurrente alega que ambos órganos jurisdiccionales de primera y segunda instancia, habrían omitido referirse a la determinación de la pena del delito de robo agravado, lo que habría provocado un análisis intelectivo sesgado respecto a la aplicación del delito más grave en el concurso ideal aplicado, de manera que, con la impugnación presentada se busca que esa S. examine el contenido de ambas sentencias, lo que excede las competencias legales antes indicadas. Siendo que la S. de Casación Penal carece de competencia para proceder de forma oficiosa en el examen de la cuestión, esto implica que no puede subsanar los errores en el planteamiento del motivo, ni tampoco prevenir los defectos en la interposición del recurso, con fundamento en los artículos 467, 468, 469 y 471 del Código Procesal Penal, se declara inadmisible el motivo de casación planteado por el licenciado R.C.Z..

Por Tanto:

Se declara inadmisible el recurso de casación interpuesto por el licenciado R.C.Z.. N..

Patricia Solano C.

Jesús A.R.írez Q.

Álvaro Burgos M.

Gerardo Rubén A.V.

Rosa Acón Ng.

Magistrada Suplente.

Roleon

Int: 1133-3/8-3-21

VLEX utiliza cookies de inicio de sesión para aportarte una mejor experiencia de navegación. Si haces click en 'Aceptar' o continúas navegando por esta web consideramos que aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR