Sentencia Nº 2018-00823 de Tribunal de Apelación de Sentencia Penal III Circuito Judicial de Alajuela San Ramón, 10-10-2018

Fecha de Resolución:10 de Octubre de 2018
Emisor:Tribunal de Apelación de Sentencia Penal, III Circuito Judicial de Alajuela, San Ramón
 
EXTRACTO GRATUITO

           PODER JUDICIAL                                                                     

TRIBUNAL DE APELACIÓN DE SENTENCIA DEL TERCER CIRCUITO JUDICIAL DE ALAJUELA, SAN RAMÓN                                   

__________________________________________________________________________________

Exp: 15-000899-305-PE

Res: 2018-00823

              TRIBUNAL DE APELACIÓN DE SENTENCIA DEL TERCER CIRCUITO JUDICIAL DE ALAJUELA, SECCIÓN TERCERA. San Ramón, a las quince horas ( 03:00 p.m.) del diez de octubre de dos mil dieciocho.

              RECURSO DE APELACIÓN DE SENTENCIA interpuesto en la presente causa seguida contra EPIFANIO JAIME CONDEÑA MELGAR, de nacionalidad peruana, con cédula de residencia número 160400267018; por el delito de CONDUCCIÓN TEMERARIA en perjuicio de LA SEGURIDAD COMÚN. Intervienen en la decisión del recurso, los jueces José Manuel Cisneros Mojica y Elí Marcial Rodríguez Herrera y la jueza Adriana Escalante Moncada. Se apersonan en apelación de sentencia, la licenciada Angélica Gutiérrez Sancho, defensora pública del aquí encartado y la licenciada Shirley Solís Alvarado, representante del Ministerio Público.

                                                        RESULTANDO:

              I.- Que mediante sentencia número 628-2018 de las quince horas veinte minutos del diecisiete de julio de dos mil dieciocho, el Tribunal de Juicio de Alajuela, resolvió: "POR TANTO: De conformidad con lo expuesto y artículos 39 y 41 de la Constitución Política; 8 inciso 1) de la Convención Americana de Derechos Humanos, 10 de la Declaración Americana de Derechos Humanos, 9 inciso 2) del Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos, 1 al 15, 181 a 184, 265, 360  a 365, y 367 del Código Procesal Penal,  1, 2, 30, 45, 51, 59, 60, 71 y 261 bis del Código Penal se resuelve: se  declara a EPIFANIO JAIME CONDEÑA MELGAR, autor responsable de un delito de CONDUCCION TEMERARIA que en perjuicio de LA SEGURIDAD PÚBLICA se le venía atribuyendo, y en tal carácter se le impone la pena de UN AÑO Y SEIS MESES DE PRISION. De igual forma se le impone la inhabilitación para la conducción de vehículos automotores por vías terrestres por espacio de 2 años. Esta pena deberá ser descontada por el sentenciado en el establecimiento carcelario respectivo, previo abono de la preventiva que hubiere cubierto. Por contar con las condiciones subjetivas y objetivas para tal efecto, se le concede al sentenciado el beneficio de ejecución condicional de la pena por espacio de 3 años, periodo en el cual el sentenciado no podrá cometer nueva delincuencia dolosa con pena superior a los 6 meses de prisión. Se ordena el cese de cualquier medida cautelar impuesta en razón del presente proceso. Una vez firme este fallo, inscríbase en el Registro Judicial y Juzgado de Ejecución de la Pena para lo de su cargo. Se dispone la lectura integral de esta sentencia a las dieciséis horas del día veinticuatro de julio del año dos mil dieciocho" (sic).

                   II.- Que contra el anterior pronunciamiento, la licenciada Angélica Gutiérrez Sancho, defensora pública del aquí encartado, interpuso recurso de apelación de sentencia.

              III.- Que verificada la deliberación respectiva, de conformidad con lo dispuesto por el artículo 465 del Código Procesal Penal, el Tribunal de Apelación de Sentencia del III Circuito Judicial de Alajuela, San Ramón, procedió a conocer del recurso.

              IV.- Que en los procedimientos se han observado las prescripciones legales pertinentes.

              Redacta la jueza de apelación de sentencia Cisneros Mojica; y,

CONSIDERANDO:

              I. Como primer motivo, la licenciada Angélica Gutiérrez Sancho, recurre la sentencia del Tribunal de Juicio de Alajuela, número 628-2018, de las quince horas con veinte minutos del diecisiete de julio de dos mil dieciocho, por considerar que en la misma, se incorporó y valoró prueba en contra de las reglas del debido proceso, específicamente, por haberse quebrantado la cadena de custodia. Su queja se dirige contra el resultado de la pericia toxicológica numero 2015- 1003-TOX, que se sustenta en unas muestras de sangre que, en criterio de la recurrente, carecen de los elementos propios de la cadena de custodia. El núcleo del reclamo llama la atención al manejo de la evidencia, desde su recolección hasta su examen pericial en el laboratorio forense. Reseña, la defensora de Condeña Melgar,  que las muestras fueron recibidas de manos del oficial Kendall Pérez Alcazar, en la delegación del Organismo Judicial de Alajuela, sin embargo este no participó ni en la detención ni en la confección del parte. Según el libelo impugnaticio, en la delegación de la policía judicial, se recibió un sobre cerrado y sellado, con membrete de la Caja Costarricense del Seguro Social, que en apariencia contenía dos tubos de ensayo; hace énfasis la letrada, en que el sobre que contenía los tubos de ensayo, no se abrió para no alterar el indicio. Pese a lo anterior, el dictamen DCF:2015-1003-TOX, describe que en fecha 10 de marzo de 2015, fue recibido de manos de Daniela Alfaro Zúñiga las siguientes muestras: “un tubo tapón color gris con sangre periférica. Rotulado: ‘Condeña Melgar Epifanio Jaime, 160400267018, 08/03/15, 23:33, #1’. Un tubo tapón un tubo tapón color gris con sangre periférica. Rotulado: ‘Condeña Melgar Epifanio Jaime, 160400267018, 09/03/15, 00:03, #2”. Advierte la licenciada Gutiérrez Sancho que, el embalaje de la muestra que se entregó fue alterado, ya que no se indica que las mismas hayan sido entregadas en el sobre de manila. A partir de este dato, concluye la defensora de Epifanio Condeña que, no es posible garantizar la integridad del indicio recibido; sostiene que, afirmar que la cadena de custodia se mantuvo incólume, constituye una apreciación errada del juzgador de instancia.  El recurso de apelación, sostiene que carece de lógica que, el Organismo de Investigación Judicial, en un primer, momento considere que debe mantenerse el embalaje intacto y luego, en un segundo momento, prescinde del embalaje. La duda en cuanto al embalaje de las muestras, dice la licenciada Angélica Gutiérrez, impide afirmar que el contenido no haya sido modificado, ya que se trata de tubos...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA