Sentencia Nº 2020-01208 de Tribunal de Apelación de Sentencia Penal III Circuito Judicial de Alajuela San Ramón, 08-12-2020

EmisorTribunal de Apelación de Sentencia Penal III Circuito Judicial de Alajuela San Ramón
Fecha08 Diciembre 2020
Número de sentencia2020-01208
Número de expediente17-001043-0497-TR
PODER JUDICIAL
TRIBUNAL DE APELACIÓN DE SENTENCIA DEL TERCER CIRCUITO JUDICIAL DE ALAJUELA, SAN RAMÓN
Tel: 2456-9069 tapelacion-sra@poder-judicial.go.cr Fax: 24569029
__________________________________________________________________________________
Exp: 17-001043-0497-TR
Res: 2020-01208
TRIBUNAL DE APELACIÓN DE SENTENCIA DEL TERCER CIRCUITO JUDICIAL DE ALAJUELA, SECCIÓN CUARTA . San Ramón, a las diez horas cuarenta minutos (10:40 a.m.) del ocho de diciembre de dos mil veinte.
RECURSO DE APELACIÓN DE SENTENCIA interpuesto en la presente causa seguida contra CELIMO WILLIAM DE JESÚS, costarricense portador de la cédula de identidad 401310699, por un delito de LESIONES CULPOSAS en perjuicio de [Nombre 001]. Intervienen en la decisión del recurso, la jueza Ana Lucrecia Hernández Chavarría y los jueces Jose Blanco González y Raúl Madrigal Lizano. Se apersonan en apelación de sentencia, el licenciado Álvaro Azofeifa Víquez, defensor particular del aquí encartado y la licenciada Natalia López Vindas, representante del Ministerio Público.
RESULTANDO:
I.- Que mediante sentencia número 784-2019 de las diez horas con siete minutos del día veintisiete de septiembre de dos mil diecinueve, el Tribunal de Juicio de Heredia, resolvió: "POR TANTO: De conformidad con lo expuesto, normativa citada, lo dispuesto en los artículos 39 y 41 de la Constitución Política, 8 y 9 de la Convención Americana de Derechos Humanos, 1, 6, 9, 37 a41, 111 a 124, 141, 142, 182, 184, 265 a 271, 360, 361 363 a, 365, 367 y 369 del Código Procesal Penal, 1, 4, 11, 18, 30, 50, 51, 59 a 63, 68, 71, 128 del Código Penal, se declara a CÉLIMO ARGUEDAS BARRANTES, autor responsable de UN delito de LESIONES CULPOSAS cometido en perjuicio de [Nombre 001], en virtud de lo cual se le impone el tanto de CUATRO MESES DE PRISIÓN, pena que deberá cumplir en la forma y lugar que determinen los respectivos reglamentos carcelarios, previo abono de la preventiva sufrida, si la hubiere. Se impone además la pena de inhabilitación para conducir vehículos al señor CÉLIMO ARGUEDAS BARRANTES, esto por un periodo de SEIS MESES para lo cual se ordena comunicar esta sentencia, una vez firme la misma, al Ministerio de Obras Públicas y de Transportes. Firme esta sentencia comuníquese igualmente al Registro Judicial, Instituto Nacional de Criminología, Centro de Información Penitenciaria y al Juzgado de Ejecución de la pena. Por cumplir los requisitos establecidos en nuestra legislación penal, se concede a CÉLIMO ARGUEDAS BARRANTES el beneficio de la condena de ejecución condicional de la pena, esto por un periodo de prueba de TRES AÑOS, plazo durante el cual no deberá el imputado, cometer nuevo hecho delictivo doloso, con pena superior a los SEIS MESES DE PRISIÓN, caso contrario deberá descontar la pena aquí dispuesta y la que se le imponga en el otro proceso. Se dicta esta sentencia sin especial condenatoria en costas y son los gastos del proceso en lo penal a cargo de El Estado. POR EXPOSICIÓN ORAL QUEDAN NOTIFICADAS LAS PARTES.-" (sic).
II.- Que contra el anterior pronunciamiento, el licenciado Azofeifa Víquez, interpuso recurso de apelación de sentencia.
III.- Que verificada la deliberación respectiva, de conformidad con lo dispuesto por el artículo 465 del Código Procesal Penal, el Tribunal de Apelación de Sentencia del III Circuito Judicial de Alajuela, San Ramón, procedió a conocer del recurso.
IV.- Que en los procedimientos se han observado las prescripciones legales pertinentes.
Redacta la jueza de apelación de sentencia Hernández Chavarría; y,
CONSIDERANDO:
I.- El licenciado Álvaro Azofeifa Víquez, defensor particular del imputado Célimo Arguedas Barrantes, interpone recurso apelación, contra la sentencia oral condenatoria, número 784-2019 de las 10:07 horas del 27 de septiembre de 2019 dictada por el Tribunal Penal de Heredia.
II.- Previo al detalle de lo que parece ser un primer motivo, el impugnante hace referencia a que, en los hechos tenidos por probados en la sentencia, el juez consideró que el imputado salió de un centro comercial que se ubica en el lugar; sin embargo, sostiene que no existe ninguno en esa ruta y advierte que su representado, sí tomó en consideración al momento de llegar al cruce correspondiente, de sur a norte, que no transitaran vehículos, por lo que estima no se dio una invasión al carril por el cual circulaba el ofendido, señalando que la sentencia no presenta una motivación que se ajuste a lo indicado en la acusación penal. Posteriormente, intitula, como PRIMERO, lo que parece ser un MOTIVO, donde fustiga violación a las reglas de la sana crítica en el análisis de la prueba. Indica que no existieron testimonios suficientes para acreditar los hechos denunciados. Hace referencia a una entrevista realizada en la etapa de investigación a un testigo de nombre [Nombre 004]; no obstante, sostiene que, en la etapa de juicio, el Ministerio Público prescinde de éste, a pesar de considerarlo fundamental. Señala que, en su criterio, el imputado sí realizó la señal de alto que estaba en el semáforo y es hasta que este cambió a la luz verde, que éste prosigue su camino con dirección oeste -este, por lo que discrepa de lo consignado por el juez de sentencia. Cuestiona, la resolución de mérito, en cuanto indica que el ofendido hubo “ despegado” a cuarenta kilómetros por hora (40 km/h), como él lo dice, pues estima que los daños que sufrió la motocicleta no son acordes a dicha velocidad, sino a la que indicó el testigo [Nombre 004], en la entrevista en la etapa de investigación, que dijo iba muy rápido. Ni tampoco las lesiones que presentó la víctima son acordes a esa velocidad. Además, sostiene que a 40 km/h, el agraviado pudo haber esquivado el vehículo conducido por el imputado. Sostiene que la colisión se dio en el centro de la vía, cuando la motocicleta guiada por el encartado, impacta la parte trasera de la motocicleta en que se transportaba el agraviado, concluyendo que, a su criterio, con la velocidad consignada en sentencia, tenía suficiente espacio para esquivar el automotor ya que es una carretera con dos vías en sentido oeste a este, por lo que estima que pudo alinearse y, como no lo hizo, faltó al deber de cuidado. Considera, además, que el análisis probatorio que hizo el juzgador de sentencia, omitió los aspectos expuestos, lo que perjudicó a su representado. Acto seguido en el libelo recursivo, el impugnante intitula: “En cuanto a la condenatoria”: donde sostiene que ésta, no se ajusta a la realidad de cómo sucedieron los hechos. Advierte que el imputado es una persona mayor, que el día de los eventos venía de hacer deporte, que no conducía bajo los efectos de licor y que no tiene antecedentes penales, siendo que requiere de su trabajo para mantener a su familia, por lo que suspender la licencia por seis meses, le ocasionaría dificultades económicas graves. Por todo lo anterior, solicita declarar con lugar el recurso y “ se ordene dejar sin efecto las sanciones penales impuestas”.
III.- En el emplazamiento del recurso, la licenciada Natalia López Vindas, en representación de la Fiscalía de San Joaquín de Flores de Heredia, solicita se rechace el mismo, pues estima que la resolución impugnada se encuentra ajustada derecho. En relación al primer motivo sobre la violación a la reglas de la sana crítica, mantiene que la sentencia cuestionada, no fue omisa en cuanto a los elementos probatorios, donde se expusieron los razonamientos por los que se le dio credibilidad al ofendido en la causa, así como un video que fue ofrecido como prueba y que establece la dinámica de los hechos. De igual forma, el parte de tránsito y los dictámenes pertinentes que fortalecieron su deposición. Sobre la prueba testimonial de [Nombre 004], señala que ésta no fue recibida en el juicio, por lo que la simple entrevista no suple su declaración, por lo que el juez de sentencia valoró otras situaciones. Asimismo, el tribunal de mérito se pronuncia sobre la declaración del imputado en el juicio, la que le resultó insuficiente para restar mérito a la prueba recibida en debate. Con relación a la fundamentación de la sentencia, solicita que el alegato sea rechazado por cuanto en el fallo se explicó de forma detallada, los aspectos que fueron valorados. En lo concerniente a la condenatoria, considera que la misma se apega a lo establecido en el artículo 128 del Código Penal. Por todo, solicita rechazar la gestión del defensor particular del justiciable.
IV.- Se declaran sin lugar los MOTIVOS . Examinado el recurso, se logra establecer que, en los reclamos se fustiga una indebida fundamentación del fallo impugnado, al rechazarse la tesis de la defensa en cuanto sostuvo, que el imputado no incurrió en ninguna infracción al deber de cuidado el día de los hechos, siendo el agraviado quien condujo a exceso de velocidad, por lo que debió absolvérsele. Primero que todo debe partirse de que...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba

VLEX utiliza cookies de inicio de sesión para aportarte una mejor experiencia de navegación. Si haces click en 'Aceptar' o continúas navegando por esta web consideramos que aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR