Sentencia Nº 2020021217 de Sala Constitucional, 03-11-2020

Fecha de Resolución: 3 de Noviembre de 2020
Emisor:Sala Constitucional de la Corte Suprema de Justicia

*200182220007CO*

Exp: 20-018222-0007-CO

Res. Nº 2020021217

SALA CONSTITUCIONAL DE LA CORTE SUPREMA DE JUSTICIA. San José, a las nueve horas cincuenta minutos del tres de noviembre de dos mil veinte .

Recurso de amparo interpuesto por [Nombre 001], cédula de identidad [Valor 001], contra el HOSPITAL DR. RAFAEL ÁNGEL CALDERÓN GUARDIA.
Resultando:
1.- Por escrito recibido en la Secretaría de la Sala el 05 de octubre de 2020, la recurrente interpone recurso de amparo contra el Hospital Calderón Guardia y manifiesta que en los últimos años ha venido padeciendo varias enfermedades malignas, que han ameritado varias cirugías de carácter riesgoso para su vida. Detalla que, con motivo de sus enfermedades, el 11 de setiembre de 2020 acudió a Consulta Externa del Hospital Dr. Max Peralta Jiménez, donde fue atendida por el Dr. Ronald Castellón Rodríguez, quien le indicó un examen denominado “galio cuerpo entero (FOD)”, el cual debe realizarse de forma urgente, debido a una posible metástasis a nivel de L3. Explica que, para tales efectos, el galeno le entregó una solicitud para tramitar el estudio en el Servicio de Medicina Nuclear del Hospital Dr. Rafael Ángel Calderón Guardia. Sin embargo, asevera que, al realizar el trámite correspondiente, no se le otorgó la cita, sino que fue incluida en una lista de espera. Arguye que lo descrito conculca sus derechos constitucionales y genera un riesgo para su salud. Solicita que se declare con lugar el recurso.
2.- Mediante resolución de las 14:26 horas del 05 de octubre de 2020, este Tribunal le dio curso al presente asunto.
3.- Informan bajo juramento Taciano Lemos Pires, en su condición de directora general y Ana Alfaro Arrieta, en su condición de jefe del Servicio de Medicina Nuclear, ambos del Hospital Calderón Guardia (informe presentado el 08 de octubre de 2020), que el 16 de setiembre de 2020 la recurrente acudió al Servicio de Medicina Nuclear a solicitar un estudio gammagráfico. Aseguran que, en ese momento, a la recurrente no se le dio la cita, pero no estima que el plazo haya sido desproporcionado. Aclara que a la recurrente no se le dio la cita respectiva, pues a la gammacámara de este centro médico se le debía colocar un repuesto que no se fabrica en este país, por lo que debía ser importado por la empresa fabricante. Afirman que a los usuarios se les explicó que serían llamados para asignarles la cita en cuanto al equipo volviera a estar en servicio. Añade que el repuesto ingresó al país el 02 de octubre de 2020 y el 06 de octubre el ingeniero de la empresa fabricante vino a instalarlo, por lo que la gammacámara estará habilitada para empezar a ser utilizada el 07 de octubre de 2020. Así, se le asignó la cita a la recurrente ese mismo día. Aclara que en la boleta de referencia hay un error, ya que el médico tratante seleccionó la opción “galio cuerpo entero”, cuando, según los antecedentes clínicos de la paciente, lo que requiere y lo que el médico tratante solicita es una gammagrafía ósea de cuerpo entero, la cual no se realiza con galio, sino con tecnecio-99 mm. Así, para evitar errores, un médico especialista en Medicina Nuclear revisar las boletas de solicitud de estudios y emite un visto bueno. Solicitan que se declare con lugar el recurso.
4.- Mediante resolución de las 15:05 horas del 22 de octubre de 2020, este Tribunal solicitó una prueba para mejor resolver.
5.- Informan bajo juramento Taciano Lemos Pires, en su condición de directora general y Ana Alfaro Arrieta, en su condición de jefe del Servicio de Medicina Nuclear, ambos del Hospital Calderón Guardia (informe presentado el 28 de octubre de 2020), que la recurrente fue atendida en ese centro médico el 07 de octubre de 2020 y ese mismo día se le realizó el estudio respectivo.
6.- En los procedimientos seguidos se ha observado las prescripciones legales.

Redacta el Magistrado Araya García; y,

Considerando:
I.- Objeto del recurso. La recurrente reclama violación a su derecho a la salud, pues acusa que requiere que se le realice un estudio gammagráfico de forma urgente, no obstante, fue colocada en lista de espera en el centro médico recurrido sin justificación alguna.
II.- Hechos probados. De importancia para la decisión de este asunto, se estiman como debidamente demostrados los siguientes hechos, sea porque así han sido acreditados o bien porque el recurrido haya omitido referirse a ellos según lo prevenido en el auto inicial:
a)El 11 de setiembre de 2020, la recurrente fue atendida en la Consulta Externa del Hospital Dr. Max Peralta Jiménez, donde fue atendida por el Dr. Ronald Castellón Rodríguez, quien le indicó un examen denominado “galio cuerpo entero (FOD)” , el cual debe realizarse de forma urgente, debido a una posible metástasis a nivel de L3. Por ende, le entregó una solicitud para tramitar el estudio en el Servicio de Medicina Nuclear del Hospital Dr. Rafael Ángel Calderón Guardia (hecho incontrovertido).
b)El 16 de setiembre de 2020, la recurrente acudió al Servicio de Medicina Nuclear del Hospital Calderón Guardia a solicitar un estudio gammagráfico, sin embargo, en ese momento, a la recurrente no se le dio la cita, pues a la gammacámara de este centro médico se le debía colocar un repuesto que no se fabrica en este país, por lo que debía ser importado por la empresa fabricante. Lo anterior se le explicó a la recurrente y se le indicó que sería llamada oportunamente (ver informe rendido).
c)El 02 de octubre de 2020, ingresó al país el repuesto de la gammacámara (ver informe rendido).
d)El 05 de octubre de 2020, la recurrente interpuso el presente recurso de amparo (ver escrito de interposición).
e)El 06 de octubre de 2020 se notificó la resolución de curso a la autoridad recurrida (ver acta de notificación).
f)El 07 de octubre de 2020, la gammacámara del Hospital Calderón Guardia fue habilitada, por lo que se convocó a la recurrente a una cita para realizarle el examen respectivo para el 07 de octubre de 2020 (ver informe rendido).
g)El 07 de octubre de 2020, la recurrente fue atendida en el Hospital Calderón Guardia y se le realizó el estudio gammagráfico (ver informe rendido).
III.- Sobre el derecho fundamental a la salud. El derecho a la vida reconocido en el numeral 21 de la Constitución Política es la piedra angular sobre la cual descansan el resto de los derechos fundamentales de los habitantes de la república. De igual forma, en ese ordinal de la Carta Política encuentra asidero el derecho a la salud, puesto que, la vida resulta inconcebible si no se le garantizan a la persona humana condiciones mínimas para un adecuado y armónico equilibrio psíquico, físico y ambiental. Evidentemente, cualquier retardo de los hospitales, clínicas y demás unidades de atención sanitaria de la Caja Costarricense de Seguro Social puede repercutir negativamente en la preservación de la salud y la vida de sus usuarios. Los entes, órganos y funcionarios públicos se deben a los usuarios con una clara e inequívoca vocación de servicio, puesto que, esa ha sido la razón de su creación y existencia.
IV.- Sobre el fondo. Después de analizar los elementos probatorios aportados, este Tribunal verifica que no ha existido violación al derecho a la salud de la recurrente. Lo anterior, porque en los informes rendidos por los representantes de la autoridad recurrida -que se tiene por dado bajo fe de juramento con las consecuencias, incluso penales, previstas en el artículo 44 de la Ley que rige esta Jurisdicción- y en la prueba aportada para la resolución del asunto, ha sido debidamente acreditado que desde el 16 de setiembre de 2020 la recurrente fue colocada en lista de espera para realizarle un estudio gammagráfico en el Servicio de Medicina Nuclear del Hospital Calderón Guardia, lo anterior, pues a la gammacámara de este centro médico se encontraba descompuesta, ya que se le debía colocar un repuesto que no se fabrica en este país, por lo que debía ser importado por la empresa fabricante. Lo anterior se le explicó a la recurrente y se le indicó que sería llamada oportunamente. Así, se constata que el 07 de octubre de 2020, la gammacámara del Hospital Calderón Guardia fue habilitada, por lo que se convocó a la recurrente a una cita para realizarle el examen respectivo para el 07 de octubre de 2020. De esa forma, ese día la recurrente fue atendida en el Hospital Calderón Guardia y se le realizó el estudio gammagráfico. De lo anterior, se comprueba que el 11 de setiembre se le indica el examen; el 16 de setiembre de 2020 la recurrente tramitó su solicitud del estudio y ese mismo día se le indicó lo referente al repuesto de la cámara y que sería llamada. Posteriormente, el 05 de octubre se interpuso el amparo, por lo que había transcurrido poco más de dos semanas desde que tramitó la referencia. Igualmente, el 06 de octubre se instaló el repuesto, otro plazo razonable desde que ingresó el repuesto al país, mismo día que se le notificó el recurso de amparo a la autoridad recurrida. Por último, el 7 de octubre se le llamó a la recurrente y ese mismo día se le practicó el examen, es decir, menos de un mes luego de indicado y tramitado el estudio. Así, este Tribunal constata que la no programación inmediata se debió al tema del repuesto, y que tan pronto se solucionó esa situación, la recurrente fue llamada y atendida, en lo que puede entenderse como una tramitación normal y hasta célere para este tipo de casos. Por consiguiente, al verificarse que a la recurrente ya se le practicó el examen correspondiente y que el mismo se realizó en un plazo menor a un mes desde que se le indicó la necesidad del estudio, lo que procede es declarar sin lugar el recurso.
IX.- Documentación aportada al expediente . Se previene a la parte que, de haber aportado algún documento en papel, así como objetos o pruebas contenidas en algún dispositivo adicional de carácter electrónico, informático, magnético, óptico, telemático o producido por nuevas tecnologías, éstos deberán ser retirados del despacho en un plazo máximo de 30 días hábiles contados a partir de la notificación de esta sentencia. De lo contrario, será destruido todo aquel material que no sea retirado dentro de este plazo, según lo dispuesto en el “Reglamento sobre Expediente Electrónico ante el Poder Judicial”, aprobado por la Corte Plena en sesión No. 27-11 de 22 de agosto de 2011, artículo XXVI y publicado en el Boletín Judicial número 19 de 26 de enero de 2012, así como en el acuerdo aprobado por el Consejo Superior del Poder Judicial, en la sesión No. 43-12 celebrada el 3 de mayo de 2012, artículo LXXXI.
Por tanto:
Se declara sin lugar el recurso.-

Fernando Castillo V.
Presidente
Paul Rueda L.
Nancy Hernández L.
Luis Fdo. Salazar A.
Jorge Araya G.
Anamari Garro V.
Alicia Salas T.

Documento Firmado Digitalmente

-- Código verificador --

*O8AMLE47F8W861*

O8AMLE47F8W861

EXPEDIENTE N° 20-018222-0007-CO
Teléfonos: 2549-1500 / 800-SALA-4TA (800-7252-482). Fax: 2295-3712 / 2549-1633. Dirección electrónica: www.poder-judicial.go.cr/salaconstitucional. Dirección: (Sabana Sur, Calle Morenos, 100 mts.Sur de la iglesia del Perpetuo Socorro). Recepción de asuntos de grupos vulnerables: Edificio Corte Suprema de Justicia, San José, Distrito Catedral, Barrio González Lahmann, calles 19 y 21, avenidas 8 y 6