Sentencia Nº 2021-001699 de Sala Segunda de la Corte, 28-07-2021

EmisorSala Segunda de la Corte (Corte Suprema de Costa Rica)
Número de expediente16-000118-0775-LA
Número de sentencia2021-001699
*160001180775LA*

Corte Suprema de Justicia
SALA SEGUNDA

Exp: 16-000118-0775-LA
Res: 2021-001699
SALA SEGUNDA DE LA CORTE SUPREMA DE JUSTICIA. S.J., a las diez horas veinte minutos del veintiocho de julio de dos mil veintiuno.
Proceso ordinario establecido ante el Juzgado de Trabajo del Segundo Circuito Judicial de Guanacaste, sede Santa Cruz, por [Nombre 001], casado y guarda, contra la MUNICIPALIDAD DE SANTA CRUZ, representada por su alcaldesa M.R.L.G., educadora pensionada. Intervienen como apoderados especiales judiciales; del actor, el licenciado J.E.R.P., domicilio ignorado, y de la parte demandada, el licenciado G.H.C., estado civil desconocido. Todos mayores, divorciados, abogados y vecinos de Guanacaste, con las excepciones indicadas.
R.e.M.S.R.; y,
CONSIDERANDO:
I.- ANTECEDENTES: El señor [Nombre 001] demandó a la Municipalidad de Santa Cruz, Guanacaste, con el propósito de que se le pague un total de 7458 horas extra en jornada nocturna; el incentivo denominado riesgo policial y las diferencias en aguinaldo, vacaciones y salario escolar. También solicitó el pago de intereses e indexación, así como de ambas costas. La parte accionada contestó de manera extemporánea. El Juzgado declaró sin lugar la demanda y resolvió sin especial condenatoria en costas.
II.- AGRAVIOS: Alega que el juez no consideró que el actor pretende el cobro de horas extra generadas dentro de un horario habitual impuesto por la municipalidad, donde no se le están cancelando horas nocturnas como lo dispone la ley. Acusa que el juez omitió indicar que al haberse contestado la demanda extemporáneamente se debían tener por ciertos los hechos. Adiciona que a la sentencia le faltó consignar como hechos probados que el demandante se le paga por el horario cumplido las horas en forma ordinaria o sencilla, por lo cual, alega una falta de determinación clara y precisa de los hechos tenidos por acreditados. Arguye que el fallo olvidó que el artículo 58 de la Constitución Política y 139 del Código de Trabajo establecen cómo deben pagarse las jornadas, pues en el caso bajo examen se están cancelando de forma simple o sencilla y no como lo ordenan los preceptos. Refiere al elenco de hechos no probados y esgrime que hay una fundamentación insuficiente de la sentencia. Reitera que lo que reclama no son las horas extra laboradas fuera de la jornada nocturna, sino las que se producen por concepto de la jornada ordinaria o llamada operativa. Luego, señala que el juez no analizó que el acuerdo 49 de la Convención Colectiva cobija a los guardias municipales que realizan labores de vigilancia y cuido de bienes institucionales. Cita y transcribe un fallo de esta Sala, el cual en su criterio resolvió un caso idéntico al presente. Reafirma que lo que se cobra es el pago de una jornada extra nocturna pagada por la Municipalidad de forma sencilla. Según expone, el órgano de instancia no resuelve el fondo de este asunto, lo que le coloca en un estado de indefensión y produce la nulidad de la sentencia. Nuevamente afirma que las horas en jornada nocturna le son pagadas de manera sencilla y no doble como lo disponen los numerales 139 y 58 ídem. Solicita como prueba para mejor resolver que la accionada certifique varias fechas en las que laboró y la forma en que estas se pagaron.
III.- PRUEBA PARA MEJOR RESOLVER: El numeral 594 del Código de Trabajo establece que ante el órgano de casación solo podrán presentarse u ordenarse para mejor proveer pruebas documentales y técnicas que puedan ser de influencia decisiva, según calificación discrecional del órgano. Esto quiere decir que la prueba de esta naturaleza es una potestad del órgano jurisdiccional y no de las partes, sin que pueda advertirse para este caso, que los elementos que pretende el actor certificar tengan una influencia decisiva para la resolución de esta contienda. Además, esa prueba pudo ser requerida a instancia suya desde la fase inicial del proceso.
IV.- FUNDAMENTACIÓN: En la nueva normativa procesal laboral, el agravio está previsto como un motivo de casación por la forma. En ese sentido, el numeral 587 del Código de Trabajo reza: “Por razones procesales será admisible cuando se invoque:/ 1.- Cualquiera de los vicios por los cuales procede la nulidad de actuaciones, siempre y cuando estos hayan sido alegados en alguna de las fases precedentes del proceso y la reclamación se haya desestimado./ 2.- Incongruencia de la sentencia u oscuridad absoluta de esta última parte. En los supuestos de incongruencia, el recurso solo es admisible cuando se ha agotado el trámite de la adición o aclaración./ 3.- Falta de determinación, clara y precisa, de los hechos acreditados por el juzgado./4.- Haberse fundado la sentencia en medios probatorios ilegítimos o introducidos ilegalmente al proceso./ 5.- Falta de fundamento o fundamento insuficiente de la sentencia./ 6.- Haberse dictado la sentencia fuera del tiempo previsto para hacerlo” (énfasis suplido). Mas, no se estima que se haya incurrido en tal incorrección, toda vez que la sentencia que se conoce explicó las razones por las cuales consideró que no procedía el pago de horas extra y el incentivo de riesgo policial, sin que pueda apreciarse que en efecto el fallo sea infundado o carente de motivación.
V.- FALTA DE DETERMINACIÓN CLARA Y PRECISA DE LOS HECHOS TENIDOS POR ACREDITADOS. a) Falta de determinación clara y precisa de los hechos: En relación con el supuesto regulado en el inciso 3) del numeral 587 del Código de Trabajo, con ocasión del Código Procesal Contencioso Administrativo, la Sala Primera ha considerado que “ Este último vicio se produce cuando el Tribunal, al establecer el cuadro fáctico pertinente para el caso concreto, formula uno o varios hechos de manera confusa, de forma tal que no sea posible tener un adecuado entendimiento de cuál es la situación fáctica que pretende explicitar, o bien, cuando exista una contradicción en el elenco de hechos probados de tal envergadura que sea imposible tener certeza de cuál fue la valoración realizada por los juzgadores al deliberar…”. A la persona juzgadora le corresponde analizar los hechos planteados en la demanda y la contestación, contrastarlos con las pruebas practicadas durante el proceso, para así determinar si quedaron o no acreditados. Analizada la sentencia impugnada, la Sala no encuentra que se haya incurrido en el vicio referido. Los hechos no resultan confusos, contradictorios ni incompletos. En el fondo, lo que la recurrente acusa es una indebida valoración de las pruebas (consúltese en igual sentido el fallo de este órgano 1103 de las 10:55 horas del 26 de junio de 2019).
VI.- ANÁLISIS DEL CASO: En el hecho probado c) de la sentencia se tuvo por laborado el siguiente horario por parte del actor “una semana labora de seis de la tarde a doce medianoche y la otra semana de doce medianoche a seis de la mañana”. Sustento fáctico que encuentra respaldo en el hecho tercero de la demanda, donde el accionante señaló expresamente lo siguiente “actualmente tiene un horario de seis de la tarde a doce de la noche y otro horario en ocho días, de doce de la noche a seis de la mañana”. Ahora bien, en resolución de las catorce horas y treinta y ocho minutos del nueve de junio de dos mil dieciséis al accionante se le previnieron varios aspectos relacionados con su horario y jornada a lo que respondió “…El horario es una semana de seis de la tarde a doce de la noche y la otra semana de doce de la noche a seis de la mañana en forma rotativa, trabajo solamente por las noches…El día libre que tengo es el día miércoles en forma fija”. Como se aprecia, ese fue el horario señalado por el demandante previo a darle curso a la demanda y así lo tuvo por acreditado el órgano jurisdiccional. Dicho esto, cabe entonces advertir a la parte accionante que conforme el horario estipulado y señalado en la demanda, no corresponde a la empleadora el pago de tiempo extraordinario, pues nótese que se trata de dos bloques o jornadas nocturnas, una que va de las seis de la tarde a las doce media noche y otra que inicia a las doce media noche y concluye a las seis de la mañana; en ninguna se supera el mínimo legal y constitucionalmente establecido de seis horas, ni se impone el pago doble de las horas ordinarias laboradas. Sobre el particular, cabe advertir que el artículo 58 de la Carta Fundamental estipula que la jornada ordinaria de trabajo nocturno no podrá exceder de seis horas diarias y treinta y seis a la semana. Por su cuenta, el numeral 136 del Código de Trabajo, señala en lo de interés que la jornada ordinaria de trabajo efectivo no podrá ser mayor de ocho horas en el día y de seis en la noche. Tampoco es cierto que el numeral 58 y 139 ibídem disponga el pago doble de la hora en jornada nocturna, esto no se desprende de la literalidad de estas normas, con lo cual este agravio se vuelve estéril. Por otra parte, acusa que el juez omitió indicar haberse contestado la demanda extemporáneamente, sin embargo, de una lectura atenta del fallo, en el considerando II se estableció que la accionada contestó en forma extemporánea y en el VI estipuló que el artículo 506 del Código de Trabajo establece que cuando la parte demandada no contesta la demanda dentro del término que se le haya concedido, se deben tener por ciertos los hechos de esta. Otra cosa muy distinta es que de acuerdo con los hechos señalados en la demanda, no se pudiera acceder a las pretensiones de esta conforme fueron formuladas. En otro orden de motivos, no es cierto que el juez no haya analizado el artículo 49 de la Convención Colectiva, pues sobre el particular apuntó lo que sigue “…por otra parte, el apoderado del actor incorpora al expediente la convención colectiva invocando el numeral 49 de la misma, indicando que la jornada ordinaria de trabajo a partir de la firma de dicho documento, será de lunes a viernes de siete de la mañana a cuatro de la tarde en el área administrativa, y a los trabajadores de campo, de lunes a viernes de seis de la mañana a tres de la tarde, mismo que estipula que en ningún caso la Municipalidad utilizará a sus trabajadores en días feriados de pago obligatorios o en días de descanso semanal”; así, el reparo debe denegarse por inconducente. Luego, el accionante cita y transcribe un fallo de esta Sala, el cual en su criterio resolvió un caso idéntico al presente, más no lleva razón en sus motivos. El asunto al que alude versa sobre guardias de la Municipalidad de S.J. que trabajan en una modalidad denominada Prima, Segunda y Tercia, las cuales no son cumplidas ni trabajadas por el señor [Nombre 001], de manera que no se trata de casos idénticos que ameriten las mismas conclusiones.
POR TANTO:
Se declara sin lugar el recurso.


Orlando Aguirre Gómez

Julia Varela Araya Luis Porfirio Sánchez Rodríguez


Jorge Enrique Olaso Álvarez Roxana Chacón Artavia
Res: 2021-001699
FGAMBOACO/RPC

2
EXP: 16-000118-0775-LA


Teléfonos: 2295-3671, 2295-3676, 2295-3675 y 2295-4406. Facsímile: 2295-3009. Correos Electrónicos: imoralesl@poder-judicial.go.cr. y jmolinab@poder-judicial.go.cr

VLEX utiliza cookies de inicio de sesión para aportarte una mejor experiencia de navegación. Si haces click en 'Aceptar' o continúas navegando por esta web consideramos que aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR