Sentencia Nº 2021-00215 de Tribunal de Apelación de Sentencia Penal III Circuito Judicial de Alajuela San Ramón, 26-02-2021

EmisorTribunal de Apelación de Sentencia Penal III Circuito Judicial de Alajuela San Ramón
Número de expediente17-001725-0431-PE
Número de sentencia2021-00215
PODER JUDICIAL
TRIBUNAL DE APELACIÓN DE SENTENCIA DEL TERCER CIRCUITO JUDICIAL DE ALAJUELA, SAN RAMÓN
Tel: 2456-9069 tapelacion-sra@poder-judicial.go.cr Fax 24569029
__________________________________________________________________________________________
Exp: 17-001725-0431-PE
Res: 2021-00215
TRIBUNAL DE APELACIÓN DE SENTENCIA DEL TERCER CIRCUITO JUDICIAL DE ALAJUELA, SECCIÓN PRIMERA. San Ramón, a las catorce horas diez minutos del veintiséis de febrero de dos mil veintiuno.
RECURSO DE APELACIÓN DE SENTENCIA interpuesto en la presente causa seguida contra JUAN GABRIEL SANDOVAL MONTOYA costarricense, cédula de identidad número 6-358-234 y SERGIO MOLINA FERNÁNDEZ, costarricense, cédula de identidad número 6-373-506, por el delito de RELACIONES SEXUALES CON PERSONA MENOR DE EDAD en perjuicio de [Nombre 001]. Intervienen en la decisión del recurso, los jueces Adriana Escalante Moncada, José Alberto Rojas Chacón y Brisa Campbell Argüello. Se apersona en apelación de sentencia, la licenciada Xinia Madriz Campos, en calidad de defensora pública del imputado Sergio Molina Fernández.
RESULTANDO:
1.- Que mediante sentencia número 318-P-2020 de las diecinueve horas veintinueve minutos del diecinueve de agosto de dos mil veinte, el Tribunal de Juicio de Puntarenas, resolvió: "POR TANTO: De conformidad con lo expuesto, leyes citadas, artículos 39 y 41 de la Constitución Política, 1, 30 45,50,59, 71, 159, 167 del Código Penal, 1, 9,13,265, 360, 361, 363, 364, 365, 366,367 del Código Procesal Penal, se absuelve de toda pena y responsabilidad a Juan Gabriel Sandoval Montoya por un delito de relaciones sexuales con menor de edad y un delito de seducción o encuentros con menores de edad por medios electrónicos en perjuicio de [Nombre 001] .Se absuelve a Sergio Molina Fernández de un delito de relaciones sexuales con menores de edad y se declara autor responsable de un delito de seducción o encuentros con menores por medios electrónicos en perjuicio de [Nombre 001]. en tal carácter se le impone la pena de tres años de prisión pena que deberá descontar según lo establecen los respectivos reglamentos penitenciarios. Se le otorga al condenado el beneficio de ejecución condicional de la pena por el período de tres años, termino en el cual no podrá cometer nuevo delito doloso con pena superior a seis meses. Firme el fallo, se orden su inscripción en el Archivo y Registro Judicial. Comuníquese al Juzgado de Ejecución de la Pena y al Instituto Nacional de Criminología para lo de su cargo.. Son las costas del proceso a cargo del Estado.- MEDIANTE LECTURA INTEGRAL el 26 de agosto a las 16:00 hrs. NOTIFÍQUESE. Karen Parrales Ramírez. Maria Milagro Granados García. Diego Espinoza Jiménez".
2.- Que contra el anterior pronunciamiento, la licenciada Xinia Madriz Campos, interpuso recurso de apelación de sentencia.
3.- Que verificada la deliberación respectiva, de conformidad con lo dispuesto por el artículo 465 del Código Procesal Penal, el Tribunal de Apelación de Sentencia del III Circuito Judicial de Alajuela, San Ramón, procedió a conocer del recurso.
4.- Que en los procedimientos se han observado las prescripciones legales pertinentes.
Redacta la Jueza de Apelación de Sentencia Escalante Moncada ; y,
CONSIDERANDO:

I. La defensora Pública Xinia Madriz Campos, en representación de los intereses del imputado Sergio Molina Fernández, interpone recurso de apelación de sentencia contra el fallo escrito número 318-P-2020, dictado por el Tribunal de Juicio de Puntarenas.

II. En el primer motivo del recurso reclama su inconformidad con la valoración de la prueba. Critica que el Tribunal de Juicio les diera credibilidad a los relatos de las testigos [Nombre 003], y a su madre [Nombre 004], a pesar de reconocer que entre esas versiones existían contradicciones y omisiones relevantes, pero la Cámara de instancia se conformó con indicar que en este tipo de delitos eso era usual, y que las declaraciones de la ofendida y la madre de esta, en lo que respecta al hecho nuclear, eran concordantes. Objeta este argumento, ya que estima que se pasaron por alto una serie de inconsistencias que afectan la credibilidad de esos testimonios. Para sustentar su postura, la apelante transcribe el cuadro de hechos demostrados, de seguido indica que en relación con los hechos ocurridos el 20 de octubre de 2017, el Tribunal se fundó en las comunicaciones escritas por mensaje que son visibles a folios 9 al 16, y de folios 61 al 63. Indica que la menor ofendida relató el evento que sucedió con el imputado Sergio, fue anterior al que ocurrió con el co-encartado Juan Gabriel, por ello, si esto es así, lo sucedido con el acusado Sergio debió ocurrir antes del 17 de octubre de 2017, y no como se tuvo por acusado y demostrado en juicio que aconteció el 20 de octubre de 2017, ya que se abre la posibilidad de que la menor de edad se refiriera a un evento distinto al acusado. Añade que la defensa aportó prueba documental y testimonial que daba cuenta que ese evento no aconteció el 20 de octubre de 2017, por lo que es equivocado el argumento del Tribunal de Juicio, al referir que los testigos eran complacientes, esto debido a que la factura que se aportó pertenece a un local comercial de Jacó, que es un sitio ajeno a las partes del proceso, y con el que se acreditaba la imposibilidad de que el suceso narrado por la agraviada ocurriera el 20 de octubre. Con relación a los eventos tenidos por probados y numerados como segundo y tercero, critica que el Tribunal de Juicio le diera credibilidad al relato de la menor de edad, a pesar de que esta indicó que después de aquel encuentro sexual con Sergio no mantuvo conversaciones con éste, pero a pesar de ello, reconoce una conversación que se suscitó entre ambos y que es visible a folio 62 de los autos, lo que pone en evidencia la falta de veracidad de ese relato. También objeta que se tuviera por demostrados esos hechos, y sobre todo que se indicara que el imputado promovió encuentros sexuales con la menor de edad por medio de una red social, a pesar de que en juicio quedó acreditado que la cuenta de Facebook desde la cual se enviaban los mensajes era manipulada por otras personas, como lo fue por la joven [Nombre 005], por lo que existe la posibilidad que dichas conversaciones no fueran entre el imputado y la ofendida, máxime que la agraviada indicó no haber vuelto a tener contacto con el imputado. Explica que conforme se describe en el informe de delitos informáticos 473- SDI- 2018, la aplicación de Messenger está ligada a la red social Facebook, por lo que una no puede existir sin la otra. Detalla que, durante el juicio, la menor ofendida explicó que ella empezó a tener contacto con el imputado mediante mensajería desde el mes de setiembre de 2017 y que estas conversaciones se dieron previo a la creación del perfil de Facebook. Indica que este relato no es confiable, ya que la aplicación de mensajería solo...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba