Sentencia Nº 2021-01389 de Sala Tercera de la Corte, 26-11-2021

EmisorSala Tercera de la Corte (Corte Suprema de Costa Rica)
Fecha26 Noviembre 2021
Número de sentencia2021-01389
Número de expediente20-000237-0622-PE

*200002370622PE*

Exp: 20-000237-0622-PE
Res: 2021-01389
SALA DE CASACIÓN PENAL. S.J., a las once horas treinta y cuatro minutos del veintiséis de noviembre de dos mil veintiuno.
Visto el recurso de casación interpuesto en la presente causa seguida contra John Jairo C.M., por el delito de posesión y venta de drogas de uso no autorizado, cometido en perjuicio de la Salud Pública ; y,
Considerando:
I. El defensor público S.T.O., en representación de los intereses del acusado J.J.C.M., interpone recurso de casación (confrontar folio 317 a 321), en contra de la resolución 2021-1414, de las 13:25 horas del 17 de setiembre de 2021, dictada por el Tribunal de Apelación de Sentencia Penal del Segundo Circuito Judicial de S.J. (confrontar folio 296 a 311), en la cual se declaró sin lugar el recurso de apelación interpuesto contra la sentencia 443-2021 de las 14:00 horas del 11 de junio de 2021, del Tribunal Penal del Primer Circuito Judicial de S.J. (confrontar folio 225 a 253), en la que se declaró al acusado autor responsable de dos delitos de Posesión y Venta de Drogas de Uso no Autorizado en concurso material, por los cuales se le impuso por el primer delito ocho años de prisión y por el segundo delito nueve años de prisión, para un total de diecisiete años de prisión. Del recurso de casación se dio audiencia al Ministerio Público, quien se opone argumentando que el reproche expuesto es el mismo incoado en tercer motivo del recurso de apelación de la sentencia penal; que la inconformidad del recurrente se deriva de una errónea interpretación de la ley penal sustantiva y procesal; y que, en la sentencia de primera, como de segunda instancia, se verificaron y comprobaron la existencia de los hechos y la responsabilidad penal del imputado.
II. Único motivo de la impugnación. La defensa técnica reclama la Inobservancia de un precepto legal de carácter sustantivo. Refiere que se inobservaron los artículos 1, 2, y 22 del Código Penal, lo que -a su criterio- tiene incidencia directa en la fijación de la pena, por cuanto se declaró al acusado autor responsable de dos delitos de Posesión y Venta de Drogas de Uso no Autorizado en concurso material, debiendo haberse considerado -en su opinión- que se trata de un solo delito. Argumenta en el único motivo de impugnación, que el ad quem aplicó erróneamente el artículo 22 del Código Penal al considerar a su representado como autor responsable de dos delitos de Posesión y Venta de Drogas de Uso no Autorizado en concurso material, ambos en su modalidad de posesión y venta de drogas, conforme a la Ley número 8204 (Ley sobre Estupefacientes, Sustancias Psicotrópicas, Drogas de uso no autorizado y actividades Conexas), cuando lo correcto era que se consideraran dichos actos como un solo delito. Señala que el delito investigado es un delito permanente, por lo que, aun cuando en su ejecución se den distintas actuaciones, todas pertenecen al mismo tipo. A tal efecto, realiza una transcripción de los hechos tenidos por probados, enfatizando que la resolución impugnada desconoce lo indicado en el hecho identificado como N°6. Refiere a los votos 848-1998 y 943-1998 de la Sala Tercera de la Corte Suprema de Justicia para argumentar lo relacionado a la unidad de acción. En cuanto al agravio, alega que de haberse resuelto como correspondía, se habría concluido que la participación del imputado en diversas instancias de la realización del ilícito constituía un solo delito. Solicita se declare con lugar el recurso y se recalifiquen los hechos a un único delito de infracción a la ley de psicotrópicos, y se mantenga la pena mínima de ocho años, o bien de forma subsidiaria, pide se ordene el reenvío para que un tribunal de apelación imparcial se pronuncie sobre la correcta aplicación de la ley de fondo.
III. El recurso es inadmisible. El actual modelo recursivo dentro del proceso penal contempla un recurso de casación que se caracteriza por ser excepcional, restringido y formal, el cual procede únicamente ante las causales previamente dispuestas por el legislador en el ordinal 468 del Código Procesal Penal, a saber: “a) Cuando se alegue la existencia de precedentes contradictorios dictados por los tribunales de apelación de sentencia, o de estos con precedentes de la Sala de Casación Penal. b) Cuando la sentencia inobserve o aplique erróneamente un precepto legal sustantivo o procesal. . A los efectos de la admisibilidad del recurso es esencial que el mismo se dirija a algún yerro de la resolución de alzada. Al examinarse el recurso de casación interpuesto contra la resolución 2021-1414, de las 13:25 horas del 17 de setiembre de 2021, dictada por el Tribunal de Apelación de Sentencia Penal del Segundo Circuito Judicial de S.J. (visible a folios 317 a 321), se aprecia que el mismo es una copia casi idéntica del tercer motivo de apelación de sentencia que formuló la defensa técnica del encartado contra la sentencia 443-2021 de las 14:00 horas del 11 de junio de 2021, del Tribunal Penal del Primer Circuito Judicial de S.J. (visible a folios 291 a 295), en la que se declaró al acusado autor responsable de dos delitos de Posesión y Venta de Drogas de Uso no Autorizado en concurso material. Las diferencias entre el tercer motivo del recurso de apelación de la sentencia y el recurso de casación incoado son mínimas y de carácter formal, reiterando los mismos alegatos que se plantearon ante el Tribunal de Apelación de sentencia, pretendiendo que sean conocidos en casación, como si se tratara de una tercera instancia. Esta circunstancia hace que el recurso de casación en estudio incumpla con el requisito de la impugnabilidad objetiva previsto en el artículo 467 del Código Procesal Penal, que establece claramente que la impugnación " procede contra las resoluciones dictadas por los tribunales de apelación de sentencia, que confirmen total o parcialmente, o bien resuelvan en definitiva, la sentencia dictada por el tribunal de juicio.". En este caso en particular el recurrente al repetir los argumentos de su recurso de apelación de sentencia lo que hace es brindar su punto de vista, y pretende un nuevo examen del fallo condenatorio, sin que ataque la resolución del ad quem. Al examinarse el recurso, indica el casacionista que el “…Tribunal apelación (sic) incurrió en una errónea aplicación de la ley de fondo, específicamente del artículo 22 del Código Penal, pues valida incorrectamente la responsabilidad del justiciable C.M. como autor responsable de dos delitos de infracción al a ley de psicotrópicos, ambos en su modalidad de posesión y venta de drogas según la ley número 8204.” (folio 317 vuelto), sin embargo, en ningún momento refiere o indica algún aspecto específico de la resolución del Tribunal de Apelación que denote deficiencias en la aplicación del derecho, sino que son consideraciones genéricas e idénticas a las plasmadas en el recurso de apelación de sentencia. De igual forma, indica que la resolución recurrida “… pierde de vista (…) que, en los delitos permanentes (como es el caso del tráfico de drogas) se describen acciones al pertenecen (sic) al mismo tipo, no solamente la producción, sino también el mantenimiento de la situación…” (folio 319), pero por la técnica utilizada por el recurrente, lo que hace es reproducir lo expuesto en el recurso de apelación de sentencia, sin que el vicio aludido se dirija al contenido específico de la resolución venida en alzada ante la Sala de Casación Penal. A folio 320 vuelto el recurrente menciona que la “…interpretación propuesta por los Juzgadores de Apelación en el fallo que se impugna implicaría que, cada vez que en una investigación por este tipo de delitos se realicen detenciones con el fin de acreditar un hecho, se incurriría en la realización de diversas acciones, lo que lleva a la imposición de una pena totalmente desproporcionada con respecto al juicio de culpabilidad del agente, como es el caso que nos ocupa.” (lo resaltado y subrayado es del original), y al igual que en los casos anteriores, no alude al contenido o fundamentación de la resolución recurrida, y es copia exacta de lo reprochado en el recurso de apelación de sentencia. Debe recordarse que el recurso de casación se limita a un examen de legalidad de lo resuelto por el ad quem , por lo que no puede pretenderse un re-exámen en los términos expuestos por el recurrente, porque tal ejercicio es una función del Tribunal de Apelación de Sentencia . Esta Sala de Casación ya se ha manifestado sobre el tema indicando que “No basta con invocar alguna de las causales de casación o indicar que el reclamo es contra el fallo dictado por el ad quem para que el reclamo sea admisible, la fundamentación del motivo debe ser conteste con el vicio alegado, y se debe evidenciar que en efecto se ataca un yerro de la sentencia de alzada, lo que no sucede en el caso bajo examen. La causal invocada, sea el inciso b) del artículo 468, refiere: “b) cuando la sentencia inobserve o aplique erróneamente un precepto legal sustantivo o procesal”. Ahora bien, se debe tener claro que: “…La "inobservancia" implica la no aplicación de una norma a una situación en que debió aplicarse. La errónea aplicación quiere decir que la norma que se aplicó tiene una significación diferente a la dada, o bien la norma aplicada no es la que se debió haber aplicado…” (L.R., LLOBET. Código Procesal Penal Comentado. S.J., Costa Rica. Editorial Jurídica Continental. Quinta edición. p. 468). Las posturas doctrinales a nivel nacional han coincidido al decir lo siguiente: “… si se aplica una norma que no corresponde al cuadro fáctico acreditado en el juicio y valorado por el a quo (errónea aplicación) o cuando, no obstante aplicarse la norma correspondiente, se le da un alcance interpretativo distinto la que debe dársele (errónea interpretación) …” (A.V., JORGE. El recurso de casación en Costa Rica. San José, Instituto de Investigaciones Jurídicas de la Facultad de Derecho de la Universidad de Costa Rica, Taller de Publicaciones de la U.C.R., p. 27). Así las cosas, es posible colegir que el reclamo de errónea aplicación de un precepto legal procesal, no implica la oportunidad de gestionar un juicio de conocimiento amplio de un reclamo como si se tratara de una tercera instancia, sino que conlleva la obligación directa del recurrente de exponer los vicios del razonamiento que alega, incurrió el Tribunal de Apelación.” (Voto 2021-00516 de las 13:11 horas del 18 de mayo de 2021, integran las Magistradas Patricia Solano C., S.E.Z.M. y los Magistrados Jesús Alberto Ramírez Q., Á.B.M. y G.R.A.V.. El recurso de casación es un recurso extraordinario, cuyo objeto es verificar la legalidad de la resolución del Tribunal de Apelación de Sentencia (impugnabilidad objetiva), conforme lo establece el artículo 467 del Código Procesal Penal. En este caso en particular, el objeto del recurso debió ser la resolución 2021-1414, de las 13:25 horas del 17 de setiembre de 2021, dictada por el Tribunal de Apelación de Sentencia Penal del Segundo Circuito Judicial de S.J. (confrontar folio 296 a 311). Sin embargo, del recurso de casación incoado por la defensa técnica del acusado, no se infieren cuáles son los vicios o errores en la aplicación del derecho penal sustantivo en que incurre la resolución del Tribunal de alzada, lo que hace inadmisible el mismo, según lo preceptuado en el artículo 471 del Código Procesal Penal. Tal y como lo ha indicado esta Sala de Casación, “…no es que no se permita volver a plantear los mismos reproches que se plantearon en apelación, ahora en casación, sin embargo debe realizarse con argumentos diferentes pues precisamente el objeto del recurso es diverso, o sea, las sentencias, son diferentes, pues mediante el recurso de apelación de sentencia se ataca la sentencia del tribunal de juicio, mientras que el recurso de casación se dirige contra la sentencia dictada por los tribunales de apelación de sentencia.” (Voto 2015-00949 de las 08:48 horas del 24 de julio de 2015, integran las M.D.A.M., R.L.M.(.) y los Magistrados Jesús Alberto Ramírez Q., J.M.A.G. y R.C.C. (Suplente)). Por último, el recurso de casación interpuesto alude a la inobservancia de un precepto de carácter sustantivo, específicamente los artículos 1, 2, y 22 del Código Penal, de conformidad con lo establecido en el artículo 468 inciso b del Código Procesal Penal. Sin embargo, a la hora de plantear el recurso se entremezclan cuestionamientos de carácter sustantivo, con otros de índole procesal, relacionados con la fundamentación. El artículo 469 del Código Procesal Penal en su párrafo final establece, como requisito de admisibilidad del recurso de casación, el que deba indicarse por separado cada motivo, lo cual no se cumple en el presente recurso, producto del abordaje conjunto que hace de varias temáticas, lo que implica que no supere los requisitos procesales de admisibilidad. Por las razones indicadas, ante el incumplimiento de los requisitos formales, se declara la inadmisibilidad del reclamo, de conformidad con los artículos 467, 468 y 471 del Código Procesal Penal.
Por tanto:
Se declara inadmisible el recurso de casación interpuesto en favor del señor J.J.C.M. por la defensa técnica. N..


Patricia Solano C.


Á.B.M.


Gerardo Rubén Alfaro V.


S.E.Z.M.


William Serrano B.
Magistrado suplente
Int: 1115-2/4-2-21
SLEIVAA

VLEX utiliza cookies de inicio de sesión para aportarte una mejor experiencia de navegación. Si haces click en 'Aceptar' o continúas navegando por esta web consideramos que aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR