Sentencia Nº 2021-01393 de Sala Tercera de la Corte, 26-11-2021

EmisorSala Tercera de la Corte (Corte Suprema de Costa Rica)
Número de expediente17-000580-0619-PE
Fecha26 Noviembre 2021
Número de sentencia2021-01393
*170005800619PE*
Exp: 17-000580-0619-PE
Res: 2021-01393
SALA DE CASACIÓN PENAL. S.J., a las once horas cuarenta y ocho minutos del veintiséis de noviembre de dos mil veintiuno.
Visto el recurso de casación interpuesto en la presente causa seguida contra G.G.F., por los delitos de usurpación y daños, cometidos en perjuicio de [Nombre 001]., [Nombre 002]. y [Nombre 003].; y,
Considerando:
I. El licenciado M.L.B. , apoderado especial judicial de los querellantes, interpuso recurso de casación (folios 821 a 837), en contra de la resolución 2020-1927, de las 15:58 horas del 26 de noviembre del 2020, emitida por el Tribunal de Apelación de Sentencia Penal del Segundo Circuito Judicial de San José, sede G., que declaró sin lugar el recurso de apelación presentado por el licenciado L.B..
II. Primer Motivo: “Incorrecta y errónea aplicación del artículo 45 del Código Penal con relación al artículo 365 del Código Procesal Penal (folio 822). Transcribe el recurrente el artículo 45 del Código Penal y los hechos objeto de la querella que fueron admitidos, procediendo de seguido, a explicarlos. Acota que, es posible que el autor del delito no sea quien ejecute directamente la acción descrita en la norma, lo que se conoce como autoría mediata. Explica la teoría del dominio del hecho y el concepto de autor mediato, y copia extractos que sobre esos temas, se desarrollan en las resoluciones 1135-2005, 1121-2010 y 0068-2008, todas de la Sala Tercera (no ofrece más datos). Sostiene que, la tesis de la querella consistió en que el imputado utilizó a otras personas para cometer la acción típica de invadir la propiedad ajena y dañar las casas de los querellantes, lo que no hizo de manera directa, sino sirviéndose de otros “conforme fuera comprobado en el contradictorio” (folio 824 vuelto). Acota que, la última decisión y la máxima autoridad en la empresa la tenía el señor G., independientemente de que hubiera contratado a otras personas por la magnitud de la obra, de ahí que tenía en forma plena el dominio del hecho. Detalla el recurrente, una serie de aspectos que considera se tuvieron por demostrados en el debate, y afirma que la querella cumple con los requisitos de imputación, que el imputado pudo ejercer su derecho de defensa material y técnica, que siempre conoció la imputación y que de ella pudieron defenderse, por lo que concluye, no se violentó el derecho de defensa ni el principio de correlación entre la acusación y sentencia. Hace ver que, “reafirma la misma sentencia impugnada, el no irrespeto a las reglas de correlación entre acusación y sentencia” (folio 828), y asevera que, sí se cumple en la querella con los requisitos de descripción y circunstanciación de la conducta que se imputó a G., “solo que la misma no la hizo en forma directa sino sirviéndose de otros, conforme lo tipifica el art. 45 del código penal en cuanto a su autoría y participación en los hechos acusados” (folio 828 vuelto). Transcribe un extracto del Voto 0806-2013 de la Sala Tercera (no ofrece más datos), que desarrolla el tema de las variaciones entre lo probado en el contradictorio y lo imputado, afirmándose que no en todas las ocasiones, es razón suficiente para no dictar una sentencia condenatoria, siendo que únicamente se considera que existió una inobservancia de la debida correlación entre la acusación y la sentencia, cuando las variaciones son de tal magnitud que representan una afectación al derecho de defensa. Considera el recurrente que en el caso concreto, no se “viola el principio de correlación entre acusación y sentencia el indicar en la querella la conducta descrita y posteriormente acreditar que fue cometida por autoría mediata, ya que no se transgrede en forma alguna el derecho de defensa del imputado” (folio 829 frente). Transcribe un extracto de la resolución que recurre y señala que yerra en lo ahí desarrollado, por cuanto según indica, se debe recordar lo que resolvió la Sala Tercera en el Voto 0428-2008 (no ofrece más datos), que tiene que ver con el mismo tema, de correlación entre acusación y sentencia; procede el recurrente a transcribir un extracto de lo resuelto en ese fallo de cita, y en otro, del que no refiere ningún dato. Afirma que, “la sentencia que recurre en Casación, no es congruente, puesto que no respeta la acusación entendida como la imputación o atribución de la responsabilidad penal a un acusado por los hechos que sirven de base a este proceso” (folio 832), y que “ es imposible materialmente que los hechos de la acusación cuadren perfectamente en toda su extensión, lo que se requiere, en aras de garantizar el debido proceso y el derecho de defensa técnica y material, como sus integrantes, es el conocimiento de los hechos que se le imputan al acusado y la prueba que exista en su contra para preparar su defensa” (folio 832). Apunta que, si la tesis del querellante era que el imputado había ordenado usurpar la propiedad de los querellantes y en sentencia se acredita que se hizo por autoría mediata, tal y como lo prevé el numeral 45 del Código Penal, no podría existir el vicio que apunta el Tribunal de Apelación en la sentencia impugnada o bien el Tribunal de primera instancia. Transcribe un extracto de los votos 0819-2012, 0393-2019 y 954-2019, de la Sala Tercera, que desarrollan el principio de correlación entre acusación y sentencia. Enfatiza que, en el caso que nos ocupa, “la autoría de G. en los hechos objeto de acusación son el invadir la propiedad ajena, para usurpar la misma y causar daños, si este lo hizo en forma personal o mediante el uso de otras personas, no viola en forma alguna el derecho de defensa ni el debido proceso, pues este conoce el hecho que se le imputa, la prueba que hay en su contra y tuvo en el contradictorio la posibilidad de ejercer su defensa en cuanto a la imputación de la cual fuera objeto y por ello la resolución del Tribunal que rechaza el recurso debe ser dejada sin valor legal y efecto” (folio 836). Como agravio, apunta que “ se reprocha la infracción a los art. 45 del código penal y al artículo 365 del código procesal penal, en cuanto a que en debate se tuvo por probada la culpabilidad del acusado G., mediante la comisión sirviéndose de otros, esto es por autoría mediante, sin que en forma alguna se haya violado el principio de correlación entre acusación y sentencia y por ende, la resolución venida en Casación es nula y así debe ser declarado” (folio 836 vuelto). Solicita, se acoja el motivo de Casación y en consecuencia se anule la resolución del Tribunal de Apelación de Sentencia del Segundo Circuito Judicial, sede G., de acuerdo al artículo 473 del mismo cuerpo normativo y se ordene el juicio de reenvío ante el Tribunal Penal de S.J.. Solicita, además, audiencia oral para informar los motivos de agravio en que se funda la impugnación, de acuerdo a lo establecido en el artículo 470 del Código Procesal Penal. El reclamo es inadmisible: Esta Sala estima que el motivo presentado no es admisible para su conocimiento de fondo, en virtud de que no cumple con los requerimientos mínimos establecidos en los numerales 467, 468, 469 y 471 del Código Procesal Penal. Como un primer punto de análisis, debe indicarse que en atención a la constatación del cumplimiento de los requisitos de admisibilidad, esta Cámara verifica que el recurso de casación presentado por el Licenciado Lara Bolaños, no especifica el fundamento de derecho que da sustento a su reclamo, en el tanto, de manera genérica hace alusión al artículo 468 del Código Procesal Penal, sin indicar cuál es la causal que invoca, con lo que se incumple con la obligación de citar de manera clara las disposiciones legales que se consideran inobservadas o erróneamente aplicadas, tal y como se establece en el artículo 469 del Código Procesal Penal, bajo pena de inadmisibilidad, de conformidad con el numeral 471 del mismo cuerpo normativo. Por otro lado, advierte esta Cámara Penal, que el gestionante incurre en una exposición que evidencia una mezcla de motivos de impugnación, ya que de manera concomitante, plantea los siguientes puntos de discusión: a) errónea aplicación del artículo 365 del Código Procesal Penal, que hace alusión a la correlación entre acusación y sentencia, debido a que desde su particular punto de vista, los hechos que se imputaron en la querella y los demostrados en juicio, fueron los mismos, y que el hecho de que el encartado no realizara la acción típica por sí mismo, sino por medio de otras personas, no es una modificación de los hechos que resulte esencial, por lo que concluye, no se vulneraba el derecho de defensa; b) errónea aplicación del artículo 45 del Código Penal, que desarrolla el concepto de autor del hecho punible; dado que para el casacionista, en el caso concreto, lo que se probó fue una autoría mediata por parte del encartado porque no fue él quien realizó la conducta delictiva que le fue imputada en la querella. Existe un tercer alegato que se esboza pero se desarrolla de manera confusa, que tiene relación con una aparente falta de congruencia de la sentencia. Así las cosas, se hace más que evidente la mezcla de planteamientos de diferente naturaleza (procesal y sustantiva), lo que transgrede la normativa procesal, en cuanto exige bajo sanción de inadmisibilidad, la presentación separada de cada uno de los motivos con sus fundamentos y agravios, según lo establece el artículo 469 del Código Procesal Penal. Finalmente, tampoco se precisa el agravio concreto que se deriva del vicio apuntado, dejando su alegato desprovisto de la demostración de un verdadero perjuicio que legitime su intervención en esta sede, no siendo suficiente el indicar, que la persona fue condenada. Así las cosas, a tenor de lo regulado en los numerales 469 y 471 del Código Procesal Penal, se declara inadmisible el reclamo.
Por tanto:
Se declara inadmisible el recurso de casación incoado por el apoderado judicial de los querellantes. N..
Patricia Solano C.
Álvaro Burgos M.
Gerardo Rubén Alfaro V.
Sandra Eugenia Zúñiga M.
William Serrano B.
Magistrado Suplente.
Roleon
Int: 0096-3/7-3-21

VLEX utiliza cookies de inicio de sesión para aportarte una mejor experiencia de navegación. Si haces click en 'Aceptar' o continúas navegando por esta web consideramos que aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR