Sentencia Nº 2021-01420 de Sala Tercera de la Corte, 30-11-2021

EmisorSala Tercera de la Corte (Corte Suprema de Costa Rica)
Número de expediente15-000618-0345-PE
Número de sentencia2021-01420
Fecha30 Noviembre 2021
*150006180345PE*
Exp: 15-000618-0345-PE
Res: 2021-01420
SALA DE CASACIÓN PENAL. S.J., a las diez horas cuarenta y nueve minutos del treinta de noviembre de dos mil veintiuno.
Visto el Recurso de Casación interpuesto en la presente causa seguida contra Adrián Gerardo del Socorro Campos Trejos, J.S.M.P., Ricardo Ernesto Urbina Paniagua, por el delito de estafa, cometido en perjuicio de [Nombre 001], y;
Considerando:
I. La señora [Nombre 001], en su condición de ofendida y querellante, presentó mediante escrito de folio 8 vuelto a 10 del legajo de casación, autenticado por el Licenciado G.M.R., recurso de casación contra la resolución 568-2021, de las 14:02 horas, del 12 de agosto de 2021, dictada por el Tribunal de Juicio de Cartago, que declaró sin lugar el recurso de apelación formulado por la afectada en contra de la sentencia de sobreseimiento definitivo dictada por el Juzgado Penal de Cartago.
II. Único motivo: Inobservancia de los artículos 142 y 363 inciso d) del Código Procesal Penal, cita como normas que autorizan la interposición del reclamo los artículos 468 párrafo segundo y 178 ibídem . Argumenta la impugnante que la resolución no tiene en su parte dispositiva norma legal de sustento, no se indica en qué preceptos legales se basó. Añade, no basta con citar la “letra muerta” (sic) del Código Procesal Penal para preestablecer que se fundamentó legalmente la resolución, vicio que contiene la resolución de primera instancia, dicha inobservancia hace de pleno derecho y sin mayor abundamiento sobre la prueba, o aspectos doctrinales, procedente el motivo de casación. A., de acuerdo a la reforma sobre el recurso de apelación en audiencias orales, la impugnación debe ser verbal, tal y como lo hizo en la audiencia que originó la resolución que se apeló, y el Tribunal quebrantó el numeral 453 párrafo primero y segundo, al no aplicarlo correctamente. Expone, la sentencia escrita se recurrió por escrito, se indicó como agravio la falta de fundamentación descriptiva del fallo y como segundo aspecto, se describió “la falta de apelación de las normas de protección de la persona adulta mayor” (sic), al tratarse de una persona de 84 años de edad. Afirma, para rechazar el recurso se justificó en la falta de señalamiento de las pruebas “ayunas por falta de descripción de la prueba” (cfr. folio 9 vuelto). Estima, ese aspecto que echa de menos el Tribunal Penal, es evidente en el fallo de primera instancia, no se describió la prueba, en la audiencia se hizo referencia a dicha omisión, y a la falta de lectura de la escritura a la persona adulta mayor, que no expresó su voluntad de hacer un traspaso en horas de la noche en su casa de habitación. Agrega, si no se dijo en la resolución apelada, debía de indicarlo en la vista, situación que no fue atendida por el Tribunal Penal, la resolución impugnada establece que, como no se impugnó ni se indicó por escrito, es improcedente alegarlo en la vista, cuando es en ese momento donde se pueden ampliar los motivos del recurso, inobservando los artículos 452, 454, 455 y 466 bis del Código Procesal Penal. Estima, es incorrecto expresar que no es posible analizar ni revisar los hechos denunciados, ni hacer valoración de la prueba en forma contraria a lo efectuado por la Jueza Penal -cita un extracto de lo resuelto-. Considera la impugnante que en aplicación del principio de legalidad y del debido proceso, sí puede de oficio el Tribunal revisar lo resuelto y la prueba que no se analizó, o se examinó de forma errónea al admitir una solicitud de sobreseimiento por estafa ideada por los imputados para despojar a una persona adulta mayor de su patrimonio. Reclama, la falta de protección de las normas de la persona adulta mayor, a quien se le debía tratar de forma especial, no siendo necesario indicar cuál o cuáles normas se inobservaron. Considera que el motivo debe ser declarado con lugar, de oficio el Tribunal de Apelación está legitimado para aplicar la legislación de la persona adulta mayor y la protección de sus derechos. Señala, la sentencia impugnada y la de primera instancia son absolutamente nulas, siendo procedente casar la misma, declarar con lugar el recurso de apelación y revocar la sentencia de primera instancia de sobreseimiento definitivo, dictada por la Jueza Penal de Cartago, voto 590-2021, de las 8:51 horas del 24 de junio, y 568-2021, de las 14:02 horas, del 12 de agosto de 2021, fallar por el fondo, ordenando un nuevo reenvío para nueva sustanciación por no tener fundamento legal y absolverlos por los montos. Pide se señale vista oral para expresar los motivos. El motivo es inadmisible: Para la solución jurídica de la gestión formulada por la querellante en el presente caso, debe considerarse que nuestro sistema recursivo se encuentra regido por el principio de taxatividad objetiva, que se deriva del primer párrafo del artículo 437 del Código Procesal Penal que señala: “ Las resoluciones judiciales serán recurribles sólo por los medios y en los casos expresamente establecidos”; es decir, los recursos se limitan a los supuestos expresamente previstos y, el legislador instituyó diferentes formas o medios para que las partes puedan recurrir las decisiones que consideran adversas; entre ellos, los recursos de revocatoria, apelación, apelación de sentencia y de casación. T. del recurso de apelación, conforme a la normativa procesal, el artículo 452 del Código de rito establece que las resoluciones susceptibles de ser recurrida por esa vía: “…Además de lo dispuesto en el procedimiento contravencional y en la ejecución penal, el recurso de apelación procederá solamente contra las resoluciones de los tribunales del procedimiento preparatorio e intermedio, siempre que sean declaradas apelables, causen gravamen irreparable, pongan fin a la acción o imposibiliten que esta continúe.”. Por otra parte, el artículo 467 del Código Procesal Penal, establece que las resoluciones recurribles en casación corresponden a aquellas “…dictadas por los tribunales de apelación de sentencia, que confirmen total o parcialmente, o bien resuelvan en definitiva, la sentencia dictada por el tribunal de juicio…”. De esta cuenta, constata esta Cámara que la impugnación que ahora gestiona la recurrente, la dirige contra la resolución 568-2021, de las 14:02 horas del 12 de agosto de 2021, que es un pronunciamiento del Tribunal de Juicio, mediante el cual se declara inadmisible el recurso de apelación formulado contra el sobreseimiento definitivo dictado por la Jueza Penal de Cartago. De esta manera, la gestión en esta sede, no supera el primer análisis de admisibilidad, porque la resolución recurrida no se encuentra dentro de las que pueden ser objeto del recurso de casación, no corresponde a una sentencia que confirma total o parcialmente, ni resuelve en forma definitiva la sentencia dictada por el Tribunal de Juicio, por lo tanto, no está comprendida dentro del elenco de decisiones que la ley adjetiva establece como impugnables mediante el recurso de casación. El recurso de casación no procede contra las sentencias emitidas por el Tribunal de Juicio, sino solamente, contra las resoluciones dictadas por el Tribunal de Apelación de Sentencia Penal, requisito básico que incumple la impugnante en el presente asunto. Asimismo, la resolución que se solicita revocar es un sobreseimiento definitivo dictado en la fase intermedia (no en la etapa de juicio), concretamente, la resolución emitida por el Tribunal Penal de Cartago 590-2021, de las 8:51 horas, del 24 de junio de 2021. Dicha sentencia carece de recurso de apelación ante el Tribunal de Apelación de Sentencia, solamente procede ante el Tribunal Penal de acuerdo a las competencias asignadas por el artículo 96 inciso 1 de la Ley Orgánica del Poder Judicial, y tampoco es posible formular recurso de casación ante esta Sala. Así las cosas, el recurso presentado en esta Cámara, no supera el primer análisis de admisibilidad ante la falta de impugnabilidad objetiva existente y, por consiguiente, se declara inadmisible el recurso presentado.
Por Tanto:
Se declara inadmisible el recurso de casación interpuesto por la querellante. N..
Jesús Alberto Ramírez Q.
Sandra Eugenia Zuñiga M.
Miguel E. Fernández C.
Magistrado Suplente
William Serrano B.
Magistrado Suplente
Rosa Acón Ng.
Magistrada Suplente

DGARITAF

1004-3/9-3-21

VLEX utiliza cookies de inicio de sesión para aportarte una mejor experiencia de navegación. Si haces click en 'Aceptar' o continúas navegando por esta web consideramos que aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR