Sentencia Nº 2021-01456 de Sala Tercera de la Corte, 09-12-2021

EmisorSala Tercera de la Corte (Corte Suprema de Costa Rica)
Número de expediente21-000253-0006-PE
Fecha09 Diciembre 2021
Número de sentencia2021-01456
*210002530006PE*
Exp: 21-000253-0006-PE
Res: 2021-01456
SALA DE CASACIÓN PENAL. S.J., a las diez horas quince minutos del nueve de diciembre de dos mil veintiuno.
Visto el procedimiento de revisión interpuesto en la presente causa seguida contra Á.M.C., por el delito de homicidio simple , en perjuicio de [Nombre 001]; y,
Considerando:
I. El sentenciado Á.M.C., en escrito visible a folios 283 a 295 del expediente principal, formula procedimiento de revisión contra la sentencia Nº 396-2018, dictada por el Tribunal Penal del Tercer Circuito Judicial de S.J., Sede Suroeste, a las 16:15 horas, del 10 de abril de 2018, la cual lo declaró autor responsable de un delito de homicidio simple, imponiéndole trece años de prisión (folios 173 a 216 del expediente principal).
II. En su primer motivo, aduce falta de valoración de la prueba testimonial. Procede a trascribir los hechos acusados y los aspectos sobre los que, según se indicó en la pieza acusatoria, declararían los testigos. Posteriormente, el gestionante reproduce lo declarado en juicio por los tres testigos de cargo, a quienes, desde su óptica, no se les debió otorgar credibilidad debido a que no presenciaron los acontecimientos (transmitieron lo que oyeron y no lo que vieron). Cuestiona que el Tribunal le haya restado valor probatorio a la declaración de la testigo [Nombre 004], quien, al contrario de los otros deponentes ofrecidos por la representación fiscal, es una de las pocas personas que presenció los hechos acusados. Asegura, que la prueba testimonial recibida no permitió acreditar de manera certera cómo ocurrieron las lesiones que causaron la muerte de la víctima. Solicita se declare con lugar el motivo, se ordene el reenvío para una nueva sustanciación como corresponde, tomando en cuenta que ambos involucrados se encontraban drogados. En su segundo reclamo, refiere violación a las reglas de la sana crítica racional (en especial la lógica) y falta de valoración de los dictámenes medicolegales. Afirma, que el yerro del Tribunal sentenciador consistió en “…no valorar de una forma más racional y objetiva lo señalado por los testigos presenciales y confirmado así por el Dictamen Pericial…” (folio 293), lo cual, en su criterio, resultaba relevante para evidenciar que el ofendido y su persona no se encontraban en plena capacidad mental a la hora de que se enfrascaron en el forcejeo “cuerpo a cuerpo”. Señala, que el Tribunal sentenciador nunca valoró las declaraciones de los testigos presenciales. Solicita se declare con lugar el motivo y se ordene el reenvío para una nueva sustanciación como en derecho corresponde.
III. Dada la conexidad existente entre ambos reclamos se procede con su estudio de admisibilidad de manera conjunta. Se declara inadmisible el procedimiento de revisión presentado. Del estudio del escrito de revisión presentado, logra verificar esta Sala que el sentenciado incumple las formalidades básicas de interposición de la demanda de revisión. El artículo 408 del Código Procesal Penal (en adelante C.P.P.) regula las causales taxativas que autorizan incoar un procedimiento de revisión, a saber: “…a) Cuando los hechos tenidos como fundamento de la condena resulten inconciliables con los establecidos por otra sentencia penal firme. b) Cuando la sentencia se haya fundado en prueba cuya falsedad se haya declarado en fallo posterior firme. c) Si la sentencia condenatoria ha sido pronunciada a consecuencia de prevaricato, cohecho, violencia o cualquier otro delito o maquinación fraudulenta, cuya existencia se haya declarado en fallo posterior firme, salvo que se trate de alguno de los casos previstos en el inciso siguiente. d) Cuando se demuestre que la sentencia es ilegítima a consecuencia directa de la introducción de prueba ilegal o de una grave infracción a sus deberes cometida por un juez, aunque sea imposible proceder por una circunstancia sobreviniente. e) Cuando después de la condena sobrevengan o se descubran nuevos hechos o nuevos elementos de prueba que solos o unidos a los ya examinados en el proceso evidencien que el hecho no existió, que el condenado no lo cometió o que el hecho cometido encuadra en una norma más favorable. f) Cuando una ley posterior declare que no es punible el hecho que antes se consideraba como tal o que merece una penalidad menor, o bien, cuando la ley que sirvió de base a la condenatoria haya sido declarada inconstitucional”. Por su parte, el numeral 410 del Código de rito señala: “...La revisión será interpuesta, por escrito, ante la Sala de Casación Penal. Contendrá la referencia concreta de los motivos en que se basa y las disposiciones legales aplicables…”. Como un primer punto, salta a la vista que, al presentar la demanda de revisión, el promovente no menciona con base en cuál de los incisos del numeral 408 del C.P.P. sustenta sus reclamos. De una lectura atenta de los reproches del escrito de revisión es posible apreciar que lo que se alega por parte del inculpado, está referido a presuntos problemas de fundamentación y errónea valoración probatoria (en su criterio, debió otorgársele mayor “peso” a la prueba de descargo que a la de cargo, así como considerarse que la capacidad mental del ofendido y su persona al momento del hecho no era plena), siendo que, lo que se pretende es una revaloración del acervo probatorio, yerros todos que se encuentran vinculados a aspectos integrantes de debido proceso. Este, como causal genérica, fue eliminado del catálogo de causales establecidas de forma taxativa en el artículo 408 del Código Procesal Penal, con la entrada en vigencia de la Ley de Creación del Recurso de Apelación de la Sentencia, N° 8837 de 3 de mayo de 2010. El inciso g) de dicho ordinal, que señalaba: “Cuando la sentencia no ha sido dictada mediante el debido proceso u oportunidad de defensa”, desapareció el 28 de febrero de 2012 de las hipótesis de procedencia de la revisión, eliminación que fue avalada por la Sala Constitucional, mediante voto Nº 2013-11088, de las 15:30 horas, del 21 de agosto de 2013, en el que se declaró sin lugar la acción de inconstitucionalidad presentada contra el artículo 2 de la Ley N° 8837, que fue precisamente el que eliminó la referida causal. De manera que las únicas hipótesis atinentes al debido proceso, que dan cabida al procedimiento de revisión, son las que conservó el legislador, en la redacción vigente del artículo 408 del Código Procesal Penal, dentro de las cuales no se encuentra, como ya se indicó, vicios atinentes al control de la valoración probatoria intelectiva efectuado por el Tribunal de Juicio en cuanto a su autoría en los hechos delictivos. Finalmente, cabe señalar, que el procedimiento de revisión no constituye una extensión del contradictorio, que permita replantear cuestionamientos a fin de solicitar una nueva valoración de los elementos probatorios evacuados en juicio, o simplemente lograr una reconsideración de lo resuelto. Se trata más bien, de un procedimiento especial que, al dirigirse a cuestionar una sentencia que ha adquirido firmeza material, procede sólo por causales muy limitadas y calificadas. En consecuencia, con fundamento en lo regulado en los numerales 408 y 411 del Código Procesal Penal, en virtud de que el reclamo planteado no se ajusta a ninguna de las hipótesis que la ley autoriza para dichos efectos, corresponde declarar inadmisible el procedimiento de revisión incoado por el sentenciado.
Por Tanto:
Se declara inadmisible el procedimiento de revisión formulado por el sentenciado. N..
Patricia Solano C.
Jesús Alberto Ramírez Q.
Álvaro Burgos M.
Gerardo Rubén Alfaro V.
Rosa Acón Ng.
Magistrada Suplente
915-5/15-5-21
JMELENDEZ

VLEX utiliza cookies de inicio de sesión para aportarte una mejor experiencia de navegación. Si haces click en 'Aceptar' o continúas navegando por esta web consideramos que aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR