Sentencia Nº 2021-095 de Tribunal de Apelación de Sentencia Penal de Cartago, 12-02-2021

EmisorTribunal de Apelación de Sentencia Penal de Cartago
Número de expediente11-003738-0345-PE
Número de sentencia2021-095
1

*110037380345PE*

Expediente: 11-003738-0345-PE
Contra: [Nombre 002]
Delito: Abuso sexual y otro
Persona ofendida: [Nombre 004].
Res: 2021-095
Exp: 11-003738-0345-PE
Tribunal de Apelación de Sentencia Penal de Cartago, sección Primera. A las diez horas treinta y ocho minutos del doce de febrero de dos mil veintiuno.
Recurso de apelación de sentencia penal interpuesto en la presente causa seguida contra [Nombre 002], [...], por el delito de Abuso sexual y otro, en perjuicio de [Nombre 004]. Intervienen en la decisión del recurso los jueces Christian Fernández Mora, David Fallas Redondo y la jueza Ivette Carranza Cambronero. Se apersonaron en apelación los licenciados Adrián Coto Pereira y Julián Martínez Madriz, ambos en representación del Ministerio Público; Andrés Pérez González, en calidad de defensor particular del imputado, y la señora [Nombre 004] en calidad de querellante y actora civil en este proceso.
Resultando:
1. Que mediante sentencia número 470-2020 de las ocho horas treinta minutos del dieciséis de setiembre de dos mil veinte, el Tribunal Penal de Cartago, resolvió: "POR TANTO : De conformidad con lo expuesto, artículos 36, 39 y 41 de la Constitución Política, 8.1 de la convención americana de derechos humanos, 1, 30, 45, 50, 162, 185 del Código Penal, 1, 7, 180 a 184, 265 a 267, 324, 355, 360 361, 363 a 365, 366 del Código Procesal Penal; 43 de la Ley de Penalización y Violencia contra la Mujer artículo 35 de la Ley Orgánica del Ministerio Público. Reglas Vigentes de responsabilidad civil del Código Penal de 1941, Decreto de honorarios número 36562-JP, del 18 de mayo del ario 2011, artículo 1045 del Código civil, artículo 6 del Código Procesal Civil. Este Tribunal penal por unanimidad de sus votos, en aplicación del principio universal IN DUBIO PRO REO, resuelve declarar a [Nombre 002] absuelto de toda pena y responsabilidad de CUATRO DE DELITOS DE ABUSO SEXUAL cometidos en perjuicio de [Nombre 004]. Ademas por haber sobrevenido el plazo de la prescripción penal se declara la extinción de la acción de DOS DELITOS DE INCUMPLIENTO A UNA MEDIDA DE PROTECCIÓN y UN DELITO DE INCUMPLIMIENTO DEL DEBER ALIMENTARIO DEBER ALIMENTARIO y en consecuencia se absuelve de toda pena y responsabilidad de los mismos al acusado [Nombre 002]. Se declara con lugar la actividad procesal defectuosa interpuesta por la defensa del acusado [Nombre 002]. Se declara sin lugar la acción civil resarcitoria interpuesta por la actora civil [Nombre 004], en contra del demandado civil [Nombre 002] . Se exime del pago de las costas a la parte querellante y actora civil por considerar esta camara de juzgadores la existencia de una razón plausible para litigar. Se ordena el cese inmediato de cualquier medida cautelar que hubiese recaído sobre el imputado [Nombre 002] en razón de estos hechos. Son los gastos del proceso a cargo del Estado y los concernientes a la representación de las partes, a cargo de las mismas. Una vez firme la sentencia emítanse los testimonios de estilo y comuníquese al Juzgado de Ejecución de la Pena y al Registro Judicial de antecedentes para los de sus cargos. Es todo. Para la lectura integral de señalan las dieciséis horas del día 23 DE SETIEMBRE DEL AÑO 2020. MAGALY ORUE RIVERA. SAYLIN BALLESTERO MORA. RAFAEL BOLANDI PIEDRA. JUEZAS Y JUEZ DE JUICIO." (sic)
2. Que contra el anterior pronunciamiento, el licenciado Adrián Coto Pereira y la señora [Nombre 004], interpusieron los recursos de apelación.
3. Que verificada la deliberación respectiva de conformidad con lo dispuesto por el artículo 466 del Código Procesal Penal, reformado por Ley 8837 publicada el nueve de diciembre de dos mil once (Creación de Recurso de Apelación de la Sentencia), el Tribunal se planteó las cuestiones formuladas en el recurso.
4. Que en los procedimientos se han observado las prescripciones legales pertinentes.
Redacta el Juez Fernández Mora, y;
Considerando:

I.- Por cumplir con los requisitos legales, se admiten para su estudio de fondo los recursos de apelación de sentencia incoados por Adrián Coto Pereira, en su condición de representante del Ministerio Público, pues fue presentado en tiempo, de conformidad con el plazo de ley y por un interviniente legitimado para ello. De igual forma, resulta admisible el recurso de apelación por adhesión que planteó la señora [Nombre 004] , en su condición de querellante y actora civil en este proceso, toda vez que se interpuso dentro del término del emplazamiento del recurso planteado por el Ministerio Público, tal como lo dispone el artículo 440 del Código Procesal Penal. Al indicar dicha norma que puede recurrir quien tenga derecho a ello, adhiriéndose “al recurso interpuesto por cualquiera de las partes ”, no permite hacer diferencia alguna sobre quien puede adherirse a un recurso, como la propuesta por la defensa durante la audiencia oral que celebró el pasado 20 de enero de 2021 ante esta misma integración colegiada, en donde aducía que sólo podía adherirse una parte a otra que tuviera los mismos intereses, sino que cualquiera de las partes que no haya recurrido oportunamente tiene la posibilidad de presentar un recurso en defensa de sus intereses procesales dentro del emplazamiento brindado para contestar el recurso. Debido a que la parte querellante y actora civil intervino activamente durante el debate como una parte debidamente admitida y hizo utilización de la adhesión dentro del término establecido en la ley, resulta procedente conocer el recurso incoado para su estudio de fondo.

II.- En la audiencia oral celebrada el pasado 20 de enero de 2021 ante esta Cámara, el abogado Andrés Pérez González, en su condición de defensor particular del imputado, solicitó que se declarara inadmisible el recurso incoado por la señora [Nombre 004] , porque en su criterio, el actor civil no puede adherirse al actor penal, por lo que el recurso en lo correspondiente a la acción civil debía ser rechazado. Considera que el recurso del Ministerio Público interpreta erróneamente los antecedentes de este proceso, en relación con las declaraciones de los hijos de doña [Nombre 004] , pues el Ministerio Público lo que quiso fue utilizar las entrevistas de la etapa preparatoria en el debate, pero el tribunal le denegó su uso. Considera que la sentencia absolutoria se encuentra apegada a derecho, por lo que solicitó que se declare sin lugar el recurso planteado y se confirme la sentencia dictada. Por su parte, la representante del Ministerio Público reiteró los argumentos planteados en el recurso planteado por escrito, solicitando que este se declare con lugar, dado que es evidente que hubo parcialidad del tribunal al no tomar en consideración los argumentos planteados por la representación fiscal en sus conclusiones, en relación con la génesis del conflicto y el cambio en las versiones de dos de los testigos de cargo. Por su parte, el abogado Freddy Coto Varela, en su condición de representante de la parte querellante y actora civil, también hizo alusión a los argumentos planteados en su recurso, coincidiendo con la representación fiscal en que el origen de este proceso se originó cuando el Juzgado de Violencia Doméstica de Cartago remitió la denuncia al Ministerio Público y no fue como lo indicaron los hijos de la ofendida de nombres [Nombre 033] y [Nombre 033]. Señaló que en sus conclusiones del debate hizo ver esas contradicciones, pero se hizo caso omiso en la sentencia. Coincidió también con el Ministerio Público en que hubo un trato desigual del tribunal con sus testigos, a quienes no se les permitía terminar las frases, mientras que a los testigos [Nombre 033] y [Nombre 033] sí. Considera que la acción civil no se rechazó en todos sus extremos, sino que se hizo porque el tribunal no tuvo por acreditada la comisión del delito, pero que los demás presupuestos sí se admitieron, razón por la que solicitó que se anule la sentencia y se ordene un juicio de reenvío ante el tribunal sentenciador. Finalmente, la señora [Nombre 004], en su condición de víctima solicitó a esta Cámara que se hiciera cumplir la ley porque este proceso le ha representado mucho dolor, ya que dos de sus hijos ahora viven con el imputado, quien es su padre y dependen económicamente de él, al punto de que ha logrado manipularlos para que cambien sus versiones. Señaló que se sintió agredida por los jueces durante el debate, pues se le cuestionó como si fuera una mentirosa cuando ella siempre ha hablado con la verdad.

III.- En el único motivo de impugnación, el representante del Ministerio Público alega la existencia de fundamentación ilegítima y preterición de prueba porque el tribunal le otorgó un valor probatorio a las versiones de los testigos “[Nombre 033] y [Nombre 033]”, dejando de lado un aspecto fundamental, como lo era cuál fue la génesis de la denuncia por la que inició el proceso por el delito de abuso sexual. Considera que el tribunal de juicio incurrió en una deficiente fundamentación intelectiva que la torna ilegítima. El primer defecto consiste en que el tribunal dejó de analizar cuál fue la génesis del proceso, pues no es cierto que la fiscalía presentó unos testigos de cargo y hubo dos testigos de descargo, cuando lo cierto es que todos los testigos fueron ofrecidos por el Ministerio Público, con la diferencia de que para el momento del debate los testigos “[Nombre 033] y [Nombre 033]” eran mayores de edad y se fueron a vivir con el imputado, quien para la fecha del debate los mantiene y trabajan para él. El tribunal debió analizar de una manera objetiva y no parcializada si lo dicho por los mencionados testigos era cierto, pues como lo hizo ver el recurrente en sus conclusiones del debate, desde que ambos testigos iniciaron su relato, se evidenció que se contraponía con la prueba que se encontraba en el expediente, lo cual el tribunal ni siquiera lo analizó o hizo referencia alguna. Ambos testigos relataron que esta denuncia por abuso sexual inició porque su madre y ofendida...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba